Ensayo ganador del concurso de becas Regions Riding Forward® 2016, por Bernardo M.

Ensayo ganador del concurso de becas Regions Riding Forward® 2016, por Bernardo M.
Anterior

Como aspirante a cineasta, no puedo pensar en otro artista afroamericano que haya despertado la pasión en mí y capturado mi imaginación tan elegantemente como el increíble Sidney Poitier. Sus aportes al cine y al activismo social han hecho posible los adelantos comprobados hacia una mayor conciencia racial y un Estados Unidos progresista. Es un hombre de principios y de integridad inquebrantable. Su constancia, su estilo y su carisma son del más alto nivel. No solo es un actor atrapante, sino también un hombre inspirador. 

Mi admiración hacia él nació en una transmisión de una conferencia de prensa televisada que se realizó en Atlanta el 22 de agosto de 1967. Newark y Detroit habían sufrido una serie de disturbios raciales después de un verano de protestas civiles relacionadas con la raza en muchas otras ciudades del país. Poitier intentó controlar el bombardeo de preguntas de los reporteros sobre los disturbios y el radicalismo de la raza negra durante algunos minutos antes de comenzar con un monólogo con la intensidad que lo caracteriza, su rabia contenida que definió gran parte de su presencia en la pantalla y que le dio una resonancia política como a ningún otro artista de color antes que él. "Me parece que en este momento, hoy, me podrían preguntar por las cosas positivas que están ocurriendo en el país", expresó, y denunció a la multitud por su inclinación sensacionalista y negativa. "Hay muchos aspectos de mi personalidad que pueden explorar de manera constructiva", continuó, "pero están aquí y me hacen estas preguntas tan unidimensionales sobre una pequeña parte de nuestra vida. Me hacen preguntas que siempre recaen en el aspecto de la raza negra de mi vida". Declaró al público: "Soy artista, hombre, estadounidense, contemporáneo. Soy un montón de cosas, por eso deseo que me respeten como tal". Me sentí absolutamente afectado por su declaración cuando la leí en el libro de Aram Goudsouzian, Sidney Poitier: Man, Actor, Icon. 

Soy artista, hombre, estadounidense, contemporáneo. La frase se ha vuelto un mantra personal; me da seguridad en mis aspiraciones de convertirme en cineasta profesional, y me mantiene enfocado en mis sueños. Es una oración que perfectamente describe al hombre de quien viene: su singularidad al hablar, su seriedad, todo lo que quiero ser y por lo que me esfuerzo.

Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

Artículo proporcionado por Regions

© 2015 Regions

Esta información es general y no pretende ofrecer asesoramiento legal, impositivo ni financiero. Aunque Regions considera que esta información es precisa, no puede garantizar que esté actualizada en todo momento. Las declaraciones u opiniones de personas a las que se hace referencia aquí pertenecen a dichas personas, no a Regions. Consulte con el profesional correspondiente respecto a su situación específica y visite irs.gov para conocer las normas tributarias actuales. Regions, el logotipo de Regions y la bicicleta de LifeGreen son marcas registradas de Regions Bank. El color de LifeGreen es una marca registrada de Regions Bank.