Cómo vencer los desafíos financieros comunes que las mujeres afrontan
Anterior

Las mujeres se enfrentan a una serie de desafíos financieros singulares a lo largo de sus vidas. Le explicamos lo que puede hacer para evitarlos mientras trabaja para lograr la estabilidad financiera a largo plazo.

Las consideraciones financieras adicionales a las que se enfrentan las mujeres en sus vidas pueden dificultar el camino hacia el éxito financiero. Y cuando se tienen en cuenta factores como la brecha salarial entre hombres y mujeres, estos desafíos pueden afectar fácilmente a su estabilidad financiera a largo plazo. Además, con una esperanza de vida más larga que la de los hombres, muchas mujeres necesitarán que sus ahorros rindan más. Todos estos factores combinados significan que los riesgos financieros son mayores para las mujeres.

Veamos cuáles son los cinco desafíos financieros comunes a los que se enfrentan las mujeres y cómo superarlos.

El impacto de la brecha salarial en los ahorros para la jubilación

Las mujeres se enfrentan a una brecha salarial respecto a los hombres que puede complicar la planificación de la jubilación si no se planifica de manera adecuada. Según Pew Research, las mujeres ganaban el 84% de lo que ganaban los hombres en 2020. Como se muestra en el ejemplo anterior, incluso las diferencias aparentemente pequeñas pueden tener a la larga un impacto increíblemente significativo en los ahorros para la jubilación de una persona.

Qué hacer: a la hora de ahorrar para la jubilación, la clave es una planificación adecuada. Comenzar a tiempo y elaborar un plan puede ayudarle a mitigar estos desafíos y garantizar el éxito en el futuro.

Recursos adicionales: en el episodio 14 del podcast sobre patrimonio de Regions, analizamos el impacto a largo plazo de la brecha salarial en los ahorros para la jubilación y lo que las mujeres pueden hacer para prepararse.

Postergación de los ahorros para la jubilación

Cuando se trata de ahorrar para la jubilación, cuanto antes se empiece a ahorrar, mejor. No obstante, los datos muestran que muchas mujeres postergan sus ahorros para la jubilación.Una encuesta realizada en 2020 por Transamerica reveló que solo el 68% de las mujeres trabajadoras prevén un ahorro para la jubilación, en comparación con el 82% de los hombres. Aunque hay una serie de posibles razones para ello, desde la brecha salarial entre hombres y mujeres que se traduce en menos ingresos disponibles hasta el impacto financiero de la licencia por maternidad u otros tipos de interrupciones de la carrera profesional por motivos familiares, el impacto a largo plazo puede ser significativo.

Con la calculadora 401(k) de Regions.com, podemos calcular que una mujer que aporta el 10% de su salario anual de $75,000 durante 20 años (ajustado a la inflación) podría jubilarse a los 65 años con $586,000 de ahorros. Sin embargo, si empezara solo cinco años antes, sus ahorros para la jubilación superarían los $850,000.

Qué hacer: comience a aportar con regularidad a una cuenta de jubilación personal o patrocinada por el empleador, sobre todo si puede aprovechar los beneficios del empleador para aumentar sus aportes. Controle sus ahorros y trabaje para aumentar sus aportes a lo largo de su carrera. Una estrategia para aumentar sus ahorros es incrementar su tasa de contribución cada año, por ejemplo en un uno por ciento de los ingresos anuales.

Inversiones demasiado prudentes

Si bien hay estudios que demuestran que las mujeres obtienen mejores resultados de inversión a largo plazo que los hombres porque no son tan reactivas, ser demasiado prudente en una cartera de inversiones también puede ser un obstáculo para el crecimiento. Una encuesta de S&P Global reveló que solo el 26% de las mujeres estadounidenses tienen dinero invertido en acciones, y la mayoría prefiere el efectivo o equivalentes de efectivo como bonos, certificados de depósito y cuentas Money Market. Si bien estos instrumentos de inversión se consideran menos arriesgados, históricamente han arrojado menores rendimientos que las acciones.

Qué hacer: como las mujeres ahorran para una jubilación más extensa, asumir los niveles de riesgo apropiados en una cartera de inversiones desde que comienzan a ahorrar para su jubilación puede generar mayores ahorros a largo plazo. Considere trabajar con un asesor de patrimonio para que evalúe su tolerancia de riesgo y cree una cartera en base a sus metas y objetivos.

Falta de ahorro para la atención médica durante la jubilación

El costo de la atención médica es cada vez mayor y, en el caso de las mujeres, los costos suelen ser más elevados. Por ejemplo, los datos de la Medical Expenditure Panel Survey (MEPS) de 2018 de la Agency for Healthcare Research and Quality muestran que las mujeres suelen gastar más que los hombres a la hora de tratar las mismas enfermedades. Además, dado que es probable que las mujeres vivan más tiempo que los hombres, es posible que necesiten más atención a largo plazo durante la vida.

Qué hacer: las mujeres deberían considerar establecer ahorros independientes para costos futuros relacionados con la salud y los cuidados a largo plazo, si aún no lo hicieron. Una cuenta de ahorros para la salud (HSA) permite a los inversores reservar dólares sin impuestos para los gastos de la salud, pero esta cuenta se debe combinar con un plan de seguro de salud con un deducible alto. El seguro de salud a largo plazo también puede ayudar a las mujeres a protegerse ante riesgos financieros que requieran cuidados más extensos en el futuro.

Recursos adicionales: en el episodio 34 del podcast sobre patrimonio de Regions el asesor en administración de patrimonio privado Mike Fleischhauer comparte estrategias para planificar la atención médica en la jubilación.

Tener demasiadas deudas de tarjetas de crédito

Ya sea como resultado de la situación económica o de otras desigualdades de género endémicas en las finanzas, tener demasiadas deudas puede tener un gran impacto en su salud financiera a largo plazo. Según una investigación de 2018 sobre datos de la Reserva Federal, las mujeres solteras, en promedio, registran un puntaje de crédito 18 puntos más bajo que los hombres solteros con datos demográficos similares. Asimismo, es probable que las mujeres tengan una mayor deuda total pendiente en las tarjetas de crédito. Independientemente de la causa, tener una deuda de tarjeta de crédito es uno de los tipos de deuda más costosos que puede tener.

Qué hacer: aborde el uso del crédito con cuidado. Procure gastar únicamente lo que puede pagar cada mes con sus tarjetas de crédito para evitar el cobro de intereses. Busque las tarjetas de crédito con los tipos de interés más bajos. Si tiene varios saldos, la consolidación de la deuda puede ayudarle a administrar y reducir la deuda de la tarjeta de crédito con intereses altos.

En Regions, nuestro objetivo es proporcionar a las mujeres las herramientas y los instrumentos que necesitan para hacer frente a las situaciones financieras particulares. ¿Está planificando el futuro? Conozca más sobre cómo nuestro equipo puede ayudarle a alcanzar sus objetivos.

Siguiente

Esta información es general en naturaleza y se brinda solo para fines informativos. Regions no hace declaración alguna en cuanto a la exactitud, integridad, puntualidad, idoneidad o validez de ninguna información presentada. No se debería confiar en o interpretar la información provista y los estados de cuenta realizados por los empleados de Regions como asesoramiento contable, de inversiones, legal o de impuestos, o planeamiento financiero. Regions le recomienda consultar con un profesional para recibir asesoramiento aplicable a su situación específica.