Cosas que debe y no debe hacer al planificar los pagos de facturas médicas
Anterior

Incluso con un seguro de salud, una lesión o enfermedad grave puede causar estragos en las finanzas familiares. Es posible que los deducibles y copagos terminen costando miles de dólares. De modo que, ¿cómo puede prepararse para lo inesperado y evitar preocuparse por pagar sus facturas médicas?

SÍ: negocie los gastos con su médico

Si su seguro no cubre algún gasto, intente negociar con su proveedor de atención médica para recibir un cargo más bajo o un plazo de pago más prolongado. Si puede abonar un pago global único, algunos proveedores arreglarán la deuda por menos de lo que debe. De lo contrario, muchos proveedores trabajarán con usted para configurar un plan de pago sin intereses con un cronograma acorde a sus necesidades. Si tiene dificultades con el departamento de facturación o no comprende sus cargos o sus opciones de pago, un defensor del pueblo puede ayudarle.

NO: convierta deudas médicas en deudas de tarjeta de crédito

Por más que quiera detener el flujo de las facturas que llegan, debería evitar pagarlas con tarjeta de crédito si no podrá cancelar totalmente esa deuda en un futuro cercano, afirma Miranda Marquit, bloguera de Planting Money Seeds.

Si decide transferir la deuda a una tarjeta de crédito, tenga en cuenta que FICO, que desarrolló el modelo de puntuación de crédito utilizado por la mayoría de los prestamistas, ha anunciado un nuevo modelo de puntuación que diferencia las cuentas médicas y no médicas de las agencias de cobro y "disminuye la importancia y el impacto que ciertas deudas médicas tienen en su puntuación de crédito", afirma Marquit. Por supuesto, siempre hay posibilidades de efectos negativos en su crédito si no paga sus deudas a tiempo.

SÍ: revise sus facturas médicas en busca de errores

Revise su factura médica en busca de errores o sobrecargos antes de comenzar a pagar. Solicite una factura detallada y busque palabras de alerta, incluidas "kit", "bandeja" y "cargos de habitación" o "alojamiento y comida". Estos términos cubren cargos por diferentes artículos que le conviene ver detallados por separado.

Por ejemplo, el hospital puede cobrarle por un kit y una bandeja de cirugía y luego cobrarle erróneamente por los instrumentos quirúrgicos. Encontrar y disputar errores posiblemente le ahorre cientos de dólares.

NO: piense que está solo con sus gastos médicos

Recuerde que no es la primera persona o familia en experimentar costosas facturas médicas. La Encuesta Nacional de Entrevistas de Salud de la Oficina del Censo de los EE. UU. descubrió que una de cada cinco personas pertenece a una familia con dificultades para pagar sus facturas médicas y una de cada 10 es parte de una familia con facturas médicas que no puede pagar en absoluto.

SÍ: considere buscar la ayuda de organizaciones para pagar sus gastos médicos

Muchos de los consumidores que enfrentan dificultades económicas han recurrido a organizaciones para recibir ayuda con sus gastos médicos, de modo que esa es una opción en el caso de una lesión o enfermedad de extrema gravedad. Por ejemplo, United Way, a través de su programa 2-1-1TM, ofrece información las 24 horas del día, los 7 días de la semana y asistencia de derivación a personas y familias elegibles para recibir asistencia médica.

Los problemas de salud y los gastos médicos pueden resultar abrumadores, pero opte por tan solo ignorar la embestida de facturas. Con todos los cambios en la industria del cuidado de la salud, los médicos pueden ser más rápidos de lo que espera para remitir las cuentas impagas a las agencias de cobro.

Y preocuparse por facturas sin pagar y malos créditos puede comprometer aun más su salud.

Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

Esta información es general y no pretende ofrecer asesoramiento legal, impositivo ni financiero. Aunque Regions considera que esta información es precisa, no puede garantizar que esté actualizada en todo momento. Las declaraciones u opiniones de personas a las que se hace referencia aquí pertenecen a dichas personas, no a Regions. Consulte con el profesional correspondiente respecto a su situación específica y visite irs.gov para conocer las normas tributarias actuales. Regions, el logotipo de Regions y la bicicleta de LifeGreen son marcas registradas de Regions Bank. El color de LifeGreen es una marca registrada de Regions Bank.