El plan sucesorio de su negocio: la transición
Anterior

Estrategias, estructuras y tácticas para que el plan de sucesión de su negocio sea un éxito.

En algún momento todos los empresarios empiezan a pensar en cómo será su vida después de jubilarse y qué quieren para su negocio una vez que lo dejan. Sus visiones son profundamente personales y tan diversas como cada empresario que existe.

Más allá del destino final, esta transición es inevitable y cada vez más frecuente, con los baby boomers llegando a la edad de jubilación. "Estimamos que la mitad de los pequeños negocios privados que hay en el mercado hoy harán la transición a lo largo de los próximos 10 años", dice Mark Jacobs, presidente del mercado de Houston y director de  Banca Comercial  para Regions Bank.

Retirarse de un negocio en el que trabajó durante años e incluso décadas puede ser una experiencia conmovedora e interesante a la vez. Es un camino a un nuevo capítulo atractivo, pero también puede ser complejo y abrumador. Las complejidades por lo general se reducen a una sola cuestión: cómo puede avanzar hacia la próxima etapa de manera que sea conveniente para su familia, para sus empleados y para cumplir sus sueños futuros.

Planifique con tiempo y comunique en detalle

El tiempo es su mejor aliado si quiere lograr una salida tan exitosa como su empresa. "Nunca es demasiado temprano para empezar a planificar, porque es tanto lo que hay que tener en cuenta", dice Jacobs. "¿Venderá su negocio a una persona de afuera o se lo legará a sus hijos? ¿Qué necesitará obtener de su negocio para mantener su estilo de vida? Estas son preguntas que no se responden de un día para el otro".

Jacobs recomienda que los empresarios "empiecen a hablar seriamente del tema con sus hijos y cónyuge 10 años antes de dejar el negocio, porque es importante trabajar en equipo". Las conversaciones francas permiten resolver malos entendidos y sería desastroso dejarlas para último momento, cuando esté listo para retirarse.

Por ejemplo, si cuenta con que su hija se haga cargo de su fábrica en unos años, es importante que converse con ella y averigüe si su verdadera pasión tiene que ver con ese plan. Es mejor saberlo ahora, dice Jacobs, mientras todavía hay tiempo de buscar a otro sucesor si hace falta. "En una familia en la que algunos de los hijos trabajan en el negocio y otros no, necesitará tiempo para armar un plan que los recompense a todos de manera equitativa y para comunicar claramente sus intenciones", dice Judi Cunningham, una docente y consultora de empresas familiares de Kennesaw State University de Georgia.

Los pequeños empresarios que sueñan con legar su negocio al a generación que les sigue se enfrentan a otro dilema, dice Jacobs. Por un lado, no deben minimizar sus propias necesidades financieras cuando estén jubilados. Pero por el otro, deben tener cuidado de no extraer demasiado efectivo y dejar a la empresa con poca liquidez.

“El hecho de que el EBITDA [ingresos antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización] estuviera a cierto nivel el año pasado no significa que vaya a mantenerse así a futuro", dice Jacobs. Y las ganancias suelen disminuir cuando los hijos hacen sus primeros intentos de administrar la empresa solos.

"Una forma de facilitar la transición es donar acciones de su empresa a sus hijos, empezando con mucha anticipación", dice Dennis Tygart, estratega patrimonial de  Administración del Patrimonio Privado. "Puede crear acciones sin derecho a voto", añade. "Los hijos no se las pueden vender a nadie y tampoco pueden tomar decisiones sobre el negocio hasta que usted esté preparado".

Hacer una buena venta

Si tiene pensado vender su compañía directamente, sus planes dependerán de dos cuestiones fundamentales: el valor real de su compañía y quién querría comprarla. "Conocí a empresarios cuyos planes de transición empezaron y terminaron en: "venderé mi empresa por millones de dólares", dice Cunningham, recordando al dueño de un exitoso negocio de operaciones por temporada en una región remota. "Pasaba seis meses allí y seis meses en la ciudad. Funcionaba muy bien para él y su familia", dice. "Estaba seguro de que otros sentirían los mismo y no evaluó demasiado el valor de mercado de su empresa ni se ocupó de buscar posibles compradores".

"Todo su plan de jubilación se basaba en lo que había asumido serían las ganancias de la venta", agrega Cunningham. Pero la existencia rural-urbana doble no resultaba muy atractiva para la mayoría de los posibles compradores, lo que lo forzó a seguir administrando su empresa más allá de la edad en la que esperaba jubilarse.

Para evitar sorpresas desagradables, Jacobs sugiere contratar a un analista de valuación certificado (CVA). Si bien es más costoso que hacer una estimación en el aire, un CVA examina su negocio, desde sus activos hasta su fondo de comercio, separa las emociones de las verdades y calcula un valor probable de mercado.

Vida, legado y sumas grandes en un pago

Así venda su compañía directamente u opte por mantener un flujo de ganancias de ella cuando se jubile, su plan debe prever suficientes ingresos para que pueda mantener el estilo de vida que desea, con todo lo que incluye, como viajar o las donaciones filantrópicas.

Con frecuencia, el problema de muchos empresarios que administran sus negocios es que nunca administraron una suma grande de dinero toda junta, que es lo que obtendrían de una venta. "Durante buena parte de sus vidas no tuvieron demasiada liquidez, porque ponían todo su dinero en su negocio", dice Jacobs. "Es importante reunirse con su CPA con bastante anticipación a la transición para poder comprender y minimizar la carga fiscal en la que va a incurrir".

La forma en que estructure la venta, el momento de la transacción y el tipo de compañía que vende inciden en los impuestos que deberá pagar. Si se prepara con suficiente tiempo, su especialista en impuestos puede ayudarle a encontrar el enfoque que menos carga fiscal suponga.

Los empresarios además deben hacer un análisis pormenorizado de sus necesidades personales, dice Jacobs. "¿Cuál será mi presupuesto familiar cuando deje el negocio y cómo lo cubro?" Una vez hecho el análisis, su estratega patrimonial puede ayudarle a determinar los tipos de inversiones con los que puede obtener los ingresos que necesitará a futuro, sin que esto suponga asumir demasiado riesgo.

Cuando sus empleados son su negocio

Los empleados son componentes esenciales del éxito de cualquier empresario, y para muchos empresarios que se encargan de la administración de sus empresas, proteger su bienestar es prioritarios y un reto en cualquier transición grande.

Jacobs dice que en algunas transiciones en las que ofició como asesor, la preocupación por los empleados influyó en cómo optó por vender el negocio el propietario. Si un comprador está fundamentalmente interesado en los activos de una compañía, o en lograr una ventaja competitiva, es posible que termine desguazando la empresa y dejando a los empleados sin trabajo. Incluso en negocios en los que el candidato ofrecía una suma interesante, Jacobs conoció a empresarios que eligieron un comprador interesado en mantener el negocio intacto y a sus empleados con trabajo. "Según su situación", dice, "quizá esté dispuesto a aceptar menos dinero sabiendo que cuidarán de sus empleados".

Si bien la comunicación abierta con la familia es importante, compartir los detalles de la transición con sus empleados o clientes durante la etapa de planificación podría ser contraproducente, advierte Jacobs. "A lo empleados no suele gustarles el cambio. Afectará el negocio y afectará a los empleados, que no sabrán qué va a pasar".

Solo si tiene planes definitivos es recomendable darles garantía sobre sus empleos. Recompensar a los empleados clave con acciones de la compañía puede ayudar a garantizar que se queden para colaborar con la compañía en adelante, dice.

Cómo hacer que todo funcione

Con tantas piezas para hacer encajar, no sorprende que los expertos en transiciones recomienden planificar con años de anticipación. Puede parecer una exageración si todavía está en plena actividad dirigiendo su empresa, pero su especialista en Relaciones de Regions puede armar un equipo de expertos, que incluya a su abogado, especialista en impuestos y otros profesionales, para ayudarle a garantizar que el tiempo y la pasión que puso en su empresa rindan sus frutos en un futuro tan brillante como el pasado.

Hable con su especialista en relaciones de Regions acerca de lo siguiente:

  • Cómo mantener conversaciones productivas sobre la transición de su empresa con su familia como posibles herederos
  • Las medidas que puede tomar para preparar su empresa para una venta
  • Si su estrategia de salida refleja de manera correcta su plan de jubilación
Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

Regions ofrece enlaces a YouTube y otros sitios web exclusiva y estríctamente para su comodidad. Este sitio está controlado y operado por un tercero que no está afiliado a Regions. Las políticas de privacidad y la seguridad del sitio web al que será redirigido pueden diferir de las políticas y procedimientos de privacidad y seguridad de Regions. Debe consultar las divulgaciones de privacidad del sitio al que será redirigido para obtener más información.

Esta información es general en naturaleza y se brinda solo para fines informativos. Regions no hace declaración alguna en cuanto a la exactitud, integridad, puntualidad, idoneidad o validez de ninguna información presentada. No se debería confiar en o interpretar la información provista y los estados de cuenta realizados por los empleados de Regions como asesoramiento contable, de inversiones, legal o de impuestos, o planeamiento financiero. Regions le recomienda consultar con un profesional para recibir asesoramiento aplicable a su situación específica.