.
.

Comenzar desde abajo: una mejor forma de presupuestar

descripción de la imagen

Si es como la mayoría de los propietarios de negocios, hacer presupuestos puede ser la actividad que menos le guste.

Es difícil. No puede predecir el futuro. Quizás solo pueda actualizar los valores del último año.

"Mal, mal y mal", dicen los expertos.

"Demasiados propietarios de negocios creen que no tienen tiempo para elaborar presupuestos", dice el consultor Steve Wilkinghoff, presidente de FoundMoneyCFO.com en Calgary, Canadá. "Realmente ponen sus cabezas en la arena. Un presupuesto es simplemente lo que piensa que va a hacer el próximo año y los resultados financieros producto de ello".

El error más común que comenten los dueños de negocios, dice Wilkinghoff, "es hacer un presupuesto matemático. Ellos se fijan en el último año y creen que pueden aumentar esto y recortar aquello. En papel, muestra mucho dinero. Pero no muestran el desempeño real. Si no alcanzan sus objetivos, creen que es como debe ser y lo tratan como un documento sin valor. No ven lo que pueden hacer para volver a encaminarse".

La mayoría de los expertos le aconsejan preparar un presupuesto desde cero. Wilkinghoff los llama hacer un presupuesto ascendente. "Un negocio existe para servir a su dueño", dice. "Comienza con los resultados deseados. ¿Qué desea para usted y su familia? Luego ve lo que eso representa al final: cuántos clientes necesita y con qué frecuencia deberán comprarle, el promedio de ingresos que necesita y la ganancia bruta promedio. Eso hará un presupuesto granular".

Un enfoque integral también puede mostrarle un mensaje que no le guste: su negocio, tal y como está, puede no soportarlo.

"Un presupuesto hace dos cosas", dice Ellen Rohr, fundadora de Bare Bones Biz, una consultora en Rogersville, Missouri. "Ayuda a establecer sus objetivos, y esa es razón suficiente para hacerlo. Pero también ayuda a elaborar una estrategia de precio de venta justificable. Muchos dueños de negocios no están cobrando lo suficiente para recibir un buen pago. ¿Cuál es el sentido de eso?"

Para los que recién comienzan, Rohr aconseja sumar sus costos operativos y dividir ese número por la forma en la que mide las ventas (productos, horas, días), dependiendo de su negocio. Eso le dirá lo que necesita incorporar para que los productos, horas o días permanezcan estables. Luego necesita inflar ese número por el valor deseado de ganancias.

"Podrá hallar que la única forma de alcanzar ese objetivo es aumentar sus precios, quizás significativamente", dice Rohr. "Algunas personas no lo notarán. Sin embargo, también puede elevar su estándar y hacer que valga la pena pagar el aumento. Esa es la clave para el éxito a largo plazo".

Hágase conocido como el mejor de la ciudad, no el más caro, aconseja. Los testimonios de buenos clientes atraerán más buenos clientes.

"Sea proactivo", dice Rohr. "Revise su presupuesto semanalmente, aún puede causar un impacto positivo en el mes actual. Si no está, haga más llamadas de ventas, cambie de proveedores o realice alguna otra acción. Su objetivo no es permanecer sentado donde está, es llevar a la compañía a donde quiere que vaya".

Herramientas y recursos
ícono de calculadora
Artículos destacados
Ícono de artículos relacionados
Esta información es general, se proporciona solo con propósitos educativos, y no debería ser interpretada ni se debería confiar en ella como asesoramiento contable, de inversiones, legal o de impuestos, o planeamiento financiero. Regions no respalda o garantiza esta información, y lo alienta a consultar con un profesional para recibir asesoramiento aplicable a su situación específica.