Consejos a tener en cuenta ante eventuales desastres
Anterior

Si se produce un desastre, ya sea un incendio, una inundación u otra emergencia, intentar pensar en lo que viene después puede ser paralizante.

Dave Baxter, presidente de Baxter Restoration, una compañía de reparación y mitigación de servicios completos con sede en Florida, recomienda lo siguiente:

1. Priorice la seguridad.

“La seguridad de las personas y las mascotas es lo más importante, por eso no escale los escombros (en lugar de) llevar a su familia a un lugar seguro”, dice Baxter. Una vez que cese el peligro inmediato y su vecindario y vivienda sean seguros para ingresar, haga un recuento del daño. Si su vivienda no es segura para habitarla, evalúe la opción de reubicarse. Su póliza de seguro para propietarios de viviendas puede reembolsar los gastos de hotel y de subsistencia si fuera necesario. El seguro contra inundaciones no cubre los gastos de subsistencia si necesita reubicarse.

2. Contáctese con las organizaciones locales de asistencia ante desastres.

Hable con las organizaciones que brindan asistencia de emergencia para conocer las opciones de alimentación, refugio y otro tipo de ayuda que pueda necesitar a corto plazo. Los recursos de emergencia incluyen:

3. Hable con sus agentes de seguro.

Lo siguiente es llamar a sus agentes de seguro para saber cómo iniciar el proceso de presentación de una reclamación. Si el desastre afectó a muchas personas dentro de su área, la compañía aseguradora probablemente responda primero a quienes sufrieron mayores pérdidas. Para garantizar que su agente priorice el caso como corresponde, asegúrese de comprender y comunicar claramente el alcance de su pérdida. En caso de un desastre natural de gran amplitud, su compañía aseguradora puede incluso instalar oficinas temporales en el área, por eso pregúntele a su agente si hay algún contacto local.

Incluso si su propiedad no fue cubierta por su seguro, específicamente en el caso de inundaciones, contáctese con FEMA o su oficina de manejo de emergencias local para conocer la asistencia gubernamental que permite acceder a préstamos para reconstrucción de bajo interés, asesoría en momento de crisis, servicios legales ante desastres y programas de asistencia por desempleo.

4. Evalúe su daño.

Comience por evaluar todas las pérdidas y daños. Una lista detallada de sus pertenencias es un buen comienzo, pero también saque fotos y grabe videos como documentación. Luego visite los sitios web o tiendas para determinar los costos de refacciones y catalóguelos para su compañía aseguradora, la cual puede requerir un documento como constancia de las pérdidas. Cuando compre artículos como alimentos, conserve los recibos por un posible reembolso.

5. Cree un plan para las refacciones y la reconstrucción.

Hable con su agente de seguros para comprender qué cosas estarán cubiertas y cómo recibirá el reembolso. Dicho agente puede recomendarle una compañía de refacción, y Baxter dice que usted debe asegurarse de sentirse cómodo con la compañía y sus pólizas. Él recomienda ser claro y firme con la compañía, especialmente si trabaja en la refacción después de un desastre natural que afectó a muchas personas.

6. Cree un plan de preparación ante desastres para el futuro.

Mientras se esfuerza por que su vida vuelva a ser la de antes, cree un plan familiar ante un desastre para protegerse ante lo que puede depararle el camino. Si ocurre un desastre —inundación, huracán, tornado u otro— es posible que las sucursales bancarias locales estén dañadas o cerradas temporalmente. Si usa online banking para pagar facturas, asegúrese de ingresar y de que sus credenciales estén actualizadas. Si no usa online banking, considere inscribirse hoy para prepararse para el futuro. Los clientes de Regions pueden ingresar a online banking o inscribirse hoy.

Lo más importante, recomienda Baxter, es ser paciente. "Después de un gran desastre natural, cuando todos los vecindarios tienen problemas, la clave es tener paciencia", dice. "Nada de eso se resuelve tan rápido como un espera".

Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

Esta información es general en naturaleza y se brinda solo para fines informativos. Regions no hace declaración alguna en cuanto a la exactitud, integridad, puntualidad, idoneidad o validez de ninguna información presentada. No se debería confiar en o interpretar la información provista y los estados de cuenta realizados por los empleados de Regions como asesoramiento contable, de inversiones, legal o de impuestos, o planeamiento financiero. Regions le recomienda consultar con un profesional para recibir asesoramiento aplicable a su situación específica.

*Inversiones, anualidades y productos de seguros

  • No están asegurados por FDIC
  • No están garantizados por un banco
  • Pueden perder valor
  • No son depósitos
  • No están asegurados por ninguna agencia del gobierno federal
  • No están condicionados por actividades bancarias