.
.

Préstamo sobre plusvalía del hogar y líneas de crédito

Ser propietario de una vivienda puede ser un gran recurso financiero. Si quiere hacer arreglos en su casa, enviar un hijo a la universidad o reducir las deudas mensuales, tal vez podría considerar un préstamo que pondría el valor de su casa a trabajar para usted.

Los préstamos sobre plusvalía del hogar y líneas de crédito — también llamados segundas hipotecas — ofrecen varios beneficios sobre otras opciones de crédito. Tasas de interés más bajas, cancelaciones de declaraciones de impuestos y la flexibilidad han hecho que estos préstamos sean populares entre los propietarios de las viviendas.

Pero como con cualquier préstamo, especialmente uno que utilice su casa como colateral, los préstamos sobre plusvalía del hogar y líneas de crédito deben estudiarse cuidadosamente y usarse con cuidado.

¿Qué es una plusvalía?
Una plusvalía es la diferencia entre el valor de una casa y lo que se debe de una hipoteca. 

Si usted ha sido propietario de su casa por un tiempo y el valor de la propiedad ha aumentado, la plusvalía probablemente será mayor que el total de sus pagos.

Para calcular la plusvalía, puede utilizar listas de casas similares en su área o una calculadora en línea. Un banco usará un servicio de tasación profesional para determinar la cantidad. 

¿Cuál es la diferencia entre un préstamo y una línea de crédito?
Un préstamo sobre plusvalía del hogar es una cantidad determinada de dinero prestada sobre la plusvalía de su vivienda. El préstamo se paga a una tasa de interés fija durante un periodo de tiempo específico.

Una línea de crédito sobre la plusvalía del hogar, también conocida como HELOC, es algo diferente. La línea de crédito le ofrece acceso a cierta cantidad de dinero durante un período de tiempo para utilizarlo como se necesite. La tasa de interés sobre una línea de crédito es variable, a diferencia de la tasa fija de un préstamo sobre la plusvalía del hogar.

¿Cómo puedo usar el préstamo?
El dinero puede usarse, técnicamente, para todo, pero generalmente se considera más inteligente usar su plusvalía del hogar para mejorar su situación financiera o invertir en el futuro.

Cuando usted solicita el préstamo, el banco le preguntará cómo se va a utilizar el dinero. El uso más común de un préstamo o línea de crédito es para los arreglos de la casa que aumentarán el valor de la misma.

Otros usos comunes son consolidar las deudas de la tarjeta de crédito o pagar una educación universitaria. Esto puede ahorrar miles de dólares de interés en tarjetas de crédito u otros préstamos con un alto interés. Si utiliza el dinero para cancelar tarjetas de crédito, es importante crear un nuevo plan financiero para evitar contraer nuevas deudas.

Generalmente, se aconseja que los propietarios de viviendas utilicen los préstamos y las líneas de crédito sobre plusvalía del hogar para adquisiciones prácticas, especialmente las que lo ayuden a obtner un nuevo activo u otra forma de ingreso.

¿Hay desventajas en el uso de las plusvalías?
Tanto un préstamo como una línea de crédito puedenconsiderarse como una segunda hipoteca, porque como la primera hipoteca, el banco asegura el préstamo o línea de crédito con la casa. Es decir, si usted no hace los pagos, corre el riesgo de una ejecución hipotecaria de su vivienda.

Pedir prestado sobre la plusvalía es también como negociar parte de su condición de propietario de una vivienda por dinero. Con cualquiera de las dos opciones, hay que liquidar el saldo para vender la casa.

Pero con un poco de asesoramiento, una planificación cuidadosa y tratar con un prestamista responsable, utilizar la plusvalía del hogar puede ser una buena opción para invertir en el futuro.

Conozca más sobre los préstamos sobre plusvalía del hogar y líneas de crédito ofrecidos por Regions Bank.