.
.

Administrar sus deudas prudentemente

La mejor regla para controlar las deudas es sencilla: No gaste más de lo que gana. Parece simple, pero teniendo en cuenta la cantidad de opciones disponibles, desde tarjetas de crédito con intereses bajos hasta préstamos personales, también es posible olvidarse de cuánto y a quién le debemos. Puede ser fácil perder el bienestar financiero sin darse cuenta.

¿Cómo hacer para que las deudas no se salgan de control? La forma de prevención más razonable es detener estos inconvenientes antes de que comiencen.

Por ejemplo, antes de solicitar una tarjeta de crédito, lea la letra pequeña. ¿La tasa de interés baja es constante o aumentará drásticamente en pocos meses?

Cuando sea preaprobado para un préstamo, compare los pagos mensuales con sus otros gastos. ¿Puede mantener el nuevo gasto todos los meses sin problemas?

Incluso si sus deudas no están tan ordenadas como quisiera, siempre puede mejorar su posición.

El primer paso: Diagnostique su problema. ¿Se ha hecho algún mal hábito con sus créditos, como activar demasiadas tarjetas de crédito o hacer constantemente pagos mínimos?

Si es así, una opción a considerar es la consolidación de las deudas, que pueden reducir todos los intereses de los pagos y fusionar todos sus pagos en un plan más manejable.

Al entender cómo estas herramientas pueden trabajar para usted, puede comenzar a administrar las deudas y asegurar su futuro.