.
.

Préstamos en cuotas y líneas de crédito personales

Cuando usted necesita dinero para una compra o gasto urgente, hay veces que una tarjeta de crédito, una tarjeta de tienda o un préstamo sobre la plusvalía del hogar no son precisamente lo apropiado. Para estas situaciones, un banco emite un préstamo en cuotas o una línea de crédito personal, que podrá proporcionarle el dinero que necesita y usted lo pagará con interés en un tiempo determinado.

Por ejemplo, este tipo de préstamos posibilita que usted pueda instalar electrodomésticos modernos en su primera vivienda o comprar una computadora para la escuela.

¿Por qué necesitaría un préstamo en cuotas?
Un préstamo en cuotas— también conocido como préstamo personal, préstamo sin colateral o préstamo para todo propósito — puede ayudar a quienes no sean propietarios de una casa, tengan poca plusvalía en su vivienda o sólo necesiten pedir una pequeña cantidad de dinero.

También puede ayudarlo a establecer un historial crediticio si hace todos los pagos en tiempo. Este tipo de préstamo le proporcionará una cantidad específica de dinero para devolver en una fecha determinada, con una tasa de interés fija. El plazo fijo puede ayudarlo a mantenerse organizado y pagar el saldo en tiempo, a diferencia de las tarjetas de crédito que suelen tener elevados límites y pueden hacerlo perder el control de sus gastos.

Un préstamo de estas características lo ayudará a consolidar las cuentas con mayores intereses en un solo pago, con una fecha de cierre a la vista. Si está pensando en hacer una compra grande, un préstamo por la misma cantidad del precio de la compra puede evitar que gaste de más.

¿Qué es una línea de crédito personal?
Una línea de crédito personal, similar a una tarjeta de crédito pero a menudo de una tasa de interés más baja, tiene un límite establecido que usted puede pedir y usar como quiera, pero la suma debe devolverse en una fecha específica con una tasa de interés variable.

Puede comparar esta opción a las ofertas de las tarjetas de crédito y ver cuál tasa de interés es la menor. Tenga en cuenta que muchas tarjetas de crédito tienen una tasa de interés inicial que aumenta después de un periodo inicial.

Usted puede usar el dinero del préstamo o de la línea de crédito para arreglos menores del hogar, para comprar un bote, una casa rodante, maquinaria para la granja o una moto; comprar una computadora, o irse de vacaciones. Añade algún dinero extra a su billetera cuando lo necesite, siempre y cuando recuerde que debe devolverlo, más intereses, con el tiempo.

¿Tiene desventajas?
Un préstamo personal o una línea de crédito es un préstamo "no garantizado", es decir, carece de un respaldo colateral para el dinero. Como esto es más riesgoso para el prestamista, este tipo de préstamos presentan requisitos de elegibilidad más estrictos y tasas de interés más altas que los préstamos garantizados, como los préstamos sobre la plusvalía del hogar o las líneas de crédito.

Es importante recordar que los préstamos en cuotas o las líneas de crédito no tienen beneficios en impuestos porque el interés no es deducible de impuestos.

Conozca más sobre los préstamos en cuotas de Regions Bank