Cinco advertencias antes de comprar un auto usado.
Anterior

Comprar un auto usado puede ser una experiencia estresante. Algunos concesionarios de autos usados tienen la fama de vender vehículos de baja calidad a un precio elevado. Además, puede ser difícil confiar en un vendedor que uno no conoce. Recorra estas cinco advertencias que lo ayudarán a esquivar los tragos amargos y comprar un auto usado con confianza.


Advertencia sobre autos usados N.° 1: una historia complicada

Cuando se vende un auto, se incluyen en su título la fecha y el lugar de la venta, así como también su millaje actual. El título del vehículo también muestra si fue reparado después de un grave accidente o de algún daño generado por las inclemencias del clima. Los autos reparados pueden acarrear problemas de mantenimiento duraderos, así que tenga en cuenta este riesgo.

Como el título del auto puede falsificarse, verifique esos datos en la Oficina de Vehículos Motorizados del estado correspondiente antes de cerrar la venta, especialmente si el vehículo fue recientemente traído o inscrito en su estado, o si el número de identificación de vehículo del auto parece estar alterado.

Por un cargo, el Sistema Nacional de Información sobre Títulos de Vehículos Motorizados del Departamento de Justicia de los EE.UU producirá un informe sobre el título del vehículo, los datos del odómetro y ciertos antecedentes de daños. La Oficina Nacional de Delitos por Seguros tiene una base de datos gratuita que incluye los daños por inundaciones y otra información.

El informe sobre historiales de vehículos, que puede obtener en sitios web como Carfax o AutoCheck de Experience, le permite ver los antecedentes de accidentes del auto y confirmar su millaje informado. Necesita el VIN del auto para acceder al informe, por eso desconfíe de cualquier vendedor que se niegue a compartir este número antes de comprar el auto.

Advertencia sobre autos usados N.° 2: inseguridad de inspección

Al igual que como solicitaría la inspección antes de comprar una vivienda, se recomienda que un mecánico independiente revise el auto usando y le realice inspecciones mecánicas antes de que acepte comprarlo. Las inspecciones previas a la venta son una práctica convencional, por eso los propietarios que rechazan participar en este proceso posiblemente escondan algo.

Además, averigüe cuáles son los problemas comunes de mantenimiento de la marca y el modelo que piensa comprar. Las compañías como Consumer Reports llevan un registro de este tipo de reclamos y comparten su búsqueda gratuitamente.

Advertencia sobre autos usados N.° 3: una historia sospechosa

Si un auto usado parece demasiado bueno para ser cierto, probablemente haya algo raro. Tenga cuidado con los autos que se venden a un precio significativamente inferior al valor de mercado, que puede encontrar en sitios como Edmunds.com. Si el auto no está en el mismo lugar que el vendedor, o si el vendedor quiere que usted pague por adelantado o a través de una transferencia bancaria, la venta puede ser fraudulenta. Si está pensando en comprar un auto a un vendedor en línea, revise la lista de consejos del FBI para obtener más información acerca de cómo evitar el fraude por Internet.

Advertencia sobre autos usados N.° 4: comentarios negativos

Si tiene pensado comprar un auto usado en un concesionario, busque la compañía en Internet. Mire sus comentarios en Facebook o calificaciones en Yelp para obtener información acerca de cómo se desempeña comercialmente la compañía. Si bien unos pocos comentarios negativos no garantizan que tendrá una mala experiencia, un largo historial de reclamos puede marcar una tendencia.

Además, puede contactarse con su agencia de protección al consumidor local y con el fiscal general del estado para ver si la compañía está involucrada en algún reclamo no resuelto, o bien recorra el directorio de negocios acreditados de la Oficina de Buenas Prácticas Comerciales para encontrar dentro de su área concesionarios de autos usados que estén autorizados.

Advertencia sobre autos usados N.° 5: garantías de palabra

La Comisión Federal de Comercio (FTC) solicita a la mayoría de los concesionarios que publiquen una guía de compradores para cada auto usado que ofrecen para la venta. Con esto se pueden dar a conocer problemas conocidos o detalles sobre la garantía. La guía de compradores debe reflejar los cambios negociados sobre la cobertura de la garantía, formar parte del contrato de compraventa y prevalece ante disposiciones que indican lo contrario. Por eso, si el vendedor dice que la compañía ofrecerá una garantía de servicios o realizará las reparaciones iniciales, asegúrese de que eso se vea reflejado en este documento. El concesionario también deberá incluir la información sobre el porcentaje del costo de reparación que asumirá la compañía, las partes específicas y los sistemas cubiertos por la garantía, y el plazo de la misma para cada sistema.

Para obtener información acerca de cómo comprar o financiar un auto usado, visite el Regions Auto Center.

Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

Esta información es general y no pretende ofrecer asesoramiento legal, impositivo ni financiero. Aunque Regions considera que esta información es precisa, no puede garantizar que esté actualizada en todo momento. Las declaraciones u opiniones de personas a las que se hace referencia aquí pertenecen a dichas personas, no a Regions. Consulte con el profesional correspondiente respecto a su situación específica y visite irs.gov para conocer las normas tributarias actuales. Regions, el logotipo de Regions y la bicicleta de LifeGreen son marcas registradas de Regions Bank. El color de LifeGreen es una marca registrada de Regions Bank.