5 costos inesperados en la dulce espera
Anterior

Tener un bebé ya es un hecho que genera estrés, pero cuando afrontamos los costos que no teníamos previsto, puede ser realmente abrumador. Aquí le mostramos cinco gastos para los que debe prepararse antes de traer un bebé a casa.

Ya ha preparado el dormitorio del bebé con juguetes y prendas que regalan los familiares y amigos, y está listo para no dormir durante los próximos seis meses. Pero quizás no esté preparado para algunos costos inesperados.

Adding a new member to your family can be overwhelming – and costly. From medical bills and sleepless nights to deciding on childcare and the perfect stroller, it can put a major strain on your nerves — not to mention your presupuesto — after you take Junior home from the hospital.

Estas son tres áreas en las que puede encontrarse con gastos que no esperaba.

 

Gastos médicos

Según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU., las tarifas nacionales promedio correspondientes a las hospitalizaciones para el nacimiento de un bebé en los Estados Unidos fue de $13 en 2014, 524 para el parto y el cuidado de las madres y $3,660 destinados a los recién nacidos. Eso implica más de $17,000 para el parto y el cuidado, el equivalente a un año en una universidad pública de dos años.

Y si surgen complicaciones en el parto o si el bebé nace con problemas de salud inesperados, desde los relativamente leves (como ictericia) hasta los más serios (complicaciones por nacimiento prematuro), los costos médicos pueden dispararse si no tiene la cobertura de seguro adecuada.

"Tener un bebé es costoso", dice el asesor financiero radicado en Chicago Antonio Lugo, presidente de Smart Wealth Strategies Inc. "Y los costos médicos no se reducen. Solo se incrementan".

Muchos empleadores ofrecen beneficios como seguro de salud y licencia por maternidad remunerada para sus empleados de tiempo completo. Si usted y su cónyuge o pareja se encuentran en la fuera laboral, se recomienda programar una reunión con el departamento de recursos humanos de su trabajo para saber cuáles son los beneficios para los que califica, cuándo es el próximo período de inscripción y cuáles son los pasos a seguir antes de incorporar a un recién nacido a su plan de seguro médico.

Si está buscando otra forma de amortiguar el golpe de los costos médicos inesperados, Lugo recomienda invertir en una cuenta de ahorros médicos (HSA) al momento del embarazo, e incluso lo antes posible. La HSA le permite apartar dinero previo a impuestos para pagar los gastos médicos que califiquen. Las contribuciones después de impuestos a su HSA también son deducibles de impuestos, incluso si no detalla las deducciones.

Si desea calificar para una HSA, usted debe estar cubierto por un plan de salud con deducible elevado y las contribuciones deben realizarse en efectivo (no se admiten acciones o propiedades). También hay límites con respecto al monto de las contribuciones. Por ejemplo, para el año fiscal 2018, el límite para una HSA familiar se establece en $6,900.  

Antes de dar el siguiente paso, visite el sitio web del IRS para conocer las novedades y consulte a su asesor financiero y a su cónyuge.

 

Cuidado infantil

El cuidado infantil puede suponer una decisión difícil para muchas familias, pero es algo que deberá hacer más temprano que tarde. "El cuidado infantil es un gasto importante, por eso realmente debe estar preparado para ellos", dice Lugo.

Una guardería de un centro en los Estados Unidos puede llegar fácilmente a los $10,000 por año. Los costos pueden variar ampliamente según cada estado. En Alabama, por ejemplo, el cuidado infantil promedia $470 por mes, mientras que en Florida, el monto es de $725 por mes. Si planea contratar a un cuidador infantil, posiblemente deba pagar impuestos estatales y federales por desempleo, así como impuestos de Medicare y Seguro Social, además del salario.

Before the baby arrives, create a new budget for your family that either includes the cost of childcare when both parents go back to work, which could run as high as $1,000 a month, Lugo says, or one that deducts one partner’s previous income should he or she decide to stay home.

 

Vivienda, alimentos y transporte

Algunos de los costos inesperados más importantes posiblemente no surjan cuando el niño es un recién nacido, pero a medida que el bebé crece, también lo harán los costos.

En el año 2015, el gasto más elevado en la crianza para las familias con ingresos promedios fue la vivienda, que representa un 29 por ciento del costo total, o aproximadamente $66,000 desde el nacimiento hasta que el niño o la niña cumple 17. Por eso, mientras se prepara para recibir al nuevo bebé, asegúrese de preparar su vivienda también.

La alimentación fue el segundo costo más importante al tener un hijo, siendo de aproximadamente $41,000. Si bien el costo de la comida es relativamente bajo para un bebé, la leche de fórmula le costará entre $70 y $150 por mes. Además, el costo promedio anual para alimentar a un adolescente fue de aproximadamente $3,000 en 2015.

Y ahora que viene un bebé en camino, posiblemente sienta la necesidad de tener un auto más grande. Para los padres que busquen un nuevo vehículo, las camionetas son una alternativa popular para las nuevas familias. Según AutoGuide, un modelo 2018 puede costar entre $25,000 y $47,000, lo que significa que no tendrá que gastar un dineral.

¿Está listo para volver a trabajar después de recibir al nuevo bebé? Conozca estos recursos que lo ayudan a usted (y al bebé) cuando vuelva a trabajar de 9 a 5.

Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

Esta información es general y no pretende ofrecer asesoramiento legal, impositivo ni financiero. Aunque Regions considera que esta información es precisa, no puede garantizar que esté actualizada en todo momento. Las declaraciones u opiniones de personas a las que se hace referencia aquí pertenecen a dichas personas, no a Regions. Consulte con el profesional correspondiente respecto a su situación específica y visite irs.gov para conocer las normas tributarias actuales. Regions, el logotipo de Regions y la bicicleta de LifeGreen son marcas registradas de Regions Bank. El color de LifeGreen es una marca registrada de Regions Bank.

*Inversiones, anualidades y productos de seguros

  • No están asegurados por FDIC
  • No están garantizados por un banco
  • Pueden perder valor
  • No son depósitos
  • No están asegurados por ninguna agencia del gobierno federal
  • No están condicionados por actividades bancarias