Aproveche al máximo a sus ejecutivos
Anterior

Los empresarios de segunda categoría necesitan delegar, establecer estructuras de comunicaciones y aprovechar la experiencia de otras personas.

Construir un equipo administrativo es solo una parte de la batalla. Ahora que cuenta con esos profesionales talentosos, es necesario que aproveche al máximo sus conocimientos. Dos temas de importancia entran en juego: el flujo de información y la delegación.

La información es poder.

Las personas hablan sobre la comunicación como su problema más grande, pero a menudo ese no es el verdadero problema. La información lo es. Un flujo estable de información relevante lleva al conocimiento y al aprendizaje sobre la organización, lo que a cambio le da poder a su compañía.

Un error que estos empresarios cometen a menudo es no establecer metas para sus ejecutivos. Las metas que establezca deben ser flexibles, pero realistas y mensurables. Por ejemplo, superar los $10 millones en ventas, lanzar una nueva línea de productos o aumentar las ganancias en un 20 por ciento; estos tipos de metas deben actuar como la estrella guía para la toma de decisiones tácticas y estratégicas de sus ejecutivos.

Para alcanzar sus objetivos, no retenga información, especialmente en lo que se refiere a finanzas. Por ejemplo, los fundadores pueden brindar información incompleta sobre el presupuesto, compartiendo los datos solo con las áreas por las que el ejecutivo es responsable. Sin embargo, sus ejecutivos deben conocer el presupuesto de todos para poder entender la forma en que los departamentos son independientes.

Cree una estructura de comunicación para sus ejecutivos.

Para maximizar el flujo de información, establezca una forma constante de reunirse con sus ejecutivos para que puedan informar su progreso, tanto de forma individual como grupal, y usted pueda ofrecer sus comentarios. No hay un método mágico ni un momento oportuno para esto. Ciertamente, las reuniones periódicas son importantes, pero lo esencial es tener un diálogo honesto y abierto.

Cheryl Osborn admite que comunicarse con su equipo de administración ha sido una tarea difícil. "Uno le da a alguna persona un título y cree que automáticamente saben todo", dice Osborn, fundadora de Casco Contractors Inc., una empresa de contratistas y arquitectura de Irvine, California. "Eso no sucede. Tiene que asegurarse de que los directores comprendan su visión y las metas para que puedan invertir realmente".

"También deben estar allí cuando usted cree y defina su estrategia, algo que aprendí hace poco", dice. "En el pasado, no involucraba a mis directores porque sentía que todo era mi responsabilidad. Sin embargo, me di cuenta de que estaba equivocada. Ellos no solo quieren involucrarse, deben estar involucrados. Por lo tanto, entramos los siete en una sala para definir una estrategia compartida, lo que es algo nuevo".

Salga de la cocina y quédese afuera.

La delegación consiste en prestar temporalmente su autoridad a alguien más para que haga algo. Puede sonar sencillo, pero es difícil, especialmente para estos empresarios que recién ahora contratan ejecutivos. Los fundadores están acostumbrados a hacerse cargo de todo y a estar en todos lados. Sin embargo, ahora que tiene personas capaces de tomar decisiones sólidas, es momento de dar un paso atrás y dejar que ellos se hagan cargo.

Usted puede observarlos y simplificar el proceso, pero no intervenga a menos que perciba que están haciendo algo poco ético o inmoral. Puede ser tentador dudar de sus ejecutivos porque ellos piensan y hacen las cosas en forma diferente de lo que usted haría. Pero antes de actuar, deténgase y piense. Lo importante es que sus ejecutivos tomen decisiones similares a las que usted tomaría y, con suerte, mejores aún.

Recuerde la descripción del trabajo.

Otro aspecto de una delegación eficiente es la fijación de límites, especialmente cuando se refiere a entender sus límites inferiores. Por ejemplo, el director ejecutivo debe resistirse a dar indicaciones específicas a empleados de primera línea. Es importante conocer a sus empleados y tener buena relación con ellos, pero absténgase de manejarlos. Usted acaba de contratar gente para esa tarea.

Algo que realmente ayuda es crear su propia descripción de tareas. El mero hecho de escribir sus responsabilidades y sus límites hace que esté más atento a su tarea y sirve de guía para su conducta. A modo de control, ocasionalmente pregunte a sus ejecutivos cómo lo está haciendo.

Acepte personas por su experiencia y no por la profundidad de sus pasiones.

A menudo escucho a estos directores ejecutivos decir que desean que sus ejecutivos piensen como empresarios. Tenga cuidado con lo que pide. Usted necesita ejecutivos que den estabilidad a la compañía.

Es también importante darse cuenta que los ejecutivos tal vez no sean tan apasionados como usted, a menos que, por supuesto, les ofrezca alguna participación. De lo contrario, ellos trabajaran para pagar sus cuentas y porque quieren ganar dinero. Ellos no van a entregarle su vida. Acepte este hecho. Usted los eligió por sus conocimientos, no por su pasión.

Otro aspecto a tener en cuenta: contratar ejecutivos afectará la cultura de su compañía. Ellos van a cambiar la forma de hacer las cosas, cómo los empleados tratan a sus clientes y cómo se tratan entre ellos. Ellos incorporarán nuevas conductas e intentarán cambiar algunas de las suyas. Puede que a usted no le guste pero debe estar preparado para esa conversación.

Para Osborn, crear un equipo de administración dio como resultado un cambio de identidad para su compañía. "Hace tres años todo estaba atado a mí", explica. "Ahora cuento con seis ejecutivos modificando la cultura, y Casco pasó de estar solo relacionado con Cheryl a tener una identidad corporativa distinta, lo que es muy bueno".

Aproveche los beneficios de tener más tiempo para pensar.

Tener un equipo ejecutivo ha liberado a Osborn en diversas formas. Le ha dado un gran equilibrio entre su vida y el trabajo, la capacidad de crear una estructura para su organización y la posibilidad de ser más estratégica en el mercado.

Además, le ha permitido dedicarse internamente a sus empleados, asegurarse de que tengan las herramientas correctas y la asistencia en sus trabajos. "Estamos comenzando a implementar un programa de bienestar, algo para lo que nunca había tenido tiempo antes", dice Osborn.

En la actualidad, la capacidad de aprovechar talentos de una organización gana las batallas de competitividad. Poder maximizar la experiencia de sus ejecutivos es lo que lo libera del trabajo diario y monótono de las operaciones, así puede guiar a su compañía en lugar de simplemente administrarla.

Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

Artículo proporcionado por Inc

© 2015 Inc

La información, la visión, las opiniones y las posiciones expresadas por el autor/autores y/o incorporadas en el artículo corresponden al autor o al individuo que hizo el comentario y no reflejan necesariamente las políticas, las visiones, las opiniones y la posición de Regions. Regions no garantiza la precisión, integridad, oportunidad, adecuación o validez de la información vertida.

La naturaleza de esta información es general y se brinda solo con fines educativos. La información provista y las declaraciones hechas por los empleados de Regions no deben ser consideradas o interpretadas como consejos contables, financieros, de inversiones, legales o impositivos. Regios recomienda que consulte a un profesional para obtener asesoramiento con respecto a su situación en particular.