Opinión sobre economía
Anterior

Eso es todo, ¿no?

2022 de mayo

No, de hecho no. “Eso” fue el comienzo de la recesión que muchos consideraron inevitable. Tal como lo mencionamos el mes pasado, el PIB del 1.º trimestre del 2022 estaba destinado a ser deficiente, al menos de acuerdo con las convenciones contables sobre el PIB, con inventarios y exportaciones netas que se acumulaban para alcanzar una cifra de crecimiento del PIB real. En un entorno en donde los nervios ya estaban al límite, un titular deficiente sobre el informe del PIB del 1.º trimestre iba a, inadvertidamente, afectar directamente dichos temores. Ahora resulta que dicho titular incluso fue más deficiente de lo esperado: se reportó que el PIB real se redujo a una tasa anual del 1.4 por ciento. Aquellos ya predispuestos a hacerlo, tomaron el titular y corrieron junto a él, adelantándose a una recesión inevitable. El resto de nosotros, sin embargo, no nos preocupamos tanto por el informe sobre el PIB del 1.º trimestre, cuya única excepción era el 8.0 por ciento de aumento anual en el deflactor del PIB. En pocas palabras, la reducción real del PIB en el 1.º trimestre dijo más sobre la contabilidad del PIB que del estado subyacente de la economía.

Por ejemplo, en cifras anualizadas, los inventarios de negocios no relacionados con la industria agrícola ajustados según la inflación aumentaron $185.3 miles de millones en el 1.º trimestre. A pesar de que significaba un inventario mayor a lo que habíamos anticipado, en realidad tomó 0.75 puntos porcentuales del cambio trimestral del PIB real. De acuerdo con las convenciones contables en cuanto al PIB, el cambio en los inventarios de un trimestre al siguiente ingresa dentro del cálculo del nivel del PIB, pero es el cambio en el cambio de inventarios lo que importa a la hora de calcular la tasa de cambio en el PIB. En sí, como el aumento en los inventarios de negocios no relacionados con la agricultura que se dio en el 1.º trimestre fue inferior que el aumento anualizado de $212.8 miles de millones en el 4.º trimestre de 2021, los inventarios disminuyeron como una deducción del cambio trimestral en el PIB real en el 1.º trimestre.

El golpe comercial fue incluso más significativo, con un déficit comercial sustancialmente mayor que deducía 3.20 puntos porcentuales del cambio trimestral en el PIB real del 1.º trimestre. Los flujos en el comercio mundial sufrieron un gran impacto a causa de las limitaciones en la cadena de distribución y en la logística desde el comienzo de la pandemia, lo cual ha causado estragos en el cronograma de exportaciones e importaciones que se registraban. Peor aun, el déficit comercial más abarcativo refleja que la economía estadounidense se encuentra más adelante, en términos de expansión, que la de otros países.

A pesar de haberse combinado para combatir los 3.95 puntos porcentuales que se restaban del cambio trimestral en el PIB real del 1.º trimestre, ni la acumulación de inventario más pequeña ni el déficit comercial más amplio dicen nada relevante sobre el estado subyacente de la economía estadounidense. Para nosotros, la historia no se trata de que la acumulación de inventarios de la industria no relacionada con productos agrícolas resultó inferior en el 1.º trimestre de 2022 que la del 4.º trimestre de 2021, sino que, a pesar de los bloqueos constantes en la cadena de distribución y en la logística, hemos visto dos trimestres consecutivos de un crecimiento acelerado en los inventarios comerciales. En cuanto al déficit más abarcativo, un punto que pasa desapercibido notablemente es que sólo la mitad de las importaciones a EE. UU. se trata de o bien materias primas, productos intermedios o equipamiento de capital utilizado por firmas que se encuentran en EE. UU. para fabricar productos finales. De acuerdo con las convenciones contables sobre el PIB, sin embargo, estas importaciones se consideran como una deducción del PIB cuando en realidad son un complemento de la producción nacional.

