Bienvenido a la era de la hiperespecialización
Anterior

Un argumento para contratar a personas expertas, o súper especialistas, en lugar de firmas consultoras internacionales para resolver los problemas más urgentes de su compañía.

¿Qué es la "hiperespecialización”? Es una forma sofisticada de decir que el economista Adam Smith tenía razón: Las divisiones de trabajo dan como resultado menores costos, más eficiencias y más alta calidad. Era verdad en las fábricas de 1776, y también lo es en las fábricas de conocimientos de la actualidad.

También es la premisa de un artículo de  Harvard Business Review 2011 de Thomas Malone y Robert Laubacher de MIT Sloan School of Management y Tammy Johns, vicepresidente senior en ManpowerGroup. “Hoy, gracias al aumento de conocimientos laborales y en tecnología de las comunicaciones, esta subdivisión del trabajo ha avanzado hacia un punto en que la siguiente diferencia en grado constituirá una diferencia en clase”, afirmaron. “Estamos ingresando en la era de la hiperespecialización, un mundo de trabajo muy diferente y aún no muy comprendido”.

Las protestas públicas que se registraron fueron tan predecibles como apasionadas. Los reclamos del Marxismo y de la subyugación de la línea de ensamblaje dominaron el discurso. Pero no todos predicen un mundo nuevo y depravado.

“La superespecialización no solo es un boom para los trabajadores con habilidades especializadas que en la actualidad pueden comercializarse a nivel global, sino que también es un posible beneficio para las compañías que buscan ser más eficientes en la realización de tareas específicas”, escriben Ryan Coonerty y Jeremy Neuner en su libro The Rise of the Naked Economy.

“En la actualidad, las compañías tienen más libertad que nunca para buscar en el mercado de talentos a los trabajadores especializados ‘súper temporarios’ que puedan realizar una tarea definida y no requieren una relación a largo plazo. Por lo tanto, la economía de esa situación lleva tanto a la compañía como a los especialistas a encontrarse entre sí. Un especialista puede recibir una tarifa acorde y, en comparación con los costos de capacitar empleados de tiempo completo o los costos de incorporar los servicios de una gran firma consultora, la compañía aun puede salir adelante”.

Coonerty y Neuner cuentan la historia de Business Talent Group, un grupo consultor independiente que establece relaciones entre especialistas y organizaciones que cuentan con proyectos con necesidades específicas. Los clientes de BTG son, principalmente, compañías del mercado medio para las que contratar una compañía consultora de renombre sería prohibitivo, y posiblemente bastante ineficaz. Según el libro, el costo de los proyectos de BTG “ronda las seis cifras, mientras que el costo normal de una contratación con Bain o McKinsey pueden alcanzar las siete u ocho cifras”.

"Las compañías están separando el trabajo que debe hacerse, y esto es lo que debe suceder para que los Súper Especialistas puedan realmente hacerse cargo", Jody Greenstone Miller, fundador y director ejecutivo de BTG, cuenta a los autores. "Ellos deben [aprender a] decir que no 'necesito un jefe de comercialización', deben decir 'necesito alguien que venga y se encargue de la tarea altamente especializada de, digamos, rehacer un "programa de fidelidad". Deben tener la capacidad de discriminar entre el trabajo que se puede hacer, los productos que se pueden medir, y mientras lo hacen, el trabajo basado en el proyecto explotará".

Entonces, si estos superespecialistas están disponibles con más rapidez que los nuevos empleados, con mayor experiencia en ciertas áreas y por menos dinero del que requiere un contrato de consultoría, ¿por qué no hay más compañías que los utilicen para solucionar problemas muy específicos? Coonerty y Neumer sugieren que las presunciones desactualizadas sobre el rendimiento de las inversiones son las responsables ("las compañías a menudo sienten que no logran que su dinero tenga valor a menos que gasten mucho dinero") y que los equipos de administración que van más allá del FTE aportarán mayor talento para soportar la ejecución de la estrategia.

 

Artículo proporcionado por thebuildnetwork.com   © 2013 Mansueto Ventures LLC

Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

La información, la visión, las opiniones y las posiciones expresadas por el autor/autores y/o incorporadas en el artículo corresponden al autor o al individuo que hizo el comentario y no reflejan necesariamente las políticas, las visiones, las opiniones y la posición de Regions. Regions no garantiza la precisión, integridad, oportunidad, adecuación o validez de la información vertida.

La naturaleza de esta información es general y se brinda solo con fines educativos. La información provista y las declaraciones hechas por los empleados de Regions no deben ser consideradas o interpretadas como consejos contables, financieros, de inversiones, legales o impositivos. Regios recomienda que consulte a un profesional para obtener asesoramiento con respecto a su situación en particular.