Entender el APR y la tasa de interés
Anterior

Actualmente, comprar una vivienda es todo un acontecimiento, sin embargo, la evaluación de las opciones de financiamiento de esa vivienda puede sentirse como algo abrumador.

Al considerar las opciones de financiamiento, no se enfoque únicamente en la tasa de interés del préstamo para calcular su asequibilidad. Infórmese sobre la tasa de porcentaje anual del préstamo, o APR, para tener un panorama más preciso del costo total, lo que puede ahorrarle dinero durante el período del préstamo.

Tasa de interés y APR: ¿en qué se diferencian?

Si bien la tasa de interés y el APR son términos que se usan para describir los costos de los préstamos, es importante distinguir entre los dos y saber lo que se incluye en cada uno.

  • La tasa de interés mide la cantidad que se paga por año al prestamista en concepto de intereses sobre el saldo pendiente de capital de un préstamo. Su tasa de interés se usará para calcular el pago mensual pero no incluye los costos extras relacionados con la hipoteca.
  • El APR mide el costo general y tiene en cuenta la tasa de interés, además de los cargos adicionales de financiamiento de la hipoteca y otros costos relacionados.

Por qué debe tener en cuenta el APR

Cuando se trata de evaluar los préstamos y determinar cuánto pagará, la tasa de interés sola no refleja todo el panorama, ya que no incluye factores como el seguro hipotecario, los costos de cierre y los cargos de originación, que también están incluidos en el monto total del préstamo. Analizar el porcentaje anual de interés, que también tiene en cuenta el monto total del préstamo, es una tarea que permite evaluar de forma precisa los costos totales del préstamo asociados con las hipotecas de tasa fija basadas en el mismo monto del capital. Por ejemplo:

 

Préstamo A

Préstamo B

Plazo

30 años

30 años

Total del préstamo

$250,000

$250,000

Tasa de interés fija

4.5%

4.6%

Costos de cierre

$5,800

$2,600

Porcentaje Anual de Interés

4.697%

4.689%

Lo que pagará durante el plazo

$456,018

$461,380

Como incluye los múltiples gastos que exceden el capital y el interés del préstamo, el porcentaje anual de interés suele ser más alto que la tasa de interés del préstamo. Pero otorga una idea más precisa del costo total durante el plazo de la hipoteca.

Comparar préstamos de tasa ajustable es más engañoso porque la tasa de interés fluctúa. Use la calculadora de hipotecas de Regions para obtener valores estables al comparar las opciones de tasa ajustable.

Considerar todos los factores del préstamo

No considere solamente el reintegro del capital y de los intereses de su préstamo, y tenga en cuenta los costos adicionales calculados por el APR. Conocer en qué diferencian la tasa de interés y el APR puede ayudarle a determinar qué préstamo es el mejor para usted.

Antes de hacer una oferta, querrá también tener en cuenta estas consideraciones al momento de comprar una vivienda.

Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

Esta información es general y no pretende ofrecer asesoramiento legal, impositivo ni financiero. Aunque Regions considera que esta información es precisa, no puede garantizar que esté actualizada en todo momento. Las declaraciones u opiniones de personas a las que se hace referencia aquí pertenecen a dichas personas, no a Regions. Consulte con el profesional correspondiente respecto a su situación específica y visite irs.gov para conocer las normas tributarias actuales. Regions, el logotipo de Regions y la bicicleta de LifeGreen son marcas registradas de Regions Bank. El color de LifeGreen es una marca registrada de Regions Bank.

*Inversiones, anualidades y productos de seguros

  • No están asegurados por FDIC
  • No están garantizados por un banco
  • Pueden perder valor
  • No son depósitos
  • No están asegurados por ninguna agencia del gobierno federal
  • No están condicionados por actividades bancarias