Entre los datos relacionados con el PIB del 1.º que se pasaron por alto ampliamente, se encontraba que los gastos domésticos y comerciales combinados crecieron a una tasa anual del 3.7 por ciento luego del ajuste inflacionario. La inversión fija comercial real aumento a una tasa anual del 9.2 por ciento, impulsada aun más por desembolsos en equipos, maquinaria y productos de propiedad intelectual (investigación y desarrollo y programas informáticos). La inversión comercial debe seguir siendo un respaldo fundamental en pos de un PIB en aumento, fomentado por una inversión de sustitución, inversiones en automatización y tecnología y un gasto sólido y constante en productos de propiedad intelectual. Se debe tener en cuenta que, además de apoyar un crecimiento del PIB real y actual, la inversión comercial sienta las bases para un crecimiento más rápido a largo plazo al expandir la capacidad productiva de la economía.

Decir que el titular sobre el informe del PIB real del 1.º trimestre es engañosamente deficiente no es lo mismo que decir que todo está bien en la economía estadounidense. Según las mediciones del índice de precios al consumidor, la inflación alcanzó un 8.5 por ciento en marzo y es muy probable que los datos de abril reflejen otro mes de inflación superior al 8.0 por ciento. A pesar de que el mercado laboral se mantiene robusto, con 428,000 empleos no relacionados con la industria agrícola que se sumaron en abril, las limitaciones en cuanto a la oferta laboral siguen siendo un obstáculo para un crecimiento laboral más potente pero a su vez estimulan un rápido aumento salarial, parte del cual las firmas la traslada a los precios de mayor producción. En cuanto a las adquisiciones que no son mano de obra, las encuestas mensuales llevadas a cabo por el Institute for Supply Management sobre los sectores de servicios y producción muestran que la presión sobre el precio de las adquisiciones se mantiene intensa. Al mismo tiempo, la última ronda de cierres en China ha alterado las cadenas de suministro a nivel mundial, lo que podría significar que la inflación en los precios de bienes será mayor y más persistente que lo anticipado. Por último, las tasas de interés de las hipotecas más altas significan una amenaza para la construcción y ventas de viviendas unifamiliares, particularmente en combinación con el ritmo acelerado en que aumentó la valuación de precios inmobiliarios en los últimos trimestres.

Para luchar contra el escenario de inflación elevada y condiciones del mercado laboral notablemente duras, el FOMC aumentó la tasa de fondos de la Reserva Federal en cincuenta puntos base en su reunión de mayo y en la conferencia de prensa que dio después de la reunión, Powell, director de la Reserva Federal, mencionó que las alzas de similar envergadura se abordarán en las siguientes reuniones. Al mismo tiempo, el director Powell remarcó que las alzas de 75 puntos base “no son algo que el comité considere activamente”, lo que, aunque no se descartaron dichas medidas, sí eleva las expectativas en forma considerable. En vez de relajarse con estas medidas, los participantes comerciales parecen preocupados y temen que el FOMC no se esté moviendo lo suficientemente rápido para regresar a una postura más neutral en cuanto a las políticas.

Expectante, como una estrategia salvaje en la discusión sobre qué tan lejos irá el FOMC en el ciclo actual y qué tan rápido llegará, se encuentra el balance de la Reserva Federal. En la conclusión de su reunión de mayo, el FOMC anunción que el balance de la Reserva comenzará a disminuir en junio de 1, a una tasa de $47.5 miles de millones por los primeros tres meses y a una tasa mensual de $95.0 miles de millones a partir de entonces. A pesar de que el FOMC podría esperar que la disminución en el balance sea un poco más que “ruido de fondo”, es probable que la realidad sea menos benigna. Recortar el balance de la Reserva Federal podría ejercer una presión alcista en las tasas de interés y generar un mayor grado de volatilidad en mercados de ingresos fijos que ya presentan volatilidad. En la medida en que alguna de estas opciones, o bien las dos, demuestren ser ciertas, la economía no se mantendrá inmune a las repercusiones.

