.
.

Fraudes por Internet y amenazas cibernéticas

El fraude registrado en 2015 no parece haber cambiado significativamente en relación al año anterior, de acuerdo a un estudio sobre el fraude de identidad realizado por Javelin Strategy. La cantidad de víctimas siguió estando en torno al nivel de 13 millones y el impacto financiero cayó a $15 mil millones. Como la tecnología de chips se está convirtiendo en el nuevo estándar para las tarjetas de crédito y de otro tipo, el fraude en pequeños negocios está cambiando porque disminuye el fraude por falsificación de tarjetas y los estafadores se concentran en un nuevo fraude de cuentas. Cifras como estas destacan la necesidad de las personas de estar continuamente alertas al fraude en todas sus formas, incluyendo el fraude por Internet y otros tipos de amenazas en línea.

Información general en línea
  • Controle su actividad de cuentas en línea para débitos, créditos, solicitudes de cheques y beneficiarios y cuentas nuevas que usted no reconoce. Si detecta algo sospechoso, notifíqueselo a su representante bancario de inmediato.
  • Si utiliza redes Wi-Fi (inalámbricas), recuerde que muchas zonas públicas no cuentan con las mismas capas de seguridad en cuanto a redes protegidas y, por lo tanto, podrían no ser tan seguras. Si busca información en línea sobre redes inalámbricas, encontrará artículos útiles sobre cómo proteger su dispositivos en sitios públicos.

Para más información sobre tipos de fraudes en línea específicos, seleccione una de las siguientes pestañas.

  • No responda correos electrónicos no solicitados que requieran números de cuenta o de tarjetas de crédito, nombres de usuario o contraseñas, número de seguro social, fecha de nacimiento u otra información personal y financiera. Los correos electrónicos engañosos, también conocidos como "phishing", están acompañados, por lo general, por una advertencia de urgencia y, posiblemente, por amenazas que indican que su cuenta se cerrará a menos que brinde la información solicitada. (Recuerde: Regions no solicitará información de esa manera). Reenvíe los correos electrónicos sospechosos a phishing@regions.com.
  • Si una solicitud de información aparenta provenir de una compañía legítima pero no está seguro de su autenticidad, visite el sitio Web de la compañía o llame a la misma para brindar la información solicitada.
  • Cualquier sitio en donde ingrese información personal o financiera deberá incluir "https://" en la barra de dirección y la imagen de un candado de seguridad en alguna sección de la pantalla. Sin embargo, estos dos puntos no garantizan que usted se encuentre en un sitio seguro y legítimo; por eso, tenga en cuenta también el resto de las precauciones aquí descritas.
  • Una variación del "phishing" es el "vishing". En estos casos, usted recibe un correo electrónico (supuestamente proveniente de una fuente confiable) con una solicitud urgente que indica que llame a un número de teléfono. Luego, le solicitarán que brinde información delicada ya sea por voz o mediante el ingreso de dígitos.
  • Recuerde: REGIONS NUNCA SOLICITARÁ ESTA INFORMACIÓN POR CORREO ELECTRÓNICO. Haga clic aquí para ver un ejemplo de un correo electrónico fraudulento.

El malware contiene virus, troyanos u otros tipos de códigos maliciosos diseñados para robar información personal o apropiarse de su computadora u otro dispositivo sin que usted detecte su presencia. Estos tipos de software perjudiciales pueden distribuirse a través de correos electrónicos, sitios Web, mensajes de texto, mensajes instantáneos y más.

  • Asegúrese de que su software antivirus esté actualizado y que su firewall esté activo. Controle que la suscripción de su software antivirus incluya un software anti-malware.
  • No abra correos electrónicos, archivos adjuntos o enlaces provenientes de una fuente que desconoce y en la que no confía.
  • Utilice su software de seguridad para examinar archivos adjuntos antes de abrirlos.
  • Use contraseñas complejas que incluyan letras, números y símbolos (pero que sean fáciles de recordar para usted) y cámbielas periódicamente. No anote ni comparta sus contraseñas. Importante: Nunca coloque su número de seguro social de forma total o parcial en su ID de usuario o contraseña..
  • No use el mismo ID de usuario en todos los sitios.
  • Cuando inicia sesión en ciertos sitios Web, como el sitio Web de su banco, es probable que tenga que contestar una pregunta de seguridad para realizar ciertas actividades. Sin embargo, incluso en sitios que usted considera legítimos, tenga cuidado con los popups inesperados que solicitan otro tipo de información personal y de su cuenta. Un hacker podría haber infectado su computadora u otro dispositivo con malware para intentar que usted revele información confidencial.

Las redes sociales como Facebook y Twitter permiten que millones de personas estén conectadas con amigos y familiares como nunca antes lo han hecho. No es sorprendente que la popularidad de estos sitios hayan logrado que sus usuarios sean blancos atractivos para los ladrones de identidad y los hackers.

  • No "se haga amigo" de extraños. Hacer clic en un enlace de un mensaje proveniente de una fuente poco confiable podría conducir a un sitio malicioso o podría descargar un software perjudicial para su computadora o dispositivo. Las direcciones Web abreviadas que por lo general se utilizan en sitios sociales podrían también pasar por alto sus filtros de spam, lo cual dificultaría la detección de enlaces legítimos.
  • Tenga cuidado a quién le brinda información personal. Publicar información, como fecha de cumpleaños, dirección de correo electrónico, número de teléfono y hasta el nombre de su hijo o mascota en foros públicos, podría permitir que un ladrón de identidad rastree información adicional sobre usted o podría brindar pistas sobre su cuenta y contraseñas en línea. Para que no tenga que difundir su dirección de correo electrónico o número de teléfono para comunicarse con un amigo, la mayoría de los sitios sociales le permiten enviar y recibir mensajes privados. Aproveche esa función.
  • No publique sus próximas vacaciones u otros viajes en sitios públicos.
  • Familiarícese con las configuraciones de privacidad de las redes sociales y aplíquelas para limitar quién puede acceder a su página o perfil.

Actualmente, los dispositivos móviles no sólo permiten realizar llamadas: puede navegar por Internet, enviar mensajes de texto, recibir y enviar correos electrónicos y más. Desafortunadamente, estas prácticas funciones podrían hacer que usted sea vulnerable a diferentes tipos de ataques cibernéticos. Tome las mismas precauciones que tomaría con su teléfono fijo para las llamadas que se realizan desde su teléfono móvil. Asimismo, se aplicarían las mismas reglas para protegerse contra fraude de correo electrónico en su computadora si controla su correo desde un dispositivo móvil. Sin embargo, los teléfonos inteligentes y otros dispositivos móviles traen aparejadas amenazas únicas.

  • "Smishing" – Como un ataque por "phishing" podría localizar su correo electrónico sugiriéndole que haga clic en algún enlace de algún mensaje supuestamente proveniente de una fuente confiable y brinde información delicada, un ataque por "smishing" utiliza un mensaje de texto para hacer lo mismo. No haga clic en ningún enlace ni baje ninguna aplicación si tiene dudas sobre la autenticidad del remitente. Tampoco brinde información personal o financiera como respuesta a un mensaje no solicitado. Debido a que muchos mensajes de texto "smishing" aparentan provenir de una fuente legítima, como su institución financiera, asegúrese de conocer las políticas de privacidad y las medidas preventivas de comunicación móvil de las fuentes a las cuales le permite que le envíen mensajes.
  • Malware en aplicaciones móviles - Con un mercado repleto de teléfonos inteligentes y tabletas, la cantidad de aplicaciones móviles que le permiten realizar una amplia variedad de funciones en estos dispositivos también ha crecido rápidamente. Los fabricantes de dispositivos y los desarrolladores de software han comenzado a detectar y a descartar una amplia cantidad de aplicaciones que contienen códigos maliciosos desde tiendas de aplicaciones. Por lo tanto, asegúrese de descargar aplicaciones sólo desde fuentes confiables. Además, una gran cantidad de proveedores de seguridad en línea ofrecen actualmente software anti-malware para dispositivos móviles que valen la pena investigar.
Consejos para su dispositivo móvil:
  • Aproveche las configuraciones de seguridad disponibles en su dispositivo.
  • No guarde información personal delicada o de su cuenta en sus dispositivo.