1 locución que mata su credibilidad
Anterior

Esta locución en una presentación delata fácilmente que algo no es como parece ser.

He visto más vendedores y compañías argumentar sus ideas en estos años de los que puedo contar. Y durante miles de entrevistas con consumidores sobre cómo usan diferentes productos y servicios y responden a mensajes de mercadeo, he perfeccionado el arte de descubrir señales reveladoras de mentiras y omisiones.

De esa experiencia, le confiaré un pequeño secreto sobre una locución que debe dejar de usar inmediatamente.

Se trata de la locución "en realidad".

Para el oyente experimentado, "en realidad" delata de manera fácil una zona que por lo menos debe ser investigada más a fondo y que puede indicar un engaño.
Permítame explicar.  Cuando usa la locución "en realidad" de manera apropiada, está comparando dos pensamientos y brindando una aclaración.

Por ejemplo:

Pregunta: "¿Fue a la tienda a comprar leche?"

Respuesta: "En realidad, fui a una gasolinera".

En este ejemplo, es fácil ver por qué alguien usaría la palabra. La pregunta original sugería que usted fue a la tienda, pero usted podría pensar que una gasolinera no es en realidad una tienda. En su mente, está comparando y justificando la decisión de parar en una gasolinera en lugar de una tienda de comestibles.

Volviendo al escenario comercial: las palabras adicionales usadas en una presentación de ventas o un discurso de inversionista son innecesarias. En forma inconsciente lleva a los oyentes a preguntarse si hay más información implícita. La palabra "en realidad" funciona como una pausa hablada, dando tiempo a la mente del presentador a pensar y decidir cómo resolver el conflicto entre la pregunta hecha y la realidad.

Un ejemplo común de cómo ocurre esto en una presentación de ventas o un discurso de inversionista:

Pregunta: "¿Cuántos clientes están usando la plataforma?"

Respuesta: "Tenemos en realidad más de 100 compañías".

Para el oyente experimentado, esta respuesta en realidad (¿entiende?) significa: "No, nunca la usé" o "La usé una vez y no hizo lo que esperaba o necesitaba".  Un seguimiento apropiado es pedir ejemplo o momento específico en que la función se usó.

Perfeccionar su discurso requiere atención a lo que usted dice y quitar cualquier cosa que distraiga a su audiencia de su mensaje principal. Como oyente, enfocarse en la palabra "en realidad" puede ponerlo al tanto del inconsciente y darle una ventaja competitiva.

Por Eric Holtzclaw
Eric V. Holtzclaw es un empresario serial que ha fundado múltiples compañías nuevas, incluso una de las primeras empresas de Internet rentables. Su última compañía apareció en la lista de Inc. 5000 tres años consecutivos. Eric aconseja a los clientes sobre los "por qué" de los negocios --por qué compran los clientes, por qué los equipos funcionan y la pregunta fundamental "por qué ser emprendedor". Es autor de "Laddering: Unlocking the Potential of Consumer Behavior" y su programa de radio semanal, The 'Better You' Project, se enfoca en los viajes y éxitos comerciales individuales de los empresarios.
Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

Artículo proporcionado por Inc

© 2015 Inc

La información, la visión, las opiniones y las posiciones expresadas por el autor/autores y/o incorporadas en el artículo corresponden al autor o al individuo que hizo el comentario y no reflejan necesariamente las políticas, las visiones, las opiniones y la posición de Regions. Regions no garantiza la precisión, integridad, oportunidad, adecuación o validez de la información vertida.

La naturaleza de esta información es general y se brinda solo con fines educativos. La información provista y las declaraciones hechas por los empleados de Regions no deben ser consideradas o interpretadas como consejos contables, financieros, de inversiones, legales o impositivos. Regios recomienda que consulte a un profesional para obtener asesoramiento con respecto a su situación en particular.