Determinar un rumbo para los mercados inciertos
Anterior
Alan McKnight

Con un lento crecimiento por delante, este es el momento de tener en cuenta oportunidades a largo plazo y mantenerse enfocado en sus objetivos.

Si usted siente que las fuerzas mundiales y de EE. UU. se combinaron para crear un desafío especial para los inversores, usted no está solo, dice Alan McKnight, Jefe de Inversiones de Regions Asset Management en Birmingham, Alabama. Desde los precios en caída del petróleo hasta los vaivenes del mercado y la lucha de los mercados emergentes, los inversores han visto casi todo este año, excepto lo que ellos desearían ver: señales claras de estabilidad y crecimiento.

Además de esas consideraciones económicas, las noticias diarias que informan sobre las guerras de Medio Oriente y una de las campañas presidenciales más polarizadoras de EE. UU. de la historia moderna solo se suman a la sensación general de alteración. Aunque algunos temas, como la elección, se resolverán a la brevedad, los inversores deberían estar preparados para un período prolongado de crecimiento más lento de lo esperado, dice McKnight. "Las acciones combinadas y las utilidades de los bonos durante los próximos siete a 10 años pueden ser más bajos que los promedios históricos".

Evaluar el entorno

Para los inversores, un primer paso es considerar dónde yacen las oportunidades de inversión en este entorno desafiante y dónde estarían las zonas de peligro, sostiene McKnight. En ese sentido, él observa los mercados globales y los factores económicos con una alusión a Hollywood: "lo bueno, lo malo y lo feo".

Lo bueno. “La economía de EE. UU. aún está en crecimiento,” dice McKnight. “Está creciendo menos de lo que muchos esperaríamos. Pero no estamos en la cúspide de la recesión de los Estados Unidos, la inflación está firmemente controlada y el desempleo se ha reducido significativamente. En general, es una situación bastante saludable. No es excelente, pero es bueno".

Lo malo. La advertencia sobre la economía de EE. UU. es el grado en que depende la prolongada y lenta recuperación de la gran recesión sobre las políticas del gobierno, tales como el alivio monetario y la reducción de las tasas de interés. “En algún momento, la economía deberá mantenerse por sí misma”, dice McKnight.

Lo feo. En un esfuerzo por alentar a las economías débiles, Europa y Japón han experimentado con tasas de interés negativas. “Comprar bonos con tasa de interés negativa significa que usted no está generando utilidades, en realidad está pagando para que las personas mantengan su dinero”. Otro elemento “feo” de la imagen global general está conformado por los productos básicos, conducidos por los precios volátiles y bajos del petróleo, agrega.

Estrategias para el camino por delante

Pensando en estas condiciones, este puede ser el momento de hablar con su asesor sobre las formas de fortalecer y equilibrar su cartera de inversiones para el futuro, siempre teniendo a la vista sus objetivos a largo plazo, dice McKnight.

Acciones. La resistencia y el crecimiento relativo de la economía norteamericana en comparación con el resto del mundo sugiere un mayor enfoque en los valores de EE. UU. en el caso de grandes y diversificadas compañías, sostiene McKnight. “Tienen la amplitud y la profundidad global para generar crecimiento a pesar de un entorno débil, frente a empresas más pequeñas”. Las compañías más grandes también pueden constituir una fuente confiable de ingresos por dividendos.

En cuanto a las acciones globales, un área de precaución son los mercados emergentes, agrega McKnight. Países tales como China e India, durante años los motores del mundo en cuanto a crecimiento económico, han luchado recientemente. “Han trabajado demasiado”, dice. A largo plazo, los mercados emergentes continuarán creciendo y sus numerosos consumidores y emprendedores ofrecerán oportunidades, sostiene. Pero al igual que la revolución industrial de EE. UU. se produjo a los ponchazos, China e India están atravesando un período difícil. “Simplemente no se puede decir que China experimentará un 8% de crecimiento cada año”, dice McKnight. “Eso no es posible.”

Bonos. Por supuesto, en lo que se refiere a ingresos, los inversores en general se enfocan en los bonos, cuyas utilidades fijas también permiten reducir el riesgo general de una cartera. Si continuamos con las bajas tasas de interés, en especial para los bonos del Tesoro de EE. UU., el rendimiento de los bonos puede ser sumamente frustrante. Los inversores podrían enfocarse alternativamente en invertir en bonos corporativos, sugiera McKnight. “En la actualidad los balances corporativos son generalmente buenos”, sostiene, por lo que los bonos de alta calidad pueden ofrecer un mejor rendimiento sin tomar riesgos imprevistos.

Estrategias de inversión diversificada. Este también puede ser el momento para que los inversores consideren pensar más allá de los bonos y las acciones tradicionales para aumentar lo que se consideraría un lento rendimiento para los próximos años. Estas estrategias podrían incluir inversiones alternativas tales como futuros gestionados, fondos de cobertura o bienes raíces.

Debido a que estas oportunidades son muy diversas, es importante considerar con su asesor cuáles son las más convenientes para cubrir las necesidades de su cartera, agrega McKnight. "El beneficio clave es que no se relacionen con sus otras inversiones, lo que significa que no recaigan en acciones o bonos de buenos resultados con el fin de generar utilidades". Un contrato de futuros gestionados o fondos de cobertura, por ejemplo, puede estar estructurado específicamente para dar buenos resultados en el momento en que las acciones están en baja y de este modo brindan protección frente a mercados volátiles.

Mantener su equilibrio

Sin importar lo bien que haya preparado su cartera para satisfacer sus objetivos a largo plazo, un área que los inversores podrían tender a menospreciar es la necesidad de equilibrar periódicamente sus inversiones, en especial durante épocas de volatilidad. Mientras algunos activos o clases de activos actúan adecuadamente y otros luchan por hacerlo, el saldo original puede verse distorsionado. En términos más sencillos, si se ha decidido por una proporción del 60% de acciones y 40% de bonos, y las acciones suben repentinamente, la proporción podría modificarse, digamos, a, 70-30, un riesgo más alto. En lugar de hacer un balance en un momento determinado de cada año, como algunos modelos exigen, McKnight sugiere un enfoque determinado no por el calendario sino por “el lugar en que los mercados y su cartera se encuentran”.

Mantener todo en contexto

Los inversores sumamente preocupados por la volatilidad diaria pueden verse tentados a abandonar los mercados o, por el contrario, a comprar y vender rápidamente con la intención de vencer a los mercados mientras suben y bajan, ambas estrategias con potenciales y críticas desventajas. Retirarse significa perder las oportunidades de crecimiento a largo plazo y pagar una prima para volver más adelante, mientras los esfuerzos por "tantear" el mercado en general fallan, destaca McKnight.

En estos tiempos, es mucho más importante enfocarse en las estrategias de inversión que sostienen los objetivos de largo plazo, agrega, y tratar de poner cierta distancia entre usted y el ciclo de noticias 24/7. Aunque los desarrollos actuales pueden parecer exclusivamente desafiantes, "si usted se refiere a los últimos 100 años, siempre se han registrado crisis", dice McKnight. "Un enfoque sistemático, adoptando un proceso y una filosofía, lo llevará a atravesar tiempos volátiles, lo que es inevitable".

Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

*Inversiones, anualidades y productos de seguros

  • No están asegurados por FDIC
  • No están garantizados por un banco
  • Pueden perder valor
  • No son depósitos
  • No están asegurados por ninguna agencia del gobierno federal
  • No están condicionados por actividades bancarias

Esta información es general y se proporciona únicamente con fines educativos. La información provista y las declaraciones hechas por los empleados de Regions no se debe interpretar como asesoramiento contable, financiero, de inversión, legal o impositivo. Regions lo alienta a consultar a un profesional para obtener asesoramiento en relación con su situación particular. La información provista y las declaraciones realizadas por individuos que no son empleados de Regions son los puntos de vista u opiniones de la persona que hizo la declaración y no necesariamente reflejan los puntos de vista, políticas y opiniones de Regions. Regions no se expresa sobre la precisión, totalidad, puntualidad, idoneidad o validez de toda la información presentada.