8 formas sencillas de ser un jefe extraordinario
Anterior

El liderazgo de alta calidad implica realizar tanto las cosas pequeñas como grandes necesarias para que sus empleados progresen. Aquí le mostramos por dónde comenzar.

Hace algunos años, entrevisté a muchos directores ejecutivos altamente exitosos. En la publicación "Las 8 creencias principales de los jefes extraordinarios" ("The 8 Core Beliefs of Extraordinary Bosses"), proporcioné un resumen de lo que aprendí. Pero en dicha publicación estaba faltando algo importante: el plan de implementación.

Teniendo eso en mente, aquí es donde usted comienza:

1. Fomente la diversidad de puntos de vista.

Los jefes promedio crean equipos en donde todas las personas piensan de la misma forma. Los jefes extraordinarios buscan recurrir a una multitud de puntos de vista y opiniones, y de esa forma comprenden mejor qué está sucediendo en el mercado y qué puede hacerse para aprovechar las condiciones del mercado. No establecen límites artificiales, sino que realizan contrataciones y ascensos de una forma que evita la uniformidad de pensamiento.

2. Mate y coma sus "vacas lecheras".

Los jefes promedio se aferran a los productos y procesos que los llevaron al éxito. Los jefes extraordinarios saben que la mayoría de los productos y servicios tiene un tiempo de vida relativamente corto antes de ser reemplazados por algo más. Son conscientes de que la "próxima generación" probablemente utilice una tecnología totalmente diferente, así como también venderá y comercializará de forma completamente diferente. Entonces hay algo más que el deseo de sacrificar y reemplazar a los productos y servicios actuales, especialmente cuando dichos productos y servicios se están vendiendo realmente bien.

3. Hable desde el corazón.

Los jefes promedio intentan ser profesionales y distantes, escondiendo sus emociones detrás de las palabras técnicas y elusivas. Por el contrario, los jefes extraordinarios hablan honestamente acerca de sus objetivos y deseos, admiten sus propias vulnerabilidades y solicitan la ayuda y comprensión de sus empleados. Cuando sus equipos ganan, ellos expresan gratitud. Cuando sus equipos pierden, ellos se compadecen en lugar de criticar. Luego analizan cómo mejorar en la próxima ocasión.

4. Cree un clima de confianza.

El éxito comercial implica alcanzar un sueño compartido, aun cuando ese sueño parece imposible de alcanzar. Sin embargo, es imposible que las personas crean en lo imposible cuando no pueden creer en los líderes que se lo están solicitando. Las personas saben instintivamente cuándo un jefe está mintiendo y luego se sienten autorizados a decir mentiras como respuesta. Por el contrario, construir una cultura en donde se diga la verdad da lugar a que la inspiración complemente la imaginación.

5. Aliente el trato fraterno.

Los jefes promedio disfrutan ciertas ventajas, como los comedores para ejecutivos que separan a los jefes de las masas. Los jefes extraordinarios prefieren beneficios como la sala de juegos y comidas gratuitas que promueven la interacción social, tanto entre los grupos como también entre los gerentes y empleados. El objetivo es facilitar la construcción de amistades entre los empleados para que todos comprendan que "aquellas personas no están aquí para sacarme porque estamos todos juntos en esta tarea".

6. Involucre más a la familia.

Los jefes promedio ven a las familias como distracciones para realizar el trabajo. Los jefes extraordinarios, sin embargo, saben que numerosas investigaciones demuestran que la productividad se mejora notablemente con la presencia de una guardería en el lugar, y que trabajar desde el hogar vuelve a los padres más productivos. Por lo tanto, los jefes extraordinarios ayudan a sus empleados a estar menos distraídos y ser más productivos al buscar formas de ayudarlos a conectarse con sus familias de una mejor manera-

7. Apoye y financie el voluntariado práctico.

Los jefes promedio ven a la caridad corporativa como una colecta forzosa de fondos. Los jefes extraordinarios fomentan actividades grupales, como la venta de pastelería, conciertos a beneficio y programas de asistencia escolar, que generan la interacción social y, de esa forma, construyen un sentido de comunidad más fuerte tanto dentro de la compañía como en toda la comunidad.

8. Reduzca la burocracia al dispersar el poder.

Los jefes promedio acumulan el poder de la toma de decisiones en los cargos más importantes, lo que inevitablemente crea burocracia. Los jefes extraordinarios saben que la burocracia y la toma de decisiones centralizada crea fricción y gastos generales, lo que al final detiene el crecimiento. Los jefes extraordinarios tienden a dispersar el poder hacia abajo para crear organizaciones más adaptables y planas.

Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

Artículo proporcionado por Inc

© 2015 Inc

La información, la visión, las opiniones y las posiciones expresadas por el autor/autores y/o incorporadas en el artículo corresponden al autor o al individuo que hizo el comentario y no reflejan necesariamente las políticas, las visiones, las opiniones y la posición de Regions. Regions no garantiza la precisión, integridad, oportunidad, adecuación o validez de la información vertida.

La naturaleza de esta información es general y se brinda solo con fines educativos. La información provista y las declaraciones hechas por los empleados de Regions no deben ser consideradas o interpretadas como consejos contables, financieros, de inversiones, legales o impositivos. Regios recomienda que consulte a un profesional para obtener asesoramiento con respecto a su situación en particular.