Por qué son importantes los hábitos saludables de los empleados en el trabajo
Anterior

Cuando los negocios invierten en la promoción de hábitos saludables en el lugar de trabajo, no son sólo los empleados quienes se benefician.

Hay algunas medidas que los empleadores pueden tomar, grandes y pequeñas, para crear un entorno laboral más saludable. Los beneficios varían desde crear una fuerza laboral más comprometida hasta reducir los gastos del cuidado de la salud. Asegúrese de promover adecuadamente sus programas de hábitos saludables y de comunicar los beneficios que ellos garantizan para aprovechar al máximo sus esfuerzos.

“Las personas pasan aproximadamente 2,000 horas al año en su empleo, por eso el lugar de trabajo es un lugar efectivo para promocionar la buena salud”, dice Tom Carter, vicepresidente, HealthWorks y Kaiser-On-the-Job en Kaiser Permanente.

Crear un lugar de trabajo focalizado en la salud no tiene por qué requerir grandes inversiones. Para comenzar, "busque en su entorno laboral formas de respaldar las elecciones saludables", comenta Carter. Algunas opciones simples y asequibles de promover la salud y el bienestar incluyen:

1. Fomentar la alimentación saludable

Ofrezca menús saludables en sus máquinas expendedoras y cafeterías, así como también en reuniones o eventos donde haya servicios de comida. El Dr. Keith Helton, fundador y director ejecutivo de la red de médicos personales One to One, sugiere realizar almuerzos de capacitación para brindarles a los empleados indicaciones sobre cómo alimentarse mejor, incluso en el hogar.

2. Alentar la actividad física

Informe a los empleados acerca de los beneficios que tendrán si realizan pequeños cambios en sus rutinas diarias. Compre podómetros para todos sus empleados y bríndeles la posibilidades de llevar un registro del total de pasos caminados durante el día. Tome recesos de descanso en las reuniones largas y, de ser posible, pague membresías en gimnasios o entregue certificados de regalo para clases de yoga o entrenamiento físico.

3. Promover un ambiente libre de humo

Dictamine una política libre de tabaco e incluya en ella la información de contacto para que los empleados se comuniquen con los servicios de apoyo locales que los ayuden a adaptarse al cambio.

4. Financiar desafíos y eventos locales de entrenamiento físico

Financie concursos y desafíos de entrenamiento físico locales que promuevan un estilo de vida saludable, y celebre el éxito al convertirse en un patrocinador comercial y alentar la participación de sus empleados. Incluso puede preguntarles a los organizadores del evento si aceptan otorgar descuentos a sus empleados.

5. Concentrarse en la prevención

Haga lo posible por ir un paso adelante de los problemas de salud. Cree materiales y otros recursos focalizados en la salud para que los empleados tengan la oportunidad de informarse acerca de las diversas formas de prevenir enfermedades. Suscríbase a revistas que promuevan una alimentación saludable y estilos de vida activos, además de brindar información relacionada con las medidas preventivas. Coloque las revistas en la sala de recreo para que los empleados puedan acceder a las mismas.

Cómo incrementar la participación de los empleados en su programa de hábitos saludables

La mayoría de los empleados están dispuestos a adoptar hábitos saludables pero, en muchos casos, ni siquiera saben que tan solo unos pequeños cambios pueden causar un gran impacto. Para captar el interés y garantizar la participación en sus programas de hábitos saludables, personalícelos para que aborden las necesidades específicas de sus empleados. La salud no solo implica bajar de peso. También puede consultar a un abogado laboral para ver si existen leyes de empleo o relacionadas que pueda considerar al momento de crear el programa. Por ejemplo, la Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA) permite que los empleadores alienten a sus empleados a participar en programas de bienestar, ofreciéndoles recompensas de hasta un 30 por ciento del costo de cobertura de salud (empleado + prima de emisión del empleador). Esto puede incrementarse hasta alcanzar un máximo del 50 por ciento si participan en programas para reducir el consumo de tabaco, dice Carter.

"Las recompensas son buenas para que las personas comiencen a participar, pero el cambio sostenido se genera cuando se crea una cultura saludable, que tiene mucho que ver con sus políticas corporativas, el entorno y la forma en que trata a sus empleados", recuerda Carter. "Haga que la opción saludable sea la opción más sencilla, y los empleados tomarán mejores decisiones".

Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

Esta información es general y no pretende ofrecer asesoramiento legal, impositivo ni financiero. Aunque Regions considera que esta información es precisa, no puede garantizar que esté actualizada en todo momento. Las declaraciones u opiniones de personas a las que se hace referencia aquí pertenecen a dichas personas, no a Regions. Consulte con el profesional correspondiente respecto a su situación específica y visite irs.gov para conocer las normas tributarias actuales. Regions, el logotipo de Regions y la bicicleta de LifeGreen son marcas registradas de Regions Bank. El color de LifeGreen es una marca registrada de Regions Bank.