¿Debería esperar para comprar una casa?
Anterior

Esto es lo que debe saber para tomar una decisión en el mercado actual.

Las tasas de interés han aumentado dramáticamente en tan solo unos meses y en un esfuerzo por apisonar la inflación, la Reserva Federal ha elevado las tasas de interés desde cero en marzo de 2022 hasta alrededor de un 4% este último noviembre. Como sabe cualquier persona que esté considerando comprar o refinanciar una casa, estos aumentos en las tasas de interés elevan mucho más el costo de sacar una hipoteca.

Cuando Karley Bond se reúne con posibles compradores de viviendas por estos días, a menudo se enfrenta a confusión y ansiedad. Bond, que es gerente de área de Regions Bank y prestamista hipotecaria en Jackson, Tennessee, entiende por qué las personas se encuentran tan perplejas con respecto a si es un buen momento para comprar una vivienda.

“Muchas personas, especialmente en la generación del milenio, nunca han experimentado las tasas en los rangos en los que se encuentran actualmente,” comenta. “Ha transcurrido un largo período de tasas que estaban por debajo de los promedios históricos, así que las personas están acostumbradas a las tasas bajas. Además, no hemos visto que las tasas aumenten con esta rapidez”.

Recuerde que no necesariamente tiene que establecer su presupuesto para la compra de una vivienda por su cuenta. Contáctese con un experto en hipotecas como Bond al iniciar el proceso. Esa persona podrá ayudarle a determinar exactamente lo que puede afrontar y potencialmente otorgarle una preaprobación para un determinado monto, lo cual puede ayudarle a perfeccionar su búsqueda.

Si está pensando en comprar una vivienda, esto es lo que debería saber.

Tasas que aumentan y precios que bajan

Aunque el rápido aumento en las tasas de interés está sacudiendo a muchos potenciales compradores de viviendas, no es el único factor que las personas deberían considerar. Para comenzar, resulta útil analizar la historia. A principios de la década de 1980, otro período de alta inflación, la Reserva Federal elevó las tasas de interés de un 14% en enero de 1980 a un histórico alto rango de 19% a 20% al final del año.

Así que aunque las tasas parezcan penosamente altas en este momento, no se encuentran ni cerca de los picos históricos. Lo que también es importante recordar es que si opta por comprar una vivienda y las tasas bajan, luego puede refinanciar para aprovechar esa disminución.

Las tasas de interés no deberían ser el único factor a considerar. A lo largo de los últimos años, los precios de las viviendas se han disparado, especialmente en determinadas ubicaciones geográficas. De hecho, el precio de venta medios para una vivienda existente en 2021 era de $346,900, un aumento de casi el 17% desde 2020.

Sin embargo, la larga trayectoria ascendente de precios de viviendas se ha revertido, y es posible que la caída pronto se acelere. Un estudio reciente del banco de la Reserva Federal de Dallas, que descubrió que los precios de las viviendas de EE. UU. se incrementaron alrededor de un 95% entre 2013 y principios de 2022, pronostica que los precios podrían caer hasta un 20% en un futuro cercano. En ciertos mercados del país, los precios no aumentaron tan drásticamente como el precio medio nacional. Esas áreas incluso podrían volverse más asequibles próximamente.

“Se ha convertido más en un mercado del comprador”, afirma Bond. “Estamos viendo vendedores dispuestos a reducir la tasa de interés, pagar los costos de cierre, salirse de sus precios y pagar las reparaciones. Las personas estaban pagando el precio de lista; sin embargo, actualmente los compradores pueden compensar una tasa de interés más alta con mejores precios y concesiones del vendedor.”

Los beneficios perdurables de ser propietario de una vivienda

La compra de una vivienda inevitablemente implica evaluar los pros y los contras, como las tasas de interés y los precios de las viviendas. Sin embargo, también es importante tener en cuenta que ser propietario de una vivienda puede ser un vehículo importante para la creación de patrimonio.

Cuando Bond se reúne con potenciales compradores de viviendas, a menudo se encuentra informándoles acerca de lo que realmente pueden afrontar económicamente, siempre teniendo en cuenta el mantenimiento y los costos inesperados, como el reemplazo de una unidad de aire acondicionado. Pero la conversación también implica reforzar la buena inversión a largo plazo que representa una vivienda.

“Cuando uno suma el alquiler que está pagando y lo compara con la capitalización que puede generar desde el día uno, esa cifra dice mucho”, comenta Bond. “Aún existe una gran brecha para educar a la generación más joven con respecto a crear patrimonio y cómo una vivienda puede ser una inversión en patrimonio generacional”.


Tres cosas para hacer

  1. Evalúe su presupuesto mensual y calcule cuánto podría pagar por una vivienda.
  2. Lea sobre refinanciar su hipoteca, para conocer los aspectos básicos si las tasas comienzan a caer.
  3. Busque un prestamista hipotecario en su área utilizando nuestra herramienta práctica.

Siguiente

Esta información es general y no pretende ofrecer asesoramiento legal, impositivo ni financiero. Aunque Regions considera que esta información es precisa, no puede garantizar que esté actualizada en todo momento. Las declaraciones u opiniones de personas a las que se hace referencia aquí pertenecen a dichas personas, no a Regions. Consulte con el profesional correspondiente respecto a su situación específica y visite irs.gov para conocer las normas tributarias actuales. Regions, el logotipo de Regions y la bicicleta de LifeGreen son marcas registradas de Regions Bank. El color de LifeGreen es una marca registrada de Regions Bank.