Elegir el plan de jubilación para su empresa
Anterior

Elegir el plan de jubilación correcto para su empresa puede ayudarle y ayudar a sus empleados a invertir de manera valiosa en sus futuros financieros.

Probablemente no fundó su compañía pensando en jubilarse. Y sumergirse en lo intrincado del código fiscal probablemente tampoco sea parte de su lista de prioridades. Sin embargo, posiblemente el esfuerzo valga la pena. Un  plan de jubilación sólido protege los intereses de todos, y puede ayudarle a atraer, motivar y retener a las personas que hacen prosperar su negocio.

Aunque los límites de aportes, costos y otros aspectos de los diferentes  tipos de planes de jubilación pueden ser abrumadores, no es necesario que se estrese con los detalles ahora mismo, dice Jeffrey G. Bradley, Ejecutivo de la región sur de los Servicios Institucionales de Regions. "Comience por lo que quiere lograr", dice Bradley, quien sugiere que se haga algunas preguntas. ¿Busca liderar con el ejemplo y hacer aportes en nombre de sus empleados, o quiere motivarlos para que ahorren? ¿Con qué rapidez crece su empresa? Las respuestas a esas preguntas, junto con algunas otras variables, son los datos que debe tomar en cuenta para evaluar las diferencias cruciales entre los planes.

Pensión simplificada del empleado (SEP) de IRA

Si tiene un negocio pequeño cuyo único empleado es usted, con una SEP IRA le permite aportar hasta un máximo anual, que en 2018 fue de $55,000. Puede variar el porcentaje de su aporte de un año a otro o saltearse un año si está justo de fondos. Tiene hasta la fecha de vencimiento extendida de su declaración de impuestos para armar un plan y hacer aportes, para que pueda calcular sus ganancias antes de decidir cuánto aportará.

Por otro lado, una SEP IRA no permite que sus empleados aporten su dinero, y por lo general usted debe aportar el mismo porcentaje del salario de todos, incluido el suyo.

IRA de Plan de Estimulación del Ahorro por Contribuciones Equivalentes al Empleado (SIMPLE)

Las SIMPLE IRA por lo general son una buena alternativa para negocios con 100 empleados o menos. Con una SIMPLE IRA, sus empleados pueden optar por hacer sus propios aportes en forma anual, con montos de hasta $12,500 antes de impuestos (o $18,500 si son mayores de 50 años) en 2018. Consulte el sitio del  IRS para conocer los límites actualizados.

Pero este tipo de plan de jubilación no da demasiado espacio para maniobrar. Tiene que hacer un aporte como empleador todos los años, que consiste en pagar un 2 por ciento plano de un seguro legal por accidente de trabajo o igualar el aporte de un empleado con un tope del 3 por ciento del seguro legal por accidente de trabajo. Pero si su negocio pasa por momentos complicados, está permitido reducir su aporte igualado al 1 por ciento con una frecuencia de dos veces cada cinco años.

401(k) individual

Si usted, o usted y su cónyuge, son los únicos empleados, un 401(k) individual le permite destinar hasta $18,000 en ganancias antes de impuestos ($24,000 si tienen 50 años o más) más un 25% de la compensación hasta un máximo de $53,000 ($59,000 si tiene 50 o más) para el año 2016. Y usted decide cuánto contribuir. "El único aspecto negativo es que una vez que los activos del plan superan los $250,000, deberá presentar un informe anual al IRS", dice Bradley.

401(k) patrocinado por el empleador

Las empresas que tienen cualquier cantidad de empleados pueden considerar esta opción, que tiene los mismos límites de aporte que los planes 401(k) individuales. Sus empleados deciden qué porción de su salario diferir y usted puede optar por aportar un monto adicional en su nombre, que por lo general igual una porción de sus aportes.

Debido a los costos y a la complejidad que implica crear y administrar un 401(k) administrado por el empleador, evalúe la posibilidad de hablar con su asesor de patrimonio y un consultor de beneficios, quienes podrán ayudarlo a garantizar que este plan sea la mejor opción para usted y satisfaga sus objetivos, explica Bradley.

Plan de pensión con saldo en efectivo

Este plan da vuelta por completo el proceso habitual de ahorro para la jubilación. En lugar de poner el foco en cuánto aportan usted y sus empleados, comienza por el monto del beneficio de jubilación que quiere alcanzar y luego calcula cuánto deberá aportar para lograrlo. Ese objetivo determina cuánto debe aportar su empresa. Lo más probable es que estos montos superen los límites de aportes de otros planes por amplio margen, pero agrandan mucho los ahorros de los empresarios y sus empleados.

Necesitará un actuario para generar las declaraciones anuales de los participantes y presentar informes detallados al IRS. Los extremadamente generosos límites de contribuciones aumentan con la edad, y una persona de 60 o más puede apartar más de $200,000 en ingresos con impuestos diferidos cada año. Su compañía, o gerente de inversiones de su elección, debe generar los fondos suficientes como para proporcionar el monto de beneficios garantizado.

Este plan de jubilación puede ser una buena opción para las compañías cuyos dueños tienen ingresos elevados y desean expandir sus ahorros jubilatorios rápidamente. "Es ideal para los médicos, abogados, ingenieros o arquitectos, grupos privados que busquen maximizar sus ahorros con impuestos diferidos", dice Bradley, quien menciona además que un plan de pensión con saldo de efectivo puede combinarse con un plan 401(k) patrocinado por el empleador para lograr aún mayores ahorros.

Cualquiera sea el tipo de plan que elija ahora, procure revisar sus opciones dentro de algunos años, dice Bradley. "Es posible que su plan le quede chico y necesite cambiarlo por algo más integral", advierte. "Luego, en este momento, este proceso requiere definir sus metas e identificar la mejor forma de lograrlas".

Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

Esta información es general y se proporciona únicamente con fines educativos. La información provista y las declaraciones hechas por los empleados de Regions no se debe interpretar como asesoramiento contable, financiero, de inversión, legal o impositivo. Regions lo alienta a consultar a un profesional para obtener asesoramiento en relación con su situación particular. La información provista y las declaraciones realizadas por individuos que no son empleados de Regions son los puntos de vista u opiniones de la persona que hizo la declaración y no necesariamente reflejan los puntos de vista, políticas y opiniones de Regions. Regions no se expresa sobre la precisión, totalidad, puntualidad, idoneidad o validez de toda la información presentada.

*Inversiones, anualidades y productos de seguros

  • No están asegurados por FDIC
  • No están garantizados por un banco
  • Pueden perder valor
  • No son depósitos
  • No están asegurados por ninguna agencia del gobierno federal
  • No están condicionados por actividades bancarias