El futuro de los negocios ya está aquí
Anterior

La rapidez de la digitalización nos condujo a una próspera era tecnológica, y está cambiando la forma de trabajar de maneras fundamentales. Estos son algunos temas que las empresas deben considerar para su futuro.

En las afueras de Boston, hay una cafetería familiar que sirve los que algunos consideran los mejores sándwiches de la cuidad. Pero el negocio es lento.

La cafetería no tiene un sitio web ni presencia en las redes sociales, por lo que los nuevos clientes no pueden obtener un menú ni hacer un pedido ni encontrar el lugar fácilmente en Internet. A medida que los antiguos clientes envejecen, la nueva generación ha comenzado a frecuentar un restaurante de la misma cuadra que acepta pedidos y pagos en línea (aunque los sándwiches no son tan buenos). Más allá de que la comida es excelente, tiene buena ubicación y una base de clientes leales, podría ocurrir que la entrañable cafetería cierre sus puertas en unos años.

Esta historia probablemente le resulte familiar, Es claro que el futuro de las empresas es digital, desde los altos directivos hasta los conductores de vehículos de entrega, y para que las empresas mantengan su presencia y resulten accesibles en el siglo 21, implementar sistemas y estrategias digitales es una necesidad. La digitalización nos condujo a lo que algunas personas ya llaman una revolución industrial actualizada, y los cambios sustanciales que hemos observado parecen ser solo el comienzo.

Mantener con vida a una empresa en la actualidad puede exigir flexibilidad, innovación y mucho más que simplemente un sitio web.

Industrias en pleno crecimiento o declive

Indudablemente ya sentimos los temblores de la influencia de la revolución digital, pero los cambios sísmicos aún están por llegar. El informe sobre El futuro del empleo del Foro Económico Mundial predice que, para el año año 2020, la economía puede sufrir la pérdida de 5 millones de trabajos de oficina y ganar 2 millones de puestos tecnológicos. Incluso los sectores que posiblemente no sufran pérdidas significativas pueden requerir aptitudes muy distintas en algunos años, como en el caso del mercadeo o los profesionales de las cadenas de suministros. Además, a medida que varias industrias, como la de manufactura o la de producción, continúan derrumbándose, seguirán aumentando las oportunidades en robótica avanzada y transporte autónomo, en biotecnología y genómica, y en inteligencia artificial.

Otros cambios económicos son impulsados por la demanda de productos más sustentables por parte de los consumidores. En la actualidad, las huellas de carbono, la seguridad alimenticia, los estándares laborales, el bienestar animal y el registro sobre el comercio ético de la compañía son factores importantes para los consumidores que se preocupan cada vez más por el efecto global de sus compras.

Está cambiando la naturaleza del trabajo en sí mismo, con los horarios laborales flexibles y el teletrabajo, la rápida urbanización y la creciente longevidad. Pero, ¿qué implican esos cambios para los negocios?

Pequeños cambios, grandes impactos

No hay duda de que muchos empresarios sienten temor al pensar en volcarse a la era digital. Pero el aspecto positivo, dice el futurista de negocios Morris Miselowski, es que "la digitalización les ofrece a los negocios de todos los tamaños la capacidad de ingresar al mercado laboral para encontrar un nuevo producto o servicio (o para ofrecer una alternativa diferente en un producto o servicio) y llevar eso al mercado para volverse competitivos".

Operaciones. La revolución digital ha nivelado el campo de juego al brindarles acceso a los negocios a todos los tipos de recursos que antes estaban disponibles únicamente para las grandes corporaciones, dice Lori H. Schwartz, principal catalizador de tecnología en StoryTech, una firma de estrategias B2B. Uno de esos recursos críticos son las plataformas de software como servicio (SaaS) que son procesos que reemplazan rápidamente la actividad manual, como una variedad de modelos que ofrecen servicios de nómina y contabilidad por suscripción, los cuales permiten crecer o reducirse fácilmente, "La revolución digital les está dando a los empresarios la posibilidad de aprovechar y beneficiarse de los tipos de software comercial que para administrar su inventario, recursos, los derechos de contenido y para hacer análisis", dice Schwartz.

