Préstamos estudiantiles: lo que debe saber
Anterior

A medida que analiza sus opciones para pagar la educación superior, hágase una serie de preguntas clave.

Desde becas y subvenciones hasta préstamos estudiantes privados y del gobierno, existen muchas opciones cuando se trata de pagar los costos de la universidad. Si opta por usar préstamos estudiantiles para financiar su educación universitaria, es importante que pida dinero con cuidado. A medida que analiza si los préstamos estudiantiles son una fuente de financiamento adecuada para usted, hágase estas preguntas.

¿Cuánto dinero tendré que pedir prestado?

Antes de ir por los préstamos estudiantiles privados, lo primero que debería hacer es completar la Solicitud Gratuita para Ayuda Federal Estudiantil (FAFSA). La FAFSA reúne información sobre usted y el ingreso y los activos de su familia para poder calcular su elegibilidad para la ayuda que ofrece el gobierno federal a los estudiantes.

Para determinar el monto posible de los préstamos estudiantiles, use esta fórmula sencilla:

Paso 1: calcule el monto que tendrá que cubrir por asistir un año a la universidad. Incluya la matrícula, el alojamiento, la comida, los libros, los útiles escolares, las facturas, los muebles para su habitación, el transporte, equipos como una computadora y cualquier otro gasto.

Paso 2: descuente las becas que tenga, el dinero de subvenciones o de la ayuda del gobierno federal que recibió.

Paso 3: reste el dinero obtenido en un trabajo de verano o de sus ahorros personales que piensa destinar a su educación. Si su familia tiene pensado colaborar con fondos, también inclúyalos.

Si los costos que le quedan por cubrir son altos, un préstamo estudiantil podría ayudarle. Solo recuerde pedir dinero prestado con inteligencia. Tener una estimación de cuánto quizás necesite puede ayudarle al momento de analizar las opciones de financiamiento.

¿Qué pueden cubrir mis préstamos estudiantiles?

Por lo general, los préstamos estudiantiles ayudan a pagar la matrícula y otros gastos escolares elegibles, aunque debería ver  qué otros artículos pueden cubrir sus préstamos. Es importante tener una idea de los costos esperados de ir a la universidad y solo pedir lo que necesita para financiar la educación y no un estilo de vida.

Revise atentamente la carta de otorgamiento de ayuda financiera. En algunos casos, el monto del préstamo estudiantil del gobierno federal que se ofrece a través de la oficina de ayuda financiera de su universidad superará la suma de dinero que usted necesita para cubrir sus gastos. Recuerde: solo por que puede recibir más dinero, no significa que usted deba aceptarlo. No tiene la obligación de tomar todo el dinero que le ofrecen y puede solicitar un monto inferior.

¿Qué puedo hacer para reducir el saldo de mi préstamo?

Si es posible, explore otras opciones como los programas para trabajar y estudiar para que el monto que deba pedir prestado sea más bajo. Si piensa recurrir a los préstamos estudiantiles para cubrir los gastos cotidianos, busque  maneras de ahorrar dinero mientras está en la universidad. De igual manera, recuerde que puede ahorrar dinero en el plazo del préstamo si hace pagos mientas está en la universidad.

Antes de solicitar un préstamo estudiantil privado, es importante que evalúe todos los pagos mensuales el préstamo con antelación y fije expectativas realistas sobre cuánto dinero puede ganar en el futuro.

Pagar la universidad es lo mismo que cualquier otra inversión importante. Si lo planifica con tiempo, toma decisiones informadas y administra sus finanzas con cuidado, puede hacer una inversión exitosa en su futuro.

Conozca más sobre cómo administrar la deuda de los préstamos estudiantiles después de la universidad.

Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

Esta información es general y no pretende ofrecer asesoramiento legal, impositivo ni financiero. Aunque Regions considera que esta información es precisa, no puede garantizar que esté actualizada en todo momento. Las declaraciones u opiniones de personas a las que se hace referencia aquí pertenecen a dichas personas, no a Regions. Consulte con el profesional correspondiente respecto a su situación específica y visite irs.gov para conocer las normas tributarias actuales. Regions, el logotipo de Regions y la bicicleta de LifeGreen son marcas registradas de Regions Bank. El color de LifeGreen es una marca registrada de Regions Bank.

Regions Bank seleccionó a Sallie Mae como su proveedor de préstamos estudiantiles y es recompensado por referir a los clientes de préstamos estudiantiles a Sallie Mae. Recomendamos a los estudiantes y a sus familias que complementen sus ahorros obteniendo información sobre subsidios, becas y préstamos estudiantiles tanto federales como estatales, y que consideren los pagos mensuales anticipados sobre el total del préstamo estudiantil y los gastos futuros previstos antes de considerar la posibilidad de un préstamo para la educación privada.

Todos los nombres de aplicaciones, compañías, sitios web y productos o marcas registradas que no son propiedad de Regions pertenecen a sus respectivos titulares. Su mención no implica ninguna afiliación ni aval por parte de Regions de dichos titulares ni de sus productos y servicios. Se utilizan solo a modo de ejemplo de las diversas aplicaciones, compañías y sitios web disponibles que ofrecen servicios similares. Antes de usar una aplicación o sitio web debe leer detenidamente los términos de uso, las políticas de recolección de datos y privacidad. Las aplicaciones pueden tener un costo inicial o funcionalidades de compra desde la aplicación.