Fuentes: Oficina de Análisis Económico; Bureau of Labor Statistics; Institute for Supply Management

Siguiente

El contenido de cualquier porción de este boletín informativo es de uso exclusivamente personal y no se puede imprimir, vender ni redistribuir sin consentimiento por escrito de Regions Bank. Regions, el logo de Regions y otras marcas de Regions son marcas registradas de Regions Bank. Los nombres y las marcas de otras compañías, o sus servicios o productos, pueden ser marcas registradas de sus respectivos propietarios y se utilizan con el único fin de identificar a dichas compañías o sus servicios o productos, y no para indicar avales o patrocinios por parte de Regions o de sus servicios o productos. La información y el material contenidos en el presente se ofrecen exclusivamente con fines de información general. Regions no ofrece ninguna garantía ni declaración en relación con la precisión, integridad ni oportunidad de la información contenida en el boletín informativo, y no se hará responsable por ningún daño de ningún tipo que se produzca en relación con dicha información, ni por ninguna implicancia de orden legal, reglamentaria, financiera ni impositiva de las cuestiones mencionadas en el presente. Este material no tiene por objeto constituir asesoramiento de inversiones ni constituye una oferta de compra o venta de ningún activo ni otro instrumento financiero. Las opiniones vertidas en el presente se ofrecen de buena fe, están sujetas a cambio sin previo aviso, y son actuales únicamente a la fecha mencionada en la edición. Regions Wealth Management es un grupo comercial dentro de Regions Bank que ofrece servicios de inversión, administrativos y de fideicomiso a clientes de Regions Bank.

Ni Regions Bank ni Regions Institutional Services (colectivamente, “Regions”) son asesores municipales registrados y no proporcionan asesoramiento a entidades municipales o personas obligadas en relación con productos financieros municipales ni la emisión de valores municipales (lo que incluye estructuras, tiempo, términos o asuntos similares en relación con productos financieros municipales o emisiones de valores municipales) ni se involucran en la solicitud de entidades municipales o personas obligadas para tales servicios. Con respecto a esta presentación y toda otra información, material o comunicación provista por Regions (a) Regions no recomienda una medida a cualquier persona obligada por una entidad municipal, (b) Regions no actúa como asesor de ninguna entidad municipal o persona obligada y no debe cargos fiduciarios según la Sección 15B de la Ley de Intercambio de Valores de 1934 a ninguna entidad municipal o persona obligada con respecto a tal presentación, información, material o comunicación, (c) Regions actúa por su propio interés, y (d) debe discutir esta presentación y cualquier otra información, material o comunicación con todo asesor y experto interno o externo que considere apropiado antes de actuar sobre esta presentación o cualquier otra información.

Los empleados de Regions Asset Management pueden tener posiciones en valores o sus derivados que se mencionan en este informe o en sus cuentas personales. Además, las compañías afiliadas pueden tener posiciones en las compañías mencionadas dentro de sus carteras o estrategias. Las compañías que se mencionan son solo ejemplos que se incluyen únicamente con fines ilustrativos. La mención de dichas compañías no debe interpretarse como una recomendación de comprar, retener o vender posiciones en su cartera de inversiones.

Esta comunicación se brinda solo con fines educativos y de mercadeo general y no se debe interpretar como una recomendación o sugerencia sobre la conveniencia de adquirir, mantener o disponer de una inversión en particular; tampoco se debe interpretar como una sugerencia o indicación de que la inversión en particular o el curso de acción de la inversión descrita en la presente es adecuada para un inversor jubilado específico. Al brindar esta comunicación, Regions no se compromete a brindar asesoramiento imparcial sobre inversiones o en asesorar en su calidad de fiduciario.