Cómo probar un auto
Anterior

Ah, esa sensación de auto nuevo. El olor. Todas las nuevas opciones de lujo. La prueba de conducción de un vehículo puede ser uno de los aspectos más entretenidos de comprar un auto nuevo.

Sin embargo, si quiere asegurarse de que será feliz con su elección los próximos cinco a diez años, existen unos simples y pequeños detalles que debe saber antes de que ponga un pie en el concesionario.


Hacer su debida diligencia

Hoy en día, no hay razón para presentarse en un concesionario con preguntas sobre modelos, características, millas, etcétera. Haga su tarea en línea antes de visitar al concesionario. Determine cuánto puede pagar cómodamente. Ejecute un calculador automático como Calcular el pago del vehículo o Comprar o arrendar un vehículo. Para la mayoría de los clientes, un vehículo será una de sus mayores inversiones, y necesita estar preparado.

En el concesionario

Una vez que llegue, sea directo. Permita al vendedor saber que está ahí para probar un auto (o dos) y que visitará otras salas de exposición para comparar vehículos y precios, así que no hay razón para preocuparse sobre la negociación en este punto. Esto le permitirá a ambos enfocarse en el trabajo actual: determinar cual es el vehículo que lo hará feliz todos los días. Recuerde, el vendedor está ahí para ayudarlo a ver todas sus opciones y tomar una decisión informada.

Siéntese en el auto y revise una lista de control de usos cotidianos comunes, desde visibilidad trasera hasta portavasos. ¿Están los asientos demasiado firmes o carecen del control de posición adecuados? Revise para ver si es amplio para las piernas y cabeza. ¿Cómo funcionan las puertas? ¿Son fáciles de abrir y proporcionan suficiente espacio para instalar un asiento para niños cómodamente? ¿Lo puede manejar su esposa o, posiblemente, un conductor adolescente?. En resumen, ¿funciona la ergonomía para usted y su familia?

Prueba de conducción del vehículo

Maneje el modelo con las opciones y motor que está considerando comprar para que sepa cómo funciona. Pruébelo en situaciones seguras que reflejen su conducir diario tanto como sea posible, el pare y siga del tráfico, la autopista, el cambio de carril, pasar los cambios, las curvas y los frenos, de manera que obtendrá una verdadera idea de cómo se maneja.

¿Tiene el poder de unirse al tráfico mientras mantiene el ruido exterior al mínimo? ¿Qué radio de giro tiene? Obviamente, no hace falta decirlo: conduzca con cuidado y respete las reglas de tránsito. Pruebe la eficiencia del sistema de calefacción y aire acondicionado. ¿Qué tan bien funciona el Bluetooth inalámbrico con sus dispositivos? ¿El sistema de sonido es el adecuado mientras está en la autopista? Traiga su iPhone, estacione el auto y pruebe el sistema de audio. Solo usted puede responder estas preguntas.

Cuando haya terminado de conducir, reflexione

Regrese al concesionario, haga una última revisión dentro y fuera del vehículo. Luego, regrese las llaves y pruebe el siguiente auto en su lista. Si puede probar cada prospecto de vehículo uno tras de otro, el contraste entre ellos será obvio mientras la experiencia se mantenga fresca en su mente. Reflexione sobre su decisión, tal vez ver si puede llevar el vehículo a casa durante la noche para probarlo aún más.

Si tiene niños, déjelos probar los asientos traseros. Si son pequeños, colóquelos en sus asientos para vehículos y vea cómo funciona todo. Lo último que quiere un padre es una rodilla en su espalda cada cinco minutos durante un largo viaje a la casa de la abuela.

Cuando regrese listo para comprar, será el momento de cerrar el trato. Pero esa es otra historia.

Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

Esta información es general y no pretende ofrecer asesoramiento legal, impositivo ni financiero. Aunque Regions considera que esta información es precisa, no puede garantizar que esté actualizada en todo momento. Las declaraciones u opiniones de personas a las que se hace referencia aquí pertenecen a dichas personas, no a Regions. Consulte con el profesional correspondiente respecto a su situación específica y visite irs.gov para conocer las normas tributarias actuales. Regions, el logotipo de Regions y la bicicleta de LifeGreen son marcas registradas de Regions Bank. El color de LifeGreen es una marca registrada de Regions Bank.