Tomar decisiones sobre la herencia que deje
Anterior

¿Debe dejar parte de su herencia cuando aún vive?

La muerte es un tema difícil de abordar y profundamente personal. Si además incorpora los temas de testamentos, herencias y lo que propone hacer con sus activos cuando fallezca, se torna aún más complicado. Su instinto le puede sugerir no abordar sus deseos, quizás por pensar que es mejor dejar que los seres queridos decidan qué hacer cuando usted ya no esté.

Lo que sucede con sus activos después de morir no debería generarle sentimientos angustiantes, especialmente si debate por adelantado junto a sus familiares los planes futuros para sus activos.

"Un gran desafío que afrontamos es que muchas personas no se toman el tiempo de buscar asesoramiento e implementar un plan", dijo Dan Bryan, vicepresidente sénior y gerente comercial de área para la Administración del Patrimonio Privado de Regions en Georgia y South Carolina. "Hemos vivido situaciones en donde el propietario de un negocio muere repentinamente sin tener financiación o un mecanismo legal para que un ser querido conserve, compre o venda el negocio. Este es solo un motivo por lo que es importante tener la planificación adecuada".

Las personas tienen opciones al momento de dejar una herencia: darles una parte a sus herederos ahora o esperar hasta su muerte.

La regla general es que toda donación (por ej., entregar una parte de una herencia) es una donación gravable, pero existen varias excepciones a esa regla. Una excepción es que las donaciones que no representan más de la exclusión anual para 2017 es de $14,000. Esto significa que puede realizar donaciones valuadas en $14,000 o menos a otros individuos sin adeudar el impuesto sobre las donaciones. La cantidad de donaciones que realiza se limita únicamente por la exclusión básica: la cantidad total que entrega como donaciones en el transcurso de su vida no puede exceder los $5.49 millones. Las parejas casadas pueden combinar sus donaciones para evitar la aplicación del impuesto sobre las donaciones. Por ejemplo, una pareja casada podría entregarle a su sobrina favorita $28,000 en 2017 sin incurrir en el impuesto sobre las donaciones.

Esta es una opción que algunas familias utilizan cuando ven una necesidad financiera que puede satisfacerse inmediatamente en lugar de esperar a entregar el dinero como parte de una herencia.

"Algunos de nuestros clientes desean poner en marcha fondos de fideicomiso y planes educativos para sus nietos, con la idea de respaldar su educación", dice Bryan, quien agrega que en ciertos casos, la donación se realiza directamente a la facultad o universidad para cubrir la matrícula.

Se pueden realizar planes similares con centros y proveedores de cuidado de la salud para cubrir los gastos médicos.

Aunque pueda pensar que el tiempo de analizar su testamento y plan de patrimonio es al final de su carrera profesional, los planificadores financieros sugieren anticipar ese período unas décadas.

Cuando tiene alrededor de 20 y 30 años, usted debe crear un testamento, incluso si tiene algunos activos. Una vez que se casa y tiene hijos, los testamentos se vuelven más importantes cuando especifican a quiénes desea designar como tutores de sus hijos.

La acumulación de patrimonio normalmente se incrementa durante los 30, 40 y 50 años de un profesional y luego surgen necesidades cada vez más imperiosas sobre la educación, la adquisición de una vivienda y la ayuda para que su hijo inicie un negocio.

Para cuando tenga alrededor de 60 y 70 años, se encontrará refinando su plan patrimonial.

Herencias administradas de modo diferente por diversos motivos

"Es difícil determinar si existe una forma correcta o incorrecta de administrar la herencia. Algunas parejas que poseen negocios dicen que no están interesados en dejarlos a un familiar y piensan en venderlo después de jubilarse", dice Bryan, que tiene 26 años de experiencia en la administración del patrimonio y los servicios fiduciarios.

Otras familias únicamente evaluarían legar un negocio a sus hijos para mantenerlo dentro de la familia.

"Eso puede resultar problemático cuando no hay un plan patrimonial ni planes para la sucesión del negocio", dijo Bryan. “Evalúe la posibilidad de tener un grupo de personas que puedan ayudarlo en la administración del patrimonio privado, los servicios de inversiones, la revisión del seguro y la planificación patrimonial".

"Nadie quiere pensar en su fallecimiento porque no es un tema feliz", expresó Bryan. "Pero el mero hecho de que no quiera pensar en su muerte no significa que no deba crear un plan".

Conozca más sobre planes de jubilación.

Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

Esta información es general y se proporciona únicamente con fines educativos. La información provista y las declaraciones hechas por los empleados de Regions no se debe interpretar como asesoramiento contable, financiero, de inversión, legal o impositivo. Regions lo alienta a consultar a un profesional para obtener asesoramiento en relación con su situación particular. La información provista y las declaraciones realizadas por individuos que no son empleados de Regions son los puntos de vista u opiniones de la persona que hizo la declaración y no necesariamente reflejan los puntos de vista, políticas y opiniones de Regions. Regions no se expresa sobre la precisión, totalidad, puntualidad, idoneidad o validez de toda la información presentada.

*Inversiones, anualidades y productos de seguros

  • No están asegurados por FDIC
  • No están garantizados por un banco
  • Pueden perder valor
  • No son depósitos
  • No están asegurados por ninguna agencia del gobierno federal
  • No están condicionados por actividades bancarias