Las mujeres y las inversiones: una perspectiva nueva
Anterior

Las nuevas ideas sobre las aptitudes y conocimientos que las mujeres adoptan para administrar sus finanzas podría beneficiar a todos los inversores.

Se ha escrito mucho sobre las diferencias entre inversionistas hombres y mujeres, y los titulares a menudo insinúan que las mujeres son más inseguras que los hombres a la hora de invertir. Son más reacias a tomar riesgos, según dicen, y la mayoría preferiría que sus parejas u cónyuges hombres se encarguen de las inversiones de la familia. La realidad es que las mujeres son en promedio igual de hábiles en inversiones que los hombres, explica Kathleen Burns Kingsbury, una experta en psicología de patrimonio y autora de How to Give Financial Advice to Women. Simplemente tienen un enfoque algo diferente a la hora de invertir, dice.

Por supuesto no se puede encasillar a los inversores (o a cualquier otra persona) en base al género. Igual hay algunas características que las mujeres inversionistas parecen compartir y de las que todos los inversionistas podrían sacar provecho.

Juegue con sus puntos fuertes
La disciplina es una de esas particularidades femeninas, dice Katie McElroy, gerente de carteras de Administración de Activos de Regions. "Algo que aprendí de mis clientes es que en general son las mujeres las que arman la lista de pendientes por la mañana o elaboran el presupuesto para el mes", dice. Las mujeres también son más propensas a hacer contribuciones consistentes a sus planes de inversión a largo plazo, mientras que los hombres tienden a contribuir en cifras redondas, advierte McElroy. La constancia al ahorrar y la disciplina al invertir son clave para el rendimiento de la inversión a largo plazo, agrega.

Otra cualidad que contribuye al éxito de la inversión: "Las mujeres tienden a hacer muchas preguntas antes de invertir, y analizan a fondo sus decisiones de inversión", dice Kingsbury. "Y luego tienden a seguir hasta el final".

Esto significa que las mujeres son menos propensas a entrar y salir del mercado súbitamente, acumulando cargos por transacciones, o a entrar en pánico cuando hay una corrección, congelando las pérdidas. En otras palabras, muchas mujeres poseen las cualidades que propician el éxito de la inversión a largo plazo, dice Kingsbury.

Una perspectiva más amplia
"Aquí en Regions sabemos desde hace mucho tiempo que la manera y los motivos por los que las mujeres invierten en general son diferentes a los de los hombres", dice Kate Randall Danella, directora de Administración del Patrimonio de Regions. "Las mujeres tienden a considerar el patrimonio en el contexto de su familia y los objetivos que tienen para su familia", dice. "Ese es el principal impulsor de su enfoque al patrimonio y la administración del patrimonio". Con una visión a largo plazo y orientada a los objetivos, se puede armar una cartera sobre la base de estrategias sostenibles con las que se pueda afrontar los altibajos de las correcciones y contracciones del mercado a corto plazo, agrega Danella.

La diferencia entre estar al tanto de los riesgos y ser reacio a tomarlos
¿Y en cuanto al mito de que las mujeres son demasiado conservadoras al momento de invertir? Kingsbury dice que muchas mujeres pueden simplemente ser más conscientes de los riesgos que están tomando. Las investigaciones sugieren que las mujeres tienen una visión más amplia y usan un enfoque holístico al calcular los riesgos. "Ya sea para los negocios o para invertir, las mujeres tendrán en cuenta su situación familiar y sus objetivos personales, y pensarán en cómo tomar este riesgo específico en ese momento en particular afectará esos objetivos", dice Kingsbury.

Al hablar con parejas sobre los riesgos y recompensas de ciertas inversiones, McElroy ve que los hombres tienden a enfocarse más en las posibles ventajas mientras que las mujeres se preocupan más sobre los riesgos de las desventajas. En esa situación, la cuestión no es quién tienen la razón, dice. La clave es encontrar el equilibrio justo entre riesgo y recompensa para cubrir las necesidades de los dos.

Tomar el control
Con todas estas particularidades positivas, ¿por qué muchas mujeres todavía no se sienten seguras de sus capacidades de inversión? Kingsbury apunta a la tradición. "Por generaciones a las mujeres se les enseña que los hombres deben encargarse de las finanzas de la familia", dice. Como resultado, la industria de los servicios financieros se ha tardado en reconocer las diferencias en la manera en que las mujeres piensan sobre el dinero y las inversiones, dice Kingsbury. De hecho, una encuesta de Boston Consulting Group comprobó que el 55 % de los encuestados creían que los administradores de patrimonio podrían hacer un mejor trabajo de cubrir las necesidades de las clientas mujeres.

Pero también depende de las mujeres reclamar su lugar, dice Danella. "Mucha gente piensa que hay que saber todo sobre inversiones antes de empezar", dice Danella. "Eso no es verdad. La clave es comprender qué es lo que uno puede controlar y lo que no". Con ese fin, Regions redobla su compromiso de ofrecer los recursos e información que las mujeres necesitan para tomar decisiones financieras adecuadas para su vida. "Nuestra iniciativa HerVision HerLegacy es un esfuerzo integral dentro del departamento de Administración del Patrimonio Privado de Regions que esperamos que empodere a las mujeres a definir una visión financiera para que puedan controlar sus legados financieros", explica Danella.

"El hecho de que más de la mitad de nuestros asesores de patrimonio son mujeres envía una fuerte señal", dice Danella, "pero incluso sin eso, las mujeres deberían sentirse seguras sobre las virtudes que tienen a la hora de invertir. Nosotros simplemente queremos apoyar y amplificar eso".

En cada etapa de su vida hay pasos que puede dar para comenzar a ganar confianza y tomar el control de sus inversiones.

Empezar: entre los 20 y los 30, lo más importante es simplemente empezar. Si su empleador ofrece un plan de jubilación, averigüe las opciones de inversión y luego empiece a armar su cartera para comenzar a entender cómo funciona el mercado. El tiempo es su aliado, así que no se preocupe por lo que no sabe. Puede ir mejorando su cartera sobre la marcha.

En plena trayectoria profesional: las mujeres entre los 40 y los 50 años deberían participar activamente en las finanzas de la familia. Infórmese sobre cuáles son los niveles de activos de la familia, las selecciones de inversión y los objetivos de inversión, dice Danella. Empiece a reunirse con el asesor de patrimonio de la familia. Además, dado que las mujeres tienden a vivir más que los hombres, necesita asegurarse de que sus bienes le alcanzarán para toda la vida.

Jubilación en adelante: dada su mayor expectativa de vida, la mayoría de las mujeres eventualmente serán responsables del manejo de las finanzas de su propia familia. Por eso es importante establecer un entendimiento mutuo con su asesor de patrimonio ahora y pedir consejo a mujeres que tengan más experiencia en inversiones que usted.

"No hace falta ser experto en el mercado o acciones", dice Danella. "El plan justo y el asesor adecuado le darán la confianza y comodidad que necesita para tomar las mejores decisiones de inversión para sus objetivos".

Para ver más información sobre la iniciativa HerVision HerLegacy visite regions.com/hervisionherlegacy.

Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

Esta información es general y se proporciona únicamente con fines educativos. La información provista y las declaraciones hechas por los empleados de Regions no se debe interpretar como asesoramiento contable, financiero, de inversión, legal o impositivo. Regions lo alienta a consultar a un profesional para obtener asesoramiento en relación con su situación particular. La información provista y las declaraciones realizadas por individuos que no son empleados de Regions son los puntos de vista u opiniones de la persona que hizo la declaración y no necesariamente reflejan los puntos de vista, políticas y opiniones de Regions. Regions no se expresa sobre la precisión, totalidad, puntualidad, idoneidad o validez de toda la información presentada.