Cómo saldar sus deudas: 6 pasos para alcanzar el éxito
Anterior

Siga estos pasos sencillos que pueden ayudarlo a saldar sus deudas.


1. Deje de solicitar préstamos y de gastar

No puede pedir un préstamo para saldar sus deudas. Tan pronto deje de gastar más de lo que gana, ya estará un paso más cerca de reducir su deuda.

2. Determine cuánto debe

Enumere todos los acreedores con los que lleva un balance y determine qué monto debe en cada cuenta, el pago mensual mínimo, la tasa de interés y otros gastos. Luego calcule el total de su deuda. Tener un panorama general de su deuda le permitirá aclarar cuánto adeuda en total y comenzar a pensar en las formas de disminuir la carga de la deuda. Por ejemplo, si realiza pagos mensuales en múltiples tarjetas de crédito con un interés alto, debería evaluar la posibilidad de consolidar dicha deuda en un único préstamo con una tasa de interés más baja. Esta estrategia puede reducir el monto total de interés que acumula por mes y, de esa forma, permitirle destinar de forma eficaz más dinero para el pago del saldo principal.

3. Desarrolle un presupuesto factible

Comience por hacer una lista de todas las facturas que paga cada mes, incluso los pagos de alquiler o hipoteca, servicios públicos y cualquier otro gasto fijo que raramente cambia de mes a mes. Luego enumere las otras necesidades que sí cambian de acuerdo a sus hábitos de gastos, como los gastos de almacén, las facturas de gasolina y teléfono celular. Cuando cree su presupuesto, busque formas de reducir dichos gastos, como por ejemplo comprar mercadería no perecedera en grandes cantidades o viajar al trabajo en un vehículo compartido. Luego, enumere los artículos innecesarios que compra de forma cotidiana, como el café de la mañana en una tienda gourmet o la revista semanal. Reducir sus gastos diarios, incluso en pequeñas cantidades, puede permitirle acumular dinero rápidamente. Por ejemplo, recortar $4 de sus gastos diarios al obviar el café gourmet, puede permitirle juntar más de $1,400 durante el transcurso del año. Ese pequeño monto, cuando se combina con otros esfuerzos, puede ayudarlo en gran medida a saldar su deuda.

4. Realice un plan de pagos

Una vez que haya diseñado un presupuesto mensual claro, determine qué parte de sus ingresos restantes puede destinar al pago de su deuda cada mes. Luego, comprométase a efectuar dichos pagos, incluso si eso puede implicar perderse un concierto de verano o una oferta de liquidación. Utilice nuestra calculadora de deuda en línea para determinar cuánto tiempo le llevará cancelar su deuda de acuerdo a sus pagos mensuales previstos. Si puede pagar más del mínimo requerido por mes, hágalo. Esto puede ayudarlo en gran medida a reducir el monto de interés que paga durante un período.

5. Contáctese con sus acreedores

Si cree que no podrá realizar un pago, contáctese con sus prestamistas y acreedores, y solicíteles realizar un acuerdo de pagos alternativo. No espere a retrasarse con los pagos para contactarlos y comunicarles que está teniendo problemas financieros. Los prestamistas y acreedores generalmente trabajan con prestatarios, por lo que puede tener más opciones disponibles si se comunica con ellos más temprano que tarde.

6. Controle sus préstamos de cerca

Sus préstamos de auto y vivienda son préstamos garantizados, lo que significa que la deuda se asegura con un bien particular que puede embargarse en caso de incumplimiento. Si deja de realizar los pagos de dichos préstamos por cualquier motivo, los prestamistas pueden estar autorizados a embargar su auto o ejecutar la hipoteca de su vivienda.

Si no puede efectuar los pagos de su auto y teme entrar en el incumplimiento de pago, puede ser una mejor idea consultar al acreedor del préstamo de su auto acerca de otras opciones, como que el acreedor venda el auto, ya que el embargo puede manchar su reporte de crédito.

Ni bien crea que pueda retrasarse con los pagos de su vivienda, contáctese con su prestamista hipotecario de inmediato. Los prestamistas hipotecarios a veces trabajan con los propietarios de viviendas de buena fe, quizás al reducir los pagos por un período de tiempo establecido o incluso al suspenderlos de forma temporaria.

Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

Esta información es general y no pretende ofrecer asesoramiento legal, impositivo ni financiero. Aunque Regions considera que esta información es precisa, no puede garantizar que esté actualizada en todo momento. Las declaraciones u opiniones de personas a las que se hace referencia aquí pertenecen a dichas personas, no a Regions. Consulte con el profesional correspondiente respecto a su situación específica y visite irs.gov para conocer las normas tributarias actuales. Regions, el logotipo de Regions y la bicicleta de LifeGreen son marcas registradas de Regions Bank. El color de LifeGreen es una marca registrada de Regions Bank.