Ensayo ganador del concurso de becas Regions Riding Forward® 2016, por Liam M.
Anterior

Vivo en lo que podría decirse "los Estados Unidos de clase media blanca". Mi escuela está llena de gente racista, homofóbica, islamofóbica y transfóbica. Una amiga mía, Victoria (una dirigente muy franca del grupo del mes de la historia afroamericana en nuestra escuela), es una de los pocos estudiantes afroamericanos de la escuela, y debatir con ella y escuchar sus disertaciones en clase me ha hecho abrir los ojos sobre las situaciones difíciles que viven los adolescentes y adultos afroamericanos en los Estados Unidos. 

De sus historias, una en particular es la que más se destaca: estaba con su madre buscando un vestido para la graduación y la echaron de la tienda porque el propietario "no atendía a gente como ella". Me hizo darme cuenta de que aunque el movimiento por los derechos civiles fue hace años, los afroamericanos todavía son tratados como ciudadanos de segunda clase. 

El privilegio blanco también surge en muchas de nuestras charlas. Es decir, ¿por qué alguien querría vivir en una sociedad racista donde algunos son asesinados por la policía y otros son elogiados por el color de su piel? La respuesta es porque aquellos que se benefician con esta sociedad (los blancos) están demasiado cómodos con su posición de poder. Y naturalmente, la gente que está cómoda no querría renunciar a esta posición aunque así se creara una sociedad igualitaria, porque esto sería a expensas de aquellos que tienen el poder. Esto no puede suceder si el objetivo final de los derechos civiles es crear un mundo mejor para las generaciones futuras.

Gracias a Victoria, he empezado a expresar más mis opiniones y a defender a los demás cuando escucho conversaciones racistas o hirientes. Ella me enseñó que a veces hay que ser totalmente directo para que el mundo sea mejor para otra gente, y ese mundo perfecto no se puede lograr sin un gran esfuerzo de todos. 

Para terminar, desde que conocí a Victoria he aprendido más sobre el mundo fuera de mi pequeña burbuja y he afianzado mis creencias. El mundo no es perfecto y sin duda no es justo. Hace falta más gente directa y decidida como Victoria que comparta sus experiencias y trabaje duro hacia un fin común: hacer que el mundo sea más seguro, mejor y menos ignorante del privilegio que tienen ciertos grupos.

Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

Artículo proporcionado por Regions

© 2015 Regions

Esta información es general y no pretende ofrecer asesoramiento legal, impositivo ni financiero. Aunque Regions considera que esta información es precisa, no puede garantizar que esté actualizada en todo momento. Las declaraciones u opiniones de personas a las que se hace referencia aquí pertenecen a dichas personas, no a Regions. Consulte con el profesional correspondiente respecto a su situación específica y visite irs.gov para conocer las normas tributarias actuales. Regions, el logotipo de Regions y la bicicleta de LifeGreen son marcas registradas de Regions Bank. El color de LifeGreen es una marca registrada de Regions Bank.