Reubicación laboral: mudanza por nuevo trabajo
Anterior

Felicitaciones por avanzar y escalar en su carrera. Un nuevo trabajo genera expectativas, pero trasladarse para obtener el trabajo de sus sueños puede resultar difícil.

Ya sea que se esté mudando a una nueva ciudad o estado, aquí le presentamos algunos consejos para que el traslado se produzca sin inconvenientes.

1. Contrate empresas de mudanza profesionales

Contratar a una compañía de mudanza puede ahorrarle dinero y evitarle dolores de espalda. Sin embargo, asegúrese de leer la letra chica del contrato para estar de acuerdo con los términos y condiciones antes de confirmar la contratación para dar el gran paso. Si se muda a un estado no contiguo, algunos fletes cobrarán tarifas adicionales y un cargo por almacenamiento de un día para el otro.

Si tiene que pagar de su bolsillo los cargos y tarifas adicionales, posiblemente sea elegible para recibir deducciones impositivas sobre ingresos federales y estatales para gastos de traslado no reembolsables relacionados con el trabajo. Las deducciones pueden incluir los cargos de fletes, envío de autos, viajes personales y alojamiento (no incluye comidas) mientras se traslada a su nueva ciudad. Asegúrese de conservar todos los recibos.

Visite la sección de Servicio de Impuestos Internos para conocer las normas y formularios federales y la Federación de Administradores de Impuestos para obtener detalles específicos de cada estado.

2. Encuentre la escuela adecuada

Si tiene hijos, también deberá encontrarles una escuela a la que asistir. Si no tiene una red de amigos o familiares que lo guíen, Internet es una herramienta útil para acotar la búsqueda. Mientras reduce las opciones para su nueva vivienda, piense también en visitar las escuelas locales.

Tenga una idea sobre lo que busca con respecto a la parte académica, el tamaño de las clases y las actividades extracurriculares, y luego analícelas con los funcionarios de la escuela. Si planea enviar sus hijos a una escuela pública, las zonas pueden ser un factor decisivo al momento de elegir dónde vivir. 

Una vez que se dedica por una escuela, inscriba a sus hijos y trabaje junto a su escuela anterior para verificar que todos los registros y analíticos se transfieran correctamente. 

3. Comprenda los impuestos para ingresos de su estado

Si se muda a un nuevo estado, puede ser necesario presentar las declaraciones impositivas Una buena noticia: a los fines impositivos estatales, solo se gravarán una vez sus ingresos obtenidos en cada estado. Las definiciones de residencia varían según el estado, pero en numerosos casos su salario se gravará en el estado en donde trabajó más de seis meses. Puede recibir un crédito impositivo o un reembolso por el impuesto retenido en otro estado, aunque deba presentar una declaración parcial o como residente o no residente en el estado donde haya vivido por menos tiempo. 

Además, tenga en cuenta que si usted tiene ingresos por la venta o alquiler de propiedades durante los años siguientes, usted deberá presentar una declaración impositiva en el estado donde se encuentre la propiedad. Encuentre los formularios en el sitio web de la Federación de Administradores de Impuestos.

4. Actualice el seguro de su auto, la licencia de conductor y el registro

Antes de salir a la ruta, asegúrese de que su auto cumpla con las fechas de registro y prueba de emisión para vehículos trasladados y evite así las multas inesperadas.

También es importante revisar su póliza de seguro para autos para verificar que su compañía tenga cobertura en el nuevo estado, y que su agente de seguros tenga la licencia legal según los requisitos del nuevo estado. Como los agentes reciben licencias en cada estado, posiblemente necesite un nuevo agente incluso si su compañía de seguros sigue siendo la misma.

Puede comparar además las cotizaciones de otros proveedores de seguros, dado que las tasas de seguros pueden cambiar al trasladarse a otro estado. Puede esperar algunos ahorros si el trayecto al trabajo es más corto o si en su nueva ubicación hay menos tráfico, menos reclamaciones y tasas más bajas para los conductores no asegurados.

Sea cual sea el camino que elija, es importante garantizar que la nueva póliza se encuentre vigente antes de cancelar la anterior. De lo contrario, corre el riesgo de estar temporalmente no asegurado y las tasas también pueden verse afectadas negativamente.

5. Comuníquese con las compañías de servicios públicos

Oportunamente notifique a cada uno de los proveedores de servicios públicos, incluso de electricidad, gas, cable y agua, las fechas de corte y las de inicio para evitar una doble facturación. Comuníquese con su compañía de servicios públicos después del ciclo de facturación final para confirmar si existe un saldo final, ya que no todas estas compañías envían las facturas a otro estado.

Habiendo salvado todos estos obstáculos de logística, usted puede disfrutar de un buen comienzo y dedicarse a su nueva oportunidad de trabajo.

¿Está listo para dar el gran paso? Asegúrese de marcar todos los elementos de esta lista de control para mudanzas para ocuparse de las responsabilidades principales al mudarse y garantizar que no quede ninguna caja en el camino.

Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

Esta información es general y no pretende ofrecer asesoramiento legal, impositivo ni financiero. Aunque Regions considera que esta información es precisa, no puede garantizar que esté actualizada en todo momento. Las declaraciones u opiniones de personas a las que se hace referencia aquí pertenecen a dichas personas, no a Regions. Consulte con el profesional correspondiente respecto a su situación específica y visite irs.gov para conocer las normas tributarias actuales. Regions, el logotipo de Regions y la bicicleta de LifeGreen son marcas registradas de Regions Bank. El color de LifeGreen es una marca registrada de Regions Bank.

*Inversiones, anualidades y productos de seguros

  • No están asegurados por FDIC
  • No están garantizados por un banco
  • Pueden perder valor
  • No son depósitos
  • No están asegurados por ninguna agencia del gobierno federal
  • No están condicionados por actividades bancarias