.
.

Hacer más en Augusta

Organización sin fines de lucro ofrece educación y asistencia y ayuda a transformar a víctimas de violencia doméstica en sobrevivientes.

La tarea de James Moss es proteger y servir. Desafortunadamente, no siempre es fácil determinar quién necesita protección.

En especial después de incidentes de violencia doméstica.

Ese es el motivo por el cual James, sargento segundo, y otros oficiales de la oficina del Sheriff del Condado de Columbia, distribuyen pequeños brazaletes en posibles casos de violencia doméstica cuando están de guardia.

"Simplemente dicen, ¿es abuso?" Entonces, aun cuando nuestra víctima en ese momento no tenga el coraje de llamar o de dirigirse a un refugio, puede ser que varias horas o días después vea el brazalete y piense: "Puedo pedir ayuda en algún lugar", dice James.

Solo un sobreviviente sabe del dolor.

Su nombre no es importante, pero sí lo es su historia. Ella fue víctima de abuso durante cinco años, lo que la llevó a llamar a la policía, ir al hospital, sufrir lesiones y someterse a intervenciones. "El colmo fue que amenazara con llevarse a mi hija", dijo. "Y ese fue mi punto de quiebre".

Para el personal de policía, como James, y para víctimas en Augusta, Georgia, y sus alrededores, hay un refugio en caso de tormenta llamado SafeHomes.

“Somos el único refugio para víctimas de violencia doméstica en un área de 10 condados. Brindamos refugio de emergencia las 24 horas del día y también contamos con una línea directa para casos de crisis”, dice Aimee Hall, el director ejecutivo de SafeHomes de Augusta. "Ofrecemos clases sobre conocimientos prácticos, grupos de apoyo, grupos para padres, asistencia financiera, transporte, cuidado de niños, programa residencial posterior al tratamiento y asesoramiento legal. Nuestra misión es transformar a las víctimas de violencia doméstica en sobrevivientes".

SafeHomes ha hecho milagros en pequeños barrios.

El año pasado, el refugio Safe Homes de 16 camas dio albergue a 202 mujeres y niños desesperados por un espacio seguro y asistió a 2,000 víctimas de violencia doméstica. Sin embargo, el predio de 2,100 pies cuadrados era sumamente inadecuado para satisfacer las necesidades actuales de protección y asistencia . Debido al aumento de la violencia doméstica y adolescente, debimos buscar albergues alternativos para 369 víctimas que requerían albergue de emergencia en 2013 por la falta de espacio adecuado.   

Hoy, SafeHomes está creciendo para cubrir esas necesidades. Abrimos un nuevo establecimiento con 36 camas, gracias al trabajo en equipo con un banco local y una compañía de preparación de impuestos.

“SafeHomes necesitó expandirse durante ocho años”, dijo JoAnn Herbert, presidente de la junta directiva de SafeHomes. “Hemos hecho cientos de cosas pero nunca dimos el paso para construir un nuevo edificio. Entonces nos dirigimos a Regions y obtuvimos un préstamo para la construcción que se adaptaba a nuestras necesidades perfectamente, y que coincidía con nuestra campaña de recaudación de fondos”.

La firma local TaxSlayer también jugó un rol importante en el crecimiento de SafeHomes.

“Cuando Aimee y JoAnn se acercaron y dijeron: "Esta es nuestra visión, este es nuestro sueño de un refugio", nosotros lo entendimos’”, dijo Ashleigh Wilder, el director de recursos humanos y socio de TaxSlayer. “Estuvimos con ellos desde el día uno, los ayudamos a elegir el lugar donde hoy se encuentra el refugio y en todo el camino del diseño”.

Russ Morgan es el presidente de Mercado de Regions en el este de Georgia. Bill Linginfelter es el presidente de Regions en la zona de Georgia y Carolina del Sur. Ambos deseaban ver que la capacidad de SafeHomes creciera.

“Ver este nuevo e increíble establecimiento donde tendrán 36 camas y 14,500 pies cuadrados disponibles realmente me hace sentir bien, al igual que saber que estamos ayudando a una organización que colabora con nuestra comunidad”, dijo Russ.

Bill agregó: “Es un bello lugar y está muy bien hecho. Está destinado a proteger a personas con extremas necesidades. Sencillamente es fantástico ser parte de esto”.

SafeHomes fue creado en 1979 por un grupo de mujeres que buscaban una forma de ayudar a víctimas de violencia doméstica. El primer refugio se construyó en 1983.

Hoy, SafeHomes es mucho más que un refugio, ayuda a cambiar la vida de más de 1,000 mujeres y niños por año, el 93 por ciento proveniente de familias de ingresos bajos y moderados. Hay un espacio para sesiones de asesoramiento privado, que el edificio anterior no tenía, y una sala para que los asociados de Regions puedan dictar seminarios de educación financiera a sus clientes mujeres del programa para ayudarlas en su transición hacia una vida independiente.

“Es muy importante que estas mujeres cuenten con un lugar en el que se puedan sentir como en casa” comentó Aimee. “Pero más importante que eso es lo que va a ocurrir en el interior de esas paredes, que realmente va a marcar una diferencia en la vida de estas mujeres”.

Mire el video Hacer más en Augusta