Producción. La digitalización causa que los aspectos más costosos de la producción sean menos costosos y más accesibles. "Los negocios deben darse cuenta de que ya no tienen que hacer todo ellos mismos", dice Caroline Daniels, profesora en Babson College, cuya investigación abarca la estrategia empresarial y tendencias futuras. "Pueden recurrir a las compañías de servicios de software para llevar a cabo sus procesos y también pueden trabajar junto a la comunidad fabricante, lo que les permite a los propietarios utilizar la última tecnología para crear y diseñar prototipos, productos y métodos de entrega". Al tener acceso compartido a las herramientas innovadoras, como las cortadoras láser o las impresoras en 3-D, los negocios pueden construir y refinar sus prototipos iniciales, sin invertir en costosos equipos.

Financiación. La digitalización también permitió el avance de las comunidades de innovación, participación colectiva y micropréstamos, que se concentran en el desarrollo de áreas económicas específicas. Al atraer fondos de inversión y crear encuestas para determinar cuáles son las necesidades comunitarias, las comunidades de innovación respaldan a los emprendedores al darles un espacio en el cual obtener fondos que proviene del análisis del mercados. Estas inversiones emanan un sentimiento comunitario.

Tercerización. Probablemente se trate del impacto comercial más conocido de la revolución digital. Si bien los trabajos de información y tecnología cada vez más están siendo cubiertos por personas que no pertenecen a la compañía, los puestos de saber ("aquellos que requieren obtener información, encontrarle un sentido y responder si es correcta o incorrecta"), explica Miselowski, están pasando a ser los más valiosos. Los negocios deben invertir más en pocas personas capaces de innovar y comunicar, y seguir tercerizando los procesos de información que ya son más estandarizados, dice Daniels, quien marca algo que nunca debe tercerizarse: las relaciones con los clientes. "Lo ideal es mantener las relaciones lo más cerca del negocio como sea posible, especialmente en el comienzo".

Las siguientes fases de la digitalización

El informe El futuro del empleo predice que para 2020, la inteligencia artificial y la realidad aumentada tendrán implicaciones de largo alcance. Si bien ya estamos observando su implementación en empresas grandes, todas las empresas pronto tendrán el mismo nivel de acceso.

"Debemos casarnos con la tecnología como sea conveniente y, en el caso de un negocio, eso no requiere un gran compromiso", dice Miselowski. "Lo que sí se requiere es la capacidad no simplemente de monitorear, sino de anticipar". La "tecnología anticipatoria" de la actualidad ya demuestra los comienzos de la IA, explica Miselowski. Piense en la forma en que los motores de búsqueda completa las nuevas búsquedas en base a búsquedas anteriores, o la forma en que un software de navegación anticipa los destinos en base a viajes anteriores.

Y aunque la realidad virtual suele asociarse a los videojuegos, la realidad virtual borra un poco la línea entre lo real y lo generado por computadora, mejora la experiencia del usuario y abre nuevas puertas en términos de capacitación de empleados. "Lo que más entusiasma de la realidad virtual y su prima, la realidad aumentada, es que con el tiempo permitirán tener una serie de soluciones de capacitación y comunicación", dice Schwartz. Por ejemplo, en la actualidad se aprovecha la realidad aumentada en la comunidad médica como guía durante las cirugías.

Por eso, cuando pensamos en nuestra cafetería analógica en Boston, no debemos pensar en sus limitaciones. Piense en su potencial. Si bien la digitalización ha cerrado ciertas puertas comerciales, también ha abierto muchas otras. "Los negocios nunca han estado en una mejor posición para conquistar el mundo", dice Miselowski. "Ya no se trata del tamaño, sino de lo que hacen".

Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

Esta información es general y se proporciona únicamente con fines educativos. La información provista no se debe interpretar como asesoramiento contable, financiero, de inversión, legal o impositivo. Regions lo alienta a consultar a un profesional para obtener asesoramiento en relación con su situación particular. La información provista y las declaraciones realizadas por individuos que no son empleados de Regions son los puntos de vista u opiniones de la persona que hizo la declaración y no necesariamente reflejan los puntos de vista, políticas y opiniones de Regions. Regions no se expresa sobre la precisión, totalidad, puntualidad, idoneidad o validez de toda la información presentada.