Imponga el estándar, no invente
Anterior

Una lección real sobre innovación basada en la historia del código de barras. (Y cinco lecciones más).

Invención no es innovación. Producir algo nuevo que crea valor para una empresa en el mercado puede implicar invención, como por ejemplo desarrollar una idea que se pueda patentar, pero la innovación siempre requiere más que eso.

Solo basta con preguntarle a los inventores del código de barras. Si bien fue patentado en 1952, el código de barras tal como lo conocemos en la actualidad fue una innovación cuya elaboración llevó casi 50 años. Nadie obtuvo importantes ganancias económicas hasta 1974 y no se conoció la totalidad de su potencial comercial hasta fines de la década del 90.

Si consideramos la secuencia de eventos que se necesitaron para que el código de barras llegue a estar presente en todos lados, obtenemos algunas enseñanzas evidentes. Por ejemplo, que una