.
.

Historia de AmSouth

La evolución de AmSouth Bank desde ser un pequeño banco local fundado en el apogeo de una ciudad en crecimiento, hasta convertirse en una institución financiera suprarregional con una red de más de 650 sucursales que prestan servicios a clientes de seis estados es muy parecida a la historia de la Ciudad de Birmingham. Fundado en 1873 a sólo dos años del nacimiento de la Ciudad Mágica, AmSouth creció gracias a una serie de fusiones y adquisiciones estratégicas que reflejaron el crecimiento y desarrollo de Birmingham con el transcurso de los años.

El servicio de más de un siglo del banco estuvo marcado por la comprensión de las necesidades de sus clientes, la satisfacción de esas necesidades y el establecimiento de relaciones para toda la vida.

La historia de AmSouth Bank es realmente una historia de más de 130 años de establecer relaciones. La rica historia de AmSouth se remonta a los fundadores de la Ciudad de Birmingham en 1871 y el National Bank of Birmingham en 1872. La historia de AmSouth comienza en el corazón y la mente de un inmigrante sueco, ex marinero y hombre de negocios llamado capitán Charles Linn.

El National Bank of Birmingham, más tarde el First National Bank of Birmingham, fue fundado por Charles Linn, un navegante y comerciante nacido en Finlandia de padres suecos. De niño se escapó de su casa, se hizo al mar y sufrió primero como polizón y más tarde a manos de brutales funcionarios que no entendían su idioma. En su carrera marítima repleta de experiencias, Linn ascendió de grumete a capitán y cruzó el Atlántico 53 veces.

Aunque fue un hombre del siglo 19, tiene mucho que enseñarnos en el siglo 21 sobre la determinación y el poder de una actitud positiva. Linn desempeñó un rol principal en los primeros y muy difíciles años de Birmingham, y a menudo fue criticado por su perspectiva optimista sobre el futuro de la ciudad. El mayor secreto de esta prosperidad, escribió, fue la “puntualidad para cumplir promesas”.

El 17 de octubre de 1872, este visionario fundó el banco que más tarde se convertiría en AmSouth. La institución abrió sus puertas en enero de 1873. En los últimos años del siglo XIX y los primeros del XX, el banco creció rápidamente gracias a fusiones con otros bancos. En 1884, se unió al City Bank of Birmingham para convertirse en el First National Bank of Birmingham.

La Gran Depresión afectó mucho a Birmingham. El First National jugó un papel fundamental para ayudar a la ciudad a sobrevivir esos años tan difíciles. Sobre todo y a través de relaciones con otras instituciones financieras, el First National salvó de la quiebra a muchos bancos pequeños y en 1935, seis de estos bancos se convirtieron en las primeras sucursales del First National.

En las décadas de 1940, 50 y 60, cuando la nación prosperaba, también lo hacía la economía de Birmingham y el sistema de sucursales del banco se extendió a todo el Condado de Jefferson. Hasta entonces, la compañía funcionaba como un simple banco de Birmingham. En 1968, el banco comenzó a buscar un nuevo tipo de estructura: un consorcio bancario para ayudar con crecimiento y servicios en nuevos mercados de Alabama y otros estados. Cuando la Ley de Consorcios Bancarios fue promulgada en 1971, el banco ya estaba preparado para actuar.

En diciembre de 1971, los accionistas de First National aprobaron la formación de un consorcio que se llamaría Alabama Bancorporation. El consorcio comenzó oficialmente un año después cuando First National se reorganizó para convertirse en el primer afiliado de la compañía. John Woods, presidente de First National en ese momento, fue nombrado presidente de la junta directiva, presidente y director ejecutivo de la compañía. Bajo su liderazgo, la corporación adquirió más de 20 bancos afiliados en sus primeros 10 años.

A comienzos de la década de 1980, Alabama Bancorporation había adquirido una envidiable reputación en los círculos bancarios y de inversión por su solidez, desempeño y crecimiento. Esta reputación se extendió más allá de Alabama para incluir el sur del país, así que la compañía buscó un nombre que reflejara más claramente un alcance geográfico más amplio. El nombre AmSouth fue adoptado en abril de 1981.

Poco después del cambio de nombre, AmSouth se convirtió en el primer consorcio bancario de Alabama que cotizaba en la Bolsa de Valores de Nueva York. En noviembre de ese año se anunció que todos los bancos afiliados se fusionarían en un banco único a nivel estatal llamado AmSouth Bank. El primero fue el First National Bank of Birmingham. Para finales de 1983, AmSouth era un banco con más de 100 oficinas en Alabama.

En 1987, AmSouth dio sus primeros pasos fuera de Alabama al expandirse hacia la Florida. Adquirió nueve bancos más en la Florida en los siguientes siete años. AmSouth ingresó al mercado de Tennessee en 1991 y al mercado de Georgia dos años después. Para finales de 1994, la compañía era una combinación de más de 50 bancos diferentes que se habían unido con el objetivo común de convertirse en la principal institución bancaria del sur.

AmSouth no hizo adquisiciones entre 1995 y 1999, y se dedicó completamente al desempeño. Se establecieron objetivos dinámicos que se lograron antes de lo programado. Esto dio como resultado el crecimiento y rendimiento continuos que colocaron a AmSouth entre los bancos de mejor rendimiento del país.

El año 1999 estuvo lleno de eventos. En marzo, AmSouth fue agregado al prestigioso índice S&P 500. En junio, se anunciaron planes de que AmSouth adquiriría First American Corporation, con sede en Nashville. First American era un poco más grande que AmSouth en activos y operaba bancos en siete estados del sudeste. Fue la mayor adquisición de la historia de AmSouth: mayor incluso que todas las que había hecho en 27 años combinados.

Desde 2002, AmSouth abrió más de 100 sucursales nuevas. La filosofía de AmSouth atrajo a miles de leales clientes y echó la base comercial que es el distintivo de este banco de $50 mil millones. El servicio de más de un siglo de AmSouth ha estado marcado por la comprensión de las necesidades de sus clientes, la satisfacción de dichas necesidades y el establecimiento de relaciones para toda la vida.