.
.

Profesionales jóvenes

Después de años de muchos estudios en la universidad, finalmente usted entra en el "mundo real" y recibe un ingreso estable. ¿Y ahora qué? Los profesionales jóvenes tienen muchas decisiones que hacer una vez que han terminado sus estudios y comienzan a trabajar en su profesión.

Lidiar con deudas pendientes
Si pidió préstamos para pagar su educación universitaria, debe saber con claridad el plan de pago y la tasa de interés del préstamo. Puediera haber una opción para consolidar los préstamos — que le permita combinar diferentes préstamos de diferentes prestamistas en un solo pago. Verifique cuál opción de consolidación le ahorrará la mayor cantidad de dinero en intereses a largo plazo.

Además de los préstamos estudiantiles, si usted termina la universidad con deudas en tarjetas de crédito, es importante saldarlas lo antes posible. Averigüe opciones de transferencias de saldos que ofrezcan tasas de interés más bajas. Elabore un presupuesto, basándose en su nuevo salario, no se aparte de él y diseñe un plan para pagarlo.

Nunca es demasiado pronto para empezar a ahorrar
A medida que empieza a ganar dinero, es conveniente ahorrar una porción del cheque de su sueldo. Puede utilizar esto para emergencias — para evitar aumentar sus deudas — o para comprar un auto, una casa u otra adquisición grande. Puede empezar a invertir en acciones o fondos mutuos, o considerar opciones más estables como una cuenta Money Market o certificados de depósito. Un planificador financiero puede ayudarlo, mostrándole las opciones para que usted pueda tomar las decisiones correctas.

Aunque parezca ridículo pensar en la jubilación cuando todavía no ha desempacado las cajas de la universidad, hablar con un planificador financiero puede ayudarlo a saber cómo aprovechar al máximo sus opciones de ahorros, como un plan de inversión 401(k) de empleados. Si su trabajo no ofrece beneficios de jubilación, busque otras opciones que lo ayudarán a ahorrar para el futuro, como un IRA.

Comprar una casa
Si busca comprar su primera propiedad, el historial crediticio es más importante que nunca. Será el factor clave para determinar la tasa de interés de su hipoteca, que puede significar la diferencia entre comprar el townhouse que usted quiere en una buena zona o volver a vivir con mamá y papá.

Cuando esté eligiendo un lugar para comprar, es importante que sepa cuánto puede pagar mensualmente y las tasas de interés locales, así como los costos de seguro de viviendas.

Planificar para su familia
Si decide formar una familia, además de calcular los costos de la guardería o los pañales, una opción es comenzar un plan 529 para ayudarlo con los costos de la universidad. También debe averiguar los costos de los seguros de vida por discapacidad, no sólo para su nuevo hijo sino también para protegerse a usted y su cónyuge.

Los seguros de vida son un asunto financiero esencial que muchas personas posponen por demasiado tiempo. Piense en obtener un seguro de vida que cubra 10 veces su salario anual. Esto ayudará a que su familia pueda pagar gastos de emergencia, deudas pendientes y otros gastos serios como una hipoteca.