.
.

Por qué SaaS es más peligroso de lo que parece

imagen de una nube rodeada de notas con las palabras Saas, PaaS y IaaS escritas en ellas

La promesa de SaaS es genial. Sin embargo, no se presta demasiada atención a los riesgos reales.

La promesa de una nube puede ser muy seductora. ¿A quién no le gusta la idea de tener menos gastos de capital, menos personal de TI (bueno, quizás no gente de TI), acceso ubicuo y tiempo de funcionamiento eterno?

La mayoría de los jugadores principales se han concentrado en los juegos de infraestructura, mientras que la mayoría de las soluciones de software nuevas, interesantes y potencialmente perturbadoras vienen de los jugadores jóvenes que se mueven en toda esa nueva infraestructura disponible.

Pero esos nuevos participantes presentan tres riesgos graves para los negocios que desean pasarse a la nube. Cada director ejecutivo necesita detectar y evaluar dichos riesgos. Antes de apostar todo su negocio y comenzar a trasladar sus servicios y ofertas más importantes a la nube, hágase las preguntas que aparecen a continuación. En muchos casos, el demonio que conoce y con el que ha trabajado por años (a pesar de sus imperfecciones) puede seguir siendo una mejor alternativa que apostar por una compañía que aún está organizándose.

¿Quiénes son estas personas? ¿Sus intereses están alineados con los míos?

Cuando intenta comenzar un nuevo negocio por primera vez, hay una tremenda presión sobre la gestión para continuar incrementando las ganancias. Realizar la venta y pasar a lo siguiente. Pero para los clientes, la hora de la verdad llega en el momento de la implementación. Allí es cuando las personas de las ventas SaaS parecen estar muy lejos. Y, debido a que las instalaciones, la capacitación, las configuraciones y el proceso entero de personalización para usuarios particulares no generan nuevas ganancias, el gerente senior y el personal principal de ventas en muchas de estas compañías emergentes SaaS tienen poco o ningún interés en el proceso de migración. Ellos están concentrados únicamente en el nivel superior y se los recompensa de acuerdo a eso.

Aún si desea darles a estas compañías el beneficio de la duda, así tampoco mejora la vida de los clientes. El modus operandi básico de SaaS es vender la mercadería y luego dejar el resto del trabajo a los consultores externos o a los clientes. Incluso en las mejores circunstancias, puede terminar fácilmente obteniendo una solución parcial y muchos dolores de cabeza.

¿Qué obtengo y qué creo que obtengo?

Las soluciones SaaS no solo se ofrecen a medias en algunas ocasiones: también frecuentemente funcionan a medias. Los empresarios muchas veces abarcan demasiado y prometen más de lo que pueden entregar. A veces, especialmente en el caso de los programas de software de primera generación, la camada inicial de compradores se pasan de forma involuntaria a las últimas versiones beta. Eso no genera satisfacción alguna. En este contexto, quiero decir que los cambios y actualizaciones del software SaaS no son lanzados al mercado: se les escapan a los ingenieros.

Los principiantes toman la jerga de las compañías emergentes eficientes y la utilizan como excusa para lanzar todo tipo de productos aún no finalizados por completo. Por "eficiente" no se refieren a los productos mínimamente viables de diseño simple que ofrecen. Se refieren a que planean aprender qué funciona y qué no al apoyarse en los usuarios y hacer que ellos experimenten todos los errores.

Los empresarios jóvenes raras veces comprenden la diferencia entre un programa de software y un producto de software. Desarrollar un producto de software estable y potente que utilicen miles de clientes en una amplia variedad de formas y contextos requiere como mínimo diez veces más de tiempo y mucho más esfuerzo que crear una solución o programa básico de software para un usuario particular. Aquí es donde aparece todo el trabajo desagradable, altamente detallado y lento que se denomina implementación, configuración y personalización, que por lo general pocas veces asciende.

¿Vale la pena tomar riesgos por los ahorros, la flexibilidad y la nueva funcionalidad?

Los conductores de autos eléctricos sufren de ansiedad respecto del "alcance". Se preocupan por saber si la carga actual durará lo suficiente como para llegar a casa o a la próxima estación de carga. Los usuarios atentos y pensantes de SaaS deben sufrir constantemente de ansiedad por el "cambio" por dos motivos.

En primer lugar, como cliente de SaaS, solo puede tener un control efectivo sobre su parte del paquete total. Esto crea la seria probabilidad de que surjan algunas sorpresas desagradables cada vez que el sistema operativo principal de la nube cambie, se actualice o se revise, ya sea que se le avise previamente o no, y pocas veces con pruebas que confirmen el funcionamiento de las nuevas versiones con su instalación. Piense en la instalación total como dividida en dos partes, la suya y la de ellos. Cada vez que esas dos partes pierden la sincronía, está en grandes problemas.

Finalmente, los vendedores están preocupados por mejorar su paquete principal de ofertas y usted reza para que cualesquiera sean los cambios no afecten o interrumpan sus operaciones.

Esto sigue empeorando. Ninguna compañía emergente pequeña cuenta con el respaldo económico para construir y poner en funcionamiento un ambiente de desarrollo completamente separado mientras lleva a cabo sus sistemas de producción. Ellos efectúan los cambios en el ambiente de producción y lo evalúan a usted y a su compañía en tiempo real. Este es el riesgo fundamental de una solución en nube. Un mismo tamaño y una misma versión jamás funcionarán para cualquier cantidad de clientes y, sinceramente, la actitud en el mundo SaaS no es hacer que el sistema funcione para los clientes. Una vez que dichos negocios tienen las bases instaladas y funcionando, su actitud es que es usted quien tiene que decidir si el sistema funciona para su caso. Si no lo hace, le sugieren respetuosamente que cambie sus procesos comerciales hasta que finalmente comience a funcionar.

¿Y qué sucede con su gente?

Y recuerde una última cosa: también debe analizar y considerar las agendas y las motivaciones de las personas dentro de su compañía. En todos los casos que vi o sufrí, hay personas sinceras y con buenas intenciones en ambas partes de la decisión. Luego normalmente hay otro grupo de personas que temen tomar cualquier decisión por las que se los pueda culpar, están aterrorizados de hacer que el barco se hunda, se comprometen con decisiones anteriores que respaldaron antes, protegen sus propios trabajos o feudos o simplemente son muy perezosos como para realizar bien una de esas migraciones. Es muy difícil saber exactamente cuál es el caso. La información (así como también las preguntas difíciles y los extremos filosos) tiene formas de suavizarse a medida que se acerca a su escritorio. Asegúrese de conocer todas las realidades antes de tomar una decisión.

Artículo proporcionado por Inc.com© Inc.

Herramientas y recursos
ícono de calculadora
Artículos destacados
Ícono de artículos relacionados

"Ha sido claro desde el comienzo que Regions es un verdadero socio". -Cathy Will Spraetz, presidente y directora ejecutiva

Esta información es general, se proporciona solo con propósitos educativos, y no debería ser interpretada ni se debería confiar en ella como asesoramiento contable, de inversiones, legal o de impuestos, o planeamiento financiero. Regions no respalda o garantiza esta información, y lo alienta a consultar con un profesional para recibir asesoramiento aplicable a su situación específica.