Cómo evitar el reentrenamiento de empleados
Anterior

¿Alguna vez se siente frustrado al capacitar a un empleado por el mismo problema una y otra vez? Lea esto para evitar el reentrenamiento.

En un momento, Andrew Carnegie era el hombre más adinerado de los Estados Unidos. Llegó al país desde su Escocia natal cuando era pequeño, hizo diversos trabajos ocasionales y, con el tiempo, terminó convirtiéndose en el mayor fabricante de acero de los Estados Unidos. En un momento, tenía a 43 millonarios trabajando para él. En aquellos días, un millonario era inusual.

Un reportero le preguntó a Carnegie cómo había contratado a 43 millonarios. Carnegie respondió que esos hombres no eran millonarios cuando comenzaron a trabajar para él pero se habían convertido en millonarios.

La siguiente pregunta del reportero fue, "¿Cómo desarrolló a estos hombres para que se convirtieran en lo suficientemente valiosos para usted como para que les pagara tanto dinero?" Carnegie contestó que los hombres se desarrollan de la misma manera en la que se extrae oro. Al extraer oro, es necesario mover varias toneladas de tierra para obtener una onza del metal, pero uno no entra a la mina a buscar tierra... uno entra a buscar oro.

¿Alguna vez se encuentra sentado sobre una montaña de oro y se siente pobre?

La capacitación es la forma de extraer el oro de su equipo.

Los líderes inspiradores capacitan a los buenos miembros de su equipo para que se conviertan en mejores personas

Los ayudan a construir vidas mejores para ellos mismos y para los demás. Arman su equipo desde adentro hacia fuera... al inspirar excelencia en el trabajo y la vida. En la vorágine de las exigencias diarias, puede olvidar una ley fundamental del liderazgo: si su equipo tiene éxito, entonces usted tendrá éxito.

El desafío de la capacitación en el agitadísimo ámbito laboral de hoy en día consiste en que la gente solo recuerda el 20 por ciento de lo que oye.

¿Por qué es tan bajo este porcentaje? Digamos que usted está apurado, pasa por el cubículo de un miembro del equipo y le dice: "Ryan, recuerde usar el nuevo formato en el informe de ventas de fin de mes... gracias". Aunque Ryan sea un hombre bastante agudo, ¿cuáles cree que son las probabilidades de que escuche su solicitud con exactitud, la recuerde, la evoque con precisión cuando sea relevante, interprete sus instrucciones tal como quería y luego lleve a cabo la tarea en forma satisfactoria?

Cuando lo vemos de esta manera, una retención del 20 por ciento suena bastante bien, ¿no?

Si está capacitando al miembro de un equipo por la misma cuestión en reiteradas ocasiones, antes de frustrarse con ellos, pregúntese, "¿estoy inspirando un mejor rendimiento o simplemente estoy tachando esto de mi lista?", "existe una manera de cambiar mi enfoque para obtener un mejor resultado?"

La escala que aparece a continuación pone la retención del 20% en perspectiva. Por lo general, los empleados recuerdan:

  • El 90% de lo que decimos y hacemos (simular lo real, hacer lo real)
  • El 70% de lo que decimos (participar en una discusión, dar una charla)
  • El 50% de lo que oímos y vemos (mirar una película, mirar una exhibición, ver una demostración)
  • El 30% de lo que vemos (mirar fotos o imágenes)
  • El 20% de lo que oímos (instrucciones)
  • El 10% de lo que leemos (memorandos, libros)

Aumentar esta escala para mejorar la efectividad de la capacitación y evitar el reentrenamiento solo demora unos pocos minutos adicionales.

Por ejemplo, en lugar de darle a un miembro del equipo una nueva política o un nuevo proceso para leer (10 por ciento de retención), pídale que lea y luego se comunique con usted más tarde durante el día para explicar su interpretación y cuáles son los cambios que necesita hacer. Ahora, tendrá un 70 por ciento de retención (de lo que usted dice). Ese es un buen rendimiento del tiempo invertido.

La capacitación es una propuesta de liderazgo de "pague ahora o pague después".

Tome un atajo y le estará diciendo lo mismo al mismo miembro del equipo la próxima semana, algo que no será divertido para ninguno de ustedes. Hágalo correctamente e inspirará mayor rendimiento y competencia... y la competencia construye confianza. La confianza del equipo es un bien vital para cualquier líder que desee elevar el desempeño.

Los líderes inspiradores evitan el reentrenamiento al invertir tiempo en una correcta capacitación la primera vez.

Por LEE COLAN | Fundador de L Group
Lee Colan es el fundador de L Group, una consultora que dota e inspira a líderes en cada nivel. Es asesor de liderazgo, presentador de ideas prácticas y nominado al reconocimiento Thinkers 50 como mejor pensador administrativo.
Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

Artículo proporcionado por Inc

© 2015 Inc

La información, la visión, las opiniones y las posiciones expresadas por el autor/autores y/o incorporadas en el artículo corresponden al autor o al individuo que hizo el comentario y no reflejan necesariamente las políticas, las visiones, las opiniones y la posición de Regions. Regions no garantiza la precisión, integridad, oportunidad, adecuación o validez de la información vertida.

La naturaleza de esta información es general y se brinda solo con fines educativos. La información provista y las declaraciones hechas por los empleados de Regions no deben ser consideradas o interpretadas como consejos contables, financieros, de inversiones, legales o impositivos. Regios recomienda que consulte a un profesional para obtener asesoramiento con respecto a su situación en particular.