Ensayo ganador de Jayla G. de North Carolina
Anterior
Al igual que la mayoría de los niños estadounidenses, no crecí aprendiendo sobre Angela Davis, Malcolm X, Huey P. Newton, ni sobre esos puños levantados afroamericanos o de raza negra ocultos detrás de los pocos que aparecían en nuestros libros de texto. Lo máximo que sabía sobre el movimiento por los derechos civiles fue que Rosa Parks se negó a levantarse y que Martin Luther King Jr fue martirizado. De repente, el movimiento por los derechos civiles fue concluido con éxito, al igual que nuestras luchas. Esa es la retórica que me han impuesto en la cabeza desde la escuela primaria y fue recién hace poco tiempo que pensé que podía ser diferente. No fueron dos personas las que comenzaron o finalizaron el movimiento por los derechos civiles, sino una diversa multitud de personas de diferentes razas que decidieron arriesgar su propia seguridad por la de las generaciones futuras. Angela Davis es una de esas personas. Muchas de las figuras veneradas como líderes de los derechos civiles fueron hombres y, si bien eso no le quita mérito a su lucha, lo cierto es que las mujeres suelen ser ignoradas tanto durante los movimientos como en los libros de texto sobre historia. Angela Davis continúa generando conciencia de que, en la intersección del racismo y la misoginia, son las mujeres negras quienes más sufren.
 
La primera vez que participé en una protesta fue durante el presente año. Era una joven de 17 años sin idea de lo que estaba haciendo, pero sabía que quería hacer lo correcto. Incluso cuando estuve rodeada de gente que llevaba los mismos carteles que yo, siempre había otros que me miraban con menosprecio, como si reclamar por aquello en lo que creía fuera algo por lo que avergonzarse. Fue eso lo que me hizo pensar en Angela Davis. Angela Davis es una académica que dedicó su vida al activismo y al empoderamiento de las personas de raza negra y fue durante ese momento que realmente comprendí lo que aquello significaba. Las personas como Angela Davis, que se pararon sin temores en las primeras filas de las protestas, que predicaron su causa en las manifestaciones y que miraron al racismo, al prejuicio y al odio a los ojos, son quienes me inspiran a hacer lo que considero correcto cada día. En las palabras de Davis: "Uno debe actuar como si fuera posible transformar radicalmente el mundo. Y tenemos que hacerlo en todo momento". Davis ha inspirado a las distintas generaciones a trabajar por lograr el cambio y la equidad, no solo para las personas de color, sino también para todos los estadounidenses. 
Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

Artículo proporcionado por Regions

© 2015 Regions

Esta información es general y no pretende ofrecer asesoramiento legal, impositivo ni financiero. Aunque Regions considera que esta información es precisa, no puede garantizar que esté actualizada en todo momento. Las declaraciones u opiniones de personas a las que se hace referencia aquí pertenecen a dichas personas, no a Regions. Consulte con el profesional correspondiente respecto a su situación específica y visite irs.gov para conocer las normas tributarias actuales. Regions, el logotipo de Regions y la bicicleta de LifeGreen son marcas registradas de Regions Bank. El color de LifeGreen es una marca registrada de Regions Bank.