.
.

Hacer más en Mississippi

Jobs for America’s Graduates da esperanza para las posibles deserciones escolares al promover la educación y fomentar el empleo.

Bryanna Brown sólo necesitaba una oportunidad.

Al ser una madre adolescente con poca ayuda familiar, necesitaba una persona que la encaminara en la dirección correcta. Encontró esa ayuda gracias a Jobs for America’s Graduates.

"El sistema de ayuda me llevó a esforzarme, a trabajar arduamente y a terminar la escuela, la universidad y todo lo demás", dijo la nativa de West Point, Misisipi. "Estoy muy orgullosa".

Jobs for America’s Graduates, más conocido como JAG, es una organización nacional sin fines de lucro que se dedica a prevenir las deserciones escolares entre los jóvenes que están más en riesgos.

La división de Brown, Jobs for Mississippi Graduates, Inc., es dirigida por la directora ejecutiva Ramona Seabron-Williams.

"En nuestro programa orientamos a los jóvenes en primer lugar", dijo Seabron-Williams. "Ellos acuden a nosotros con todo tipo de problemas relacionados con su vida familiar. Normalmente afrontan barreras académicas; por ejemplo, van uno o dos grados detrás de sus compañeros o no reciben ayuda en el hogar para permanecer en la escuela y poder graduarse".

Durante casi tres décadas, JAG ha ayudado a los estudiantes en riesgo a obtener sus diplomas de escuela secundaria y a embarcarse en la educación universitaria o encontrar empleos. Esta tutoría proviene de voluntarios que donan tiempo y energía a la próxima generación.

El gobernador de Misisipi, Phil Bryan, ha sido testigo de los éxitos. Invirtió su propio tiempo y actualmente se desempeña como presidente de la junta directiva de la organización.

Bryant puede citar los índices de éxito de memoria: "Alrededor del 87 por ciento del tiempo nos aseguramos que (los graduados del programa estén) en instituciones de aprendizaje superior o en empleos profesionales", dijo Bryant. "Es un programa muy destacado".

Para los alumnos como Bryanna Brown, un poco de aliento marca la diferencia.

"Ellos hicieron que sea más fácil terminar la escuela porque insistían con eso de 'no te rindas, no pierdas la fe'", dijo.

La gerente de Asuntos comunitarios de Regions Bank, Charlita Cloman, también forma parte de la junta directiva de Jobs For Mississippi. "Llegamos a esos niños, los incluimos y les enseñamos a prepararse para trabajar y a desarrollarse laboralmente (a veces mediante la capacitación financiera) y guiamos a esos jóvenes estudiantes".

Para hacer que este programa sea un éxito se necesita ir más a fondo.

Para motivar a los alumnos, es necesario llegar a ellos antes.

"Esto se trata de un apoyo de vida para los jóvenes. No comienza en la escuela secundaria, sino desde mucho antes", dijo el presidente de Regions en el área de Misisipi.

Según DuCote, la idea es muy simple. Encontremos a los alumnos antes, normalmente en la escuela media. Luego, con el respaldo de la red, los alumnos hallarán caminos más sencillos para llegar a la universidad e ingresar al mercado laboral.

"Si uno piensa en eso, no hay mejor inversión que aquella que sea realiza para un niño", dijo DuCote. "Regions no podría estar más orgulloso de participar".

JAG utiliza mediciones para calcular qué alumnos son los más adecuados para participar en este programa. Las barreras pueden incluir los ingresos, la falta de apoyo en el hogar, el ausentismo elevado o los bajos desempeños académicos. Muchos de estos solicitantes provienen de hogares de un solo padre o madre, viven con otros miembros de la familia o están incluidos en programas alimenticios financiados por el gobierno.

"Esos son los niños que no podrían tener la oportunidad de hacer algo grandioso si alguien no se interpone en su camino y dice: 'Déjame ayudarte'", dijo Janet Parker, directora de Asistencia de RR. HH. de Regions y miembro de la junta nacional de JAG.

"Este programa intensifica lo que se dicta en clase. Reciben enseñanza, aliento, estructura, es maravilloso. Y el índice de graduados es igual de sorprendente. Incluso después de que se gradúen, los especialista permanecen en contacto durante un año. Ya sea que estén en la universidad, el servicio militar o en un empleo, siguen recibiendo orientación y asistencia".

Las conexiones de Regions no terminan en Misisipi. Los líderes de Regions del programa JAG incluyen a Latrisha Jemison en Nashville, a Mike Scott en Nueva Orleans y a Mike Hart en Greater St. Louis. Mediante la red JAG, los asociados de Regions se ofrecen como voluntarios en las conferencias de JAG y en el aula. En Ferguson, Mo., Regions brinda financiamiento para incluir un especialista en la escuela.

Las oportunidades y el aliento marcan la diferencia. El estado de Misisipi está repleto de historias de éxito: alumnos que inicialmente veían futuros sombríos, cuando tuvieron una segunda oportunidad, lograron obtener sus títulos y se embarcaron en carreras laborales productivas.

"Disfruté de la clase", dijo Austin Vardaman, un alumno que participa en el programa. "Me gustó cómo (el tutor) dio la clase porque habló de 'estándares'. Esos estándares eran el éxito y la excelencia, y uno no tiene otra opción mas que lograrlos".
Bryant también ve que las compañías como Regions se han involucrado para que este programa sea un éxito.

"Las personas consideran a las corporaciones como entidades grandes e insensibles. Ese no es el caso de Regions en absoluto", dijo Bryant. "Regions se involucra con la comunidad. Se preocupa por estos alumnos, se ocupan de el programa JAG y están concretamente cambiando vidas.

"Para un banco (o una corporación) esa es un gran labor cotidiana".

Mire el video Hacer más en Misisipi