Ensayo ganador de Samantha B. de Alabama
Anterior
La Dra. Patricia Bath es una mujer de ciencia admirable. Cuando era pequeña le regalaron un set de química y fue en ese momento que comenzó a interesarse en la investigación. Cuando tenía 18 años participó en un programa de investigación sobre el cáncer y recibió el Premio al Mérito de la revista Mademoiselle por sus descubrimientos notables. Se graduó de la secundaria antes de tiempo, obtuvo su título de medicina y comenzó una pasantía en Harlem Hospital. Luego de un año en Harlem, comenzó una beca de investigación en oftalmología en Columbia University donde notó que la mayoría de sus pacientes no videntes eran afroamericanos. Descubrió que los pacientes afroamericanos tenían un riesgo mucho mayor de sufrir ceguera y glaucoma. Gracias a sus investigaciones minuciosas, Bath pudo ofrecer atención oftalmológica a aquellos que no podían pagarla con un programa de oftalmología comunitario.
 
 Cuando terminó su residencia en oftalmología en 1973, fue la primera afroamericana en hacerlo, y también fue la primera integrante mujer del cuerpo docente del Jules Stein Eye Institute de la UCLA cuando se incorporó al departamento de oftalmología dos años más tarde. Fue cofundadora del American Institute for the Prevention of Blindness en 1976 y ayudó a comenzar el Programa de Capacitación de Residencia en Oftalmología de UCLA-Drew como la primera presidente mujer de dicho programa en 1983.
 
 Durante la producción de este programa, Bath comenzó un estudio privado de tecnología láser en combinación con oftalmología en 1981. Después de cinco años de investigación y pruebas, presentó su sonda Laserphaco para realizar un tratamiento más preciso y menos doloroso para las cataratas. En 1988 fue la primera doctora afroamericana en recibir una patente para fines médicos, y su invento tiene varias patentes nacionales e internacionales. Con su sonda Probe, Bath pudo tratar a pacientes que habían quedado ciegos por cataratas y les devolvió la vista; hoy en día su invento se usa en todo el mundo.
 
 Personalmente le debo a Bath una gratitud inmensurable. Cuando era niña, mi oftalmólogo descubrió que tenía catarata congénita en mi ojo derecho. Estaba fascinado por este caso poco común ya que las cataratas en general aparecen en personas de más de 70 años de edad. Con la ayuda de la sonda Laserphaco de Bath pudo extirpar mi catarata e insertar un lente intraocular para que volviera a ver bien; un procedimiento que era relativamente nuevo. Hace algunos años mi madre también tuvo cataratas en los dos ojos cuando tenía tan solo 45 años de edad. El invento de Bath también se usó para la cirugía de reemplazo de lente que le hicieron a mi madre.
 
Antes de que se inventara la sonda Laserphaco, el tratamiento de cataratas era costoso, doloroso e impreciso; pero la pasión y dedicación de Patricia Bath por su investigación hizo posible que muchos pacientes de todo el mundo reciban un tratamiento más eficaz y con menos riesgos. Si no hubiese inventado la sonda Laserphaco, mi madre y yo todavía tendríamos problemas de la vista por las cataratas dados los riesgos y el costo de los tratamientos anteriores. Patricia Bath mejoró muchísimo mi vida con el trabajo de su vida, y sus logros me han inspirado a ingresar en el campo de la medicina para causar un impacto en la vida de los demás tal como ella lo hizo conmigo.
 
Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

Artículo proporcionado por Regions

© 2015 Regions

Esta información es general y no pretende ofrecer asesoramiento legal, impositivo ni financiero. Aunque Regions considera que esta información es precisa, no puede garantizar que esté actualizada en todo momento. Las declaraciones u opiniones de personas a las que se hace referencia aquí pertenecen a dichas personas, no a Regions. Consulte con el profesional correspondiente respecto a su situación específica y visite irs.gov para conocer las normas tributarias actuales. Regions, el logotipo de Regions y la bicicleta de LifeGreen son marcas registradas de Regions Bank. El color de LifeGreen es una marca registrada de Regions Bank.