Ensayo ganador del concurso de becas Regions Riding Forward® 2016, por Gregory B.

Ensayo ganador del concurso de becas Regions Riding Forward® 2016, por Gregory B.
Anterior

De todos los grandes músicos de jazz que ha tenido la historia, tal vez ninguno fue tan influyente y vanguardista como Herbie Hancock.  Hancock nació en Chicago, Illinois el 12 de abril de 1940.  Aprendió a tocar música clásica en el piano a muy temprana edad, y cuando llegó a la escuela secundaria, ya estaba experimentando con improvisaciones de jazz.  Aunque inicialmente asistió a Grinnell College para estudiar ingeniería eléctrica, pronto se decidió a perseguir su verdadera pasión, que era la música, específicamente el jazz.

A lo largo de su carrera, Hancock lograría redefinir el concepto de jazz que tenía el mundo.  Con sus composiciones de ritmos erráticos y a menudo conflictivos, que recordaban las tradicionales melodías africanas y elementos del funk, revolucionó por completo este género musical.  Miles Davis, músico de jazz y colega de Hancock, dijo de él lo siguiente: “Herbie fue el sucesor de Bud Powell y Thelonious Monk, pero aún no he escuchado a nadie que pueda sucederlo a él”.

Mi experiencia con la interpretación musical, aunque ni se acerca a ser tan impactante como la de Herbie Hancock, ha sido enriquecedora.  Toco el saxofón alto desde que estaba en sexto grado y el piano, desde que estaba en octavo.  Al igual que Hancock, quien tuvo esa veta de diversidad musical en sus aportes, yo siempre he disfrutado interpretar y escuchar una diversidad de géneros musicales.  Mi educación musical clásica sucumbió ante mi deseo de experimentar con una variedad de estilos. Recientemente, me descubrí a mí mismo incursionando en la improvisación, tal como Herbie lo hizo a esta misma edad.

Estoy seguro de que mis años en la universidad serán los más enriquecedores de mi vida.  Tengo pensado estudiar psicología y, eventualmente, llegar a ser psiquiatra matriculado.  Aunque mi pasatiempo y la profesión que he elegido no tienen nada en común, la música seguirá siendo parte esencial de mi vida.  Incluso ahora, no puedo llegar a mi casa sin detenerme a tocar al menos una canción alegre para reflejar mis experiencias positivas del día.

Mi pasión por la música y la psicología me recuerda al amor de Herbie por la música y la ingeniería eléctrica.  Fue su habilidad para esta última la que le permitió ser un pionero en los sonidos del jazz fusionado con el funk que popularizó en sus teclados y sintetizadores. Por mi parte, muchas veces he pensado que la música puede ser terapéutica. Si pudiera incorporar la música a los tratamientos psicológicos, podría descubrir apasionantes y nuevas maneras de ayudar a mis pacientes a lidiar con sus problemas.  Mi esperanza es que a través de la combinación de cualidades de mis dos ocupaciones, pueda, algún día, crear algo tan poderoso e impactante como las composiciones de Herbie Hancock.

 

 

Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

Artículo proporcionado por Regions

© 2015 Regions

Esta información es general y no pretende ofrecer asesoramiento legal, impositivo ni financiero. Aunque Regions considera que esta información es precisa, no puede garantizar que esté actualizada en todo momento. Las declaraciones u opiniones de personas a las que se hace referencia aquí pertenecen a dichas personas, no a Regions. Consulte con el profesional correspondiente respecto a su situación específica y visite irs.gov para conocer las normas tributarias actuales. Regions, el logotipo de Regions y la bicicleta de LifeGreen son marcas registradas de Regions Bank. El color de LifeGreen es una marca registrada de Regions Bank.