Ahorrar para la universidad: ¿Cuánto necesitará?
Anterior

Si va al campus dentro de dos años o dos meses, nunca es un mal momento para empezar a ahorrar para la universidad. Probablemente sepa que su presupuesto debe incluir la matrícula, pero el costo de la universidad es más que solo la matrícula. Aquí le presentamos qué incluir en su presupuesto para la universidad, además de maneras de aliviar su carga financiera.


Gastos de matrícula y cuotas universitarias

Los gastos de matrícula cubren el costo de clases en su universidad, mientras que los gastos de cuotas son los asociados con actividades, laboratorios y pegatinas del estacionamiento. Los gastos de matrícula y cuotas universitarias varían mucho en base a un número de factores, incluso si usted estudia dentro del estado o fuera del estado. Según el College Board, los gastos promedio de matrícula y cuota por asistir a una universidad pública de cuatro años equivaldría a casi $23,000 para un estudiante que no es del estado y un poco más de $9,100 para un estudiante del estado.

Karie Bedford, client relationship manager with Sallie Mae®, suggests defraying some of these costs by taking advantage of available becas, grants, and — if scholarships, grants, and savings or income don’t cover the entire cost of attendance —a préstamo Sallie Mae Smart Option Student Loan. Calcule lo que gastaría en la universidad usando la Calculadora de costos universitarios de Sallie Mae.

Alojamiento y comida

Las universidades generalmente ofrecen una variedad de paquetes con opciones de dormitorios y planes de comidas para estudiantes que viven en el campus. Según el College Board, el alojamiento en el campus con comida en una universidad pública por cuatro años cuesta $9,800 por año.

Para reducir costos, usted puede aprovechar el programa del asesor residente de la universidad, que ofrece una matrícula reducida o costos de alojamiento y comida reducidos. Si asiste a la universidad cerca de su hogar, puede optar por vivir con sus padres u otros familiares para ahorrar. Si decide vivir en un apartamento fuera del campus, considere compartir con un compañero para reducir la renta.

Libros y suministros

Cuando se trata de suministros, necesitará lo esencial para la clase —como cuadernos, lapiceras y lápices, y papel para imprimir— además de libros de texto, que pueden ser caros. Según el College Board, el cálculo anual para libros y suministros para un estudiante promedio de tiempo completo en una universidad pública de cuatro años es alrededor de $1,200.

“Comprar libros usados o alquilar sus libros son buenas formas de reducir costos”, dice Barnes. Si estas opciones no están disponibles en la librería de su campus, puede buscar sitios web para libros y alquilarlos o comprar versiones más económicas. Algunos sitios le permiten volver a vender sus libros al final del semestre.

Transporte

Sus costos de transporte variarán de acuerdo a cómo viaje y cuán seguido viaje. “Si lleva su auto a la universidad, tendrá que pagar un permiso de estacionamiento, seguro, y, gasolina, por supuesto.”, agrega Barnes. Luego de considerar todos estos factores, es posible que concluya que tiene más sentido dejar el auto en casa y tomar transporte de la universidad o público, o ir y volver caminando de las clases.

Y no olvide los viajes en los feriados. Si tiene que reservar un vuelo o tomar un ómnibus para ir a casa en los feriados, examine los descuentos estudiantiles en costos de viajes.

Gastos personales

Los gastos personales pueden abarcar desde ropa, comer afuera, y más. Estos gastos generalmente son variables, o sea que pueden cambiar de mes a mes. Además de sus gastos variables, pueden contabilizar en sus gastos fijos, como la cuenta del teléfono celular o membresía del gimnasio.

Los gastos variables con frecuencia son más flexibles que los gastos fijos, así que observe antes los gastos variables cuando trate de reducir costos. Por ejemplo, evalúe dónde y cada cuánto compra ropa y limite las comidas afuera, especialmente si paga un plan de comidas en la universidad.

Muchos factores entran en el costo de la universidad, pero planificar y ahorrar con anticipación puede asegurar que tenga lo que necesita cuando llegue a la universidad, para que pueda enfocarse en estudiar y divertirse.

Conozca más sobre los gastos de la universidad con esta infografía, y compare sus ahorros universitarios.

Infografía Ahorre para la universidad en números Haga clic para ver personal

personal

Infografía Ahorre para la universidad en números
Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

Esta información es general y no pretende ofrecer asesoramiento legal, impositivo ni financiero. Aunque Regions considera que esta información es precisa, no puede garantizar que esté actualizada en todo momento. Las declaraciones u opiniones de personas a las que se hace referencia aquí pertenecen a dichas personas, no a Regions. Consulte con el profesional correspondiente respecto a su situación específica y visite irs.gov para conocer las normas tributarias actuales. Regions, el logotipo de Regions y la bicicleta de LifeGreen son marcas registradas de Regions Bank. El color de LifeGreen es una marca registrada de Regions Bank.

Regions Bank seleccionó a Sallie Mae como su proveedor de préstamos estudiantiles y es recompensado por referir a los clientes de préstamos estudiantiles a Sallie Mae. Recomendamos a los estudiantes y a sus familias que complementen sus ahorros obteniendo información sobre subsidios, becas y préstamos estudiantiles tanto federales como estatales, y que consideren los pagos mensuales anticipados sobre el total del préstamo estudiantil y los gastos futuros previstos antes de considerar la posibilidad de un préstamo para la educación privada.