¿Debo ahorrar para la jubilación o pagar la educación de su hijo?
Anterior

Como padre o madre, es natural que quiera priorizar el futuro de su hijo por sobre el suyo, pero cuando llega el momento de ahorrar para el futuro, también es importante asegurarse de tener el dinero suficiente para alcanzar sus metas de jubilación.

Si bien los fondos para la universidad aparenten ser más urgentes, y el monto que se necesita es más concreto, usted debe determinar si un plan de jubilación bien financiado también sería beneficioso para toda la familia. Aquí le mostramos qué debe tener en cuenta cuando planifique tanto su jubilación como la educación de su hijo.

Analice cómo financiará su jubilación

A diferencia de la universidad, no hay préstamos disponibles para la jubilación. "Los padres deben conocer sus necesidades al momento de jubilarse y luego establecer objetivos de ahorro para poder satisfacerlas", dice Philip Taylor, contador público, autor y fundador de PT Money. Son muchas las personas que subestiman la cantidad de años de jubilación que necesitarán financiar y, como consecuencia, se arriesgan a quedarse sin dinero en sus años dorados. Aunque no haya un número mágico, lo ideal es ahorrar del 10 al 15 por ciento de sus ingresos anuales para cuando se jubile, comenzando desde los veinte, porque será necesario que duren 35 años o más. Puede usar la calculador para jubilación de Regions para obtener una evaluación personalizada sobre sus necesidades de jubilación.

Si los ahorros para la jubilación no le alcanzan, posiblemente deba terminar trabajando más años de lo planeado, conseguir un trabajo de medio tiempo más adelante o pedirle ayuda a sus hijos. Su dependencia puede significarle una carga mayor a sus hijos cuando son adultos, que los préstamos universitarios cuando son jóvenes o recién terminan la universidad. Para la época en que usted se jubile, sus hijos posiblemente tengan familias propias y no tengan la capacidad para hacerse cargo económicamente de sus padres mayores.

Si no puede mantenerse a usted mismo, tampoco podrá mantener a sus hijos. Pero si ahorra bien para cuando se jubile, eso puede terminar ayudando a sus hijos adultos de formas inesperadas.

Busque formas alternativas de pagar la universidad

La costo de la universidad puede ser abrumador. Sin embargo, existen modos de ayudar a financiar la educación. Si no tiene fondos para la universidad cuando termina la escuela, su hijo no necesariamente tiene que solicitar préstamos.

Al completar una Solicitud Gratuita para Ayuda Federal Estudiantil (FAFSA), puede descubrir que su hijo es elegible para recibir subsidios en base a necesidades y oportunidades de trabajo y estudio, así como también préstamos federales.

Además, hay varias becas privadas disponibles mediantes diversas fuentes. El proceso de búsqueda de becas requiere de mucha investigación, aunque puede ser muy beneficioso. Conozca más sobre cómo financiar la universidad con la ayuda de becas.

Si su hijo necesita pedir dinero para ir a la universidad, algunos préstamos federales vienen con un período de aplazamiento inicial que ofrece una prórroga de pago mientras el graduado busca un empleo. Una vez que su hijo consigue un trabajo remunerado, existen diversas oportunidades para consolidar múltiples préstamos en un único préstamo con una tasa de interés más baja, lo que facilita los pagos mensuales.

Ahorrar tanto para la jubilación como para la universidad

Puede comenzar a ahorrar de a poco para la jubilación al contribuir con un plan 401(k) patrocinado por el empleador. Pregunte si su compañía ofrece una equiparación de contribuciones de empleados e intente aportar el monto máximo para no perder el dinero que le ofrece su empleador. Si su presupuesto le permite ahorrar aún más, entonces hágalo hasta alcanzar los límites de contribuciones del IRS.

Del mismo modo, puede comenzar a ahorrar de a poco para la educación de su hijo. La clave está en comenzar cuanto antes. "Yo recomiendo empezar con $25 al mes desde el nacimiento de su hijo y continuarlo de modo automático", dice Taylor. "$25 cada mes no serán representativos y, para cuando su hijo tenga 18 años, esos aportes alcanzarán aproximadamente los $10,000, si pensamos en una rentabilidad del 6.5 por ciento. Eso es un buen comienzo para satisfacer las necesidades educativas de su hijo".

Aportar un monto pequeño a lo largo del tiempo para un método de ahorros universitarios, como por ejemplo un plan 529, puede terminar siendo un monto significativo cuando su hijo esté listo para usarlo. Si prefiere un fondo que sea flexible, en caso que su hijo opte por una alternativa diferente a la universidad o si usted lo necesita para la jubilación, una IRA Roth también es una buena opción.

Un profesional de finanzas también puede darle consejos para la planificación de su jubilación que lo ayudarán a encontrar la mejor forma de ahorrar para satisfacer las necesidades de su familia. Saber qué esperar con respecto a los gastos para cuidados a largo plazo puede ayudarlo a decidir cuánto apartar para su jubilación todos los meses, así como cuánto destinar a los fondos universitarios, lo que garantiza un futuro brillante tanto para usted como para sus hijos.

Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

Esta información es general y no pretende ofrecer asesoramiento legal, impositivo ni financiero. Aunque Regions considera que esta información es precisa, no puede garantizar que esté actualizada en todo momento. Las declaraciones u opiniones de personas a las que se hace referencia aquí pertenecen a dichas personas, no a Regions. Consulte con el profesional correspondiente respecto a su situación específica y visite irs.gov para conocer las normas tributarias actuales. Regions, el logotipo de Regions y la bicicleta de LifeGreen son marcas registradas de Regions Bank. El color de LifeGreen es una marca registrada de Regions Bank.