¿Cómo se cobran los impuestos a las ganancias de capital?
Anterior

Se siente muy bien porque sus inversiones le permitieron obtener un gran rendimiento. Pero, antes de comenzar a gastar lo que ganó, le explicamos cómo planificar para pagar los impuestos que quizá deba pagar por el dinero que obtuvo.

Antes de comenzar a gastar esa ganancia, planifique los impuestos que deberá pagar sobre ese dinero generado.

Cómo se gravan las ganancias de capital

Cada vez que vende un bien de capital, como acciones, bonos o un inmueble, por más dinero que el que pagó al comprarlo, tiene una ganancia de capital. La ganancia de capital es un ingreso, y la ley tributaria exige que informe estos ingresos al IRS y pague el impuesto correspondiente sobre la ganancia de capital.

La tasa impositiva a las ganancias de capital que pague puede ser más baja que la que paga sobre sus ingresos ordinarios. Tenga en cuenta que las normas son diferentes en el caso de ganancias de capital con cuentas con ventajas fiscales, como las cuentas de jubilación.

Ganancias de capital: corto plazo vs. largo plazo

Hay dos tipos de ganancias de capital: las de corto plazo y las de largo plazo. Las ganancias de capital de corto plazo son las ganancias que obtiene de activos que conserva durante un año o menos. Las ganancias de capital de largo plazo son las ganancias que obtiene de activos que tiene durante más de un año. Además, las propiedades y bienes que hereda se consideran siempre de largo plazo.

Las ganancias de capital de largo plazo tienen una carga tributaria más baja que las de corto plazo. Si desea reducir la carga tributaria de sus ganancias de capital, evalúe conservar los activos durante más de un año. Tenga en cuenta que hacerlo implica que su inversión podría perder dinero, lo que compensaría un posible ahorro en impuestos.

Si la propiedad vendida es su casa, es posible que pueda excluir parte de las ganancias si fue propietario y habitó la casa suficiente tiempo. Evalúe las consecuencias financieras de conservar sus bienes por más tiempo que el previsto originalmente, ya que algunos pueden perder valor. Esta depreciación puede compensar cualquier posible beneficio de impuesto más bajo a las ganancias de capital.

Aproveche las pérdidas

Las pérdidas de capital son lo opuesto a las ganancias de capital: pierde dinero al vender sus activos. Si sus  pérdidas de capital superan sus ganancias, es posible que sea elegible para una deducción de impuestos. Sin embargo, tenga en cuenta que las pérdidas personales no son deducibles. Las pérdidas en inversiones son deducibles, pero con un límite de cierto monto al año. Si una inversión le da pérdida y esa pérdida supera el límite, puede trasladarse al año siguiente.

Si está frente a una factura de impuestos a las ganancias de capital alta y tiene otros activos de inversión que perdieron valor y probablemente ya no lo recuperen, quizá sea buena idea vender esos activos a pérdida. Esto es porque la pérdida de capital neto (o la reducción en la ganancia de capital) podría bajar su factura de impuesto a las ganancias de capital. Si bien el IRS impone un límite al tamaño de la deducción, quizá pueda trasladar las pérdidas que superan ese límite a los años que siguen. Consulte a un especialista en impuestos y a un  asesor de patrimonio para analizar sus opciones.

La opción filantrópica

Las donaciones caritativas  de bienes de capital de largo plazo también pueden reducir la carga tributaria de sus ganancias de capital. Por ejemplo, donar acciones que se apreciaron a lo largo del tiempo en lugar de venderlas y donar el monto equivalente en dinero, puede reducir su carga impositiva. Donar los bienes apreciados implica que no ha logrado ninguna ganancia de capital y puede evitar el pago del impuesto a las ganancias de capital. Posiblemente también pueda acceder a una deducción de impuestos por una porción o todo el valor de la donación, según el tipo de bien y qué hace la obra de caridad con él.

Para aprovechar al máximo su inversión inteligente, analice desde una perspectiva amplia su cartera y obligaciones tributarias antes de decidirse a vender. Su profesional impositivo puede ayudarlo a comprender sus ganancias y a tomar la decisión correcta. Mire estos consejos para reducir la carga de impuestos sobre ganancias de capital y visite el Centro impositivo de Regions para obtener más información.

Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

*Inversiones, anualidades y productos de seguros

  • No están asegurados por FDIC
  • No están garantizados por un banco
  • Pueden perder valor
  • No son depósitos
  • No están asegurados por ninguna agencia del gobierno federal
  • No están condicionados por actividades bancarias

Esta información es general y no pretende ofrecer asesoramiento legal, impositivo ni financiero. Aunque Regions considera que esta información es precisa, no puede garantizar que esté actualizada en todo momento. Las declaraciones u opiniones de personas a las que se hace referencia aquí pertenecen a dichas personas, no a Regions. Consulte con el profesional correspondiente respecto a su situación específica y visite irs.gov para conocer las normas tributarias actuales. Regions, el logotipo de Regions y la bicicleta de LifeGreen son marcas registradas de Regions Bank. El color de LifeGreen es una marca registrada de Regions Bank.

2018 TaxSlayer LLC y Regions Bank. Regions Bank se complace en darles a sus clientes la posibilidad de acceder a los servicios de TaxSlayer. Regions Bank no brinda el producto o servicio, y no brinda ninguna declaración o garantía respecto del uso de TaxSlayer. Visita taxslayer.com para conocer detalles y limitaciones del máximo reembolso garantizado de TaxSlayer. TaxSlayer y otras marcas relacionadas son marcas registradas de TaxSlayer, LLC y no deben utilizarse ni reproducirse sin consentimiento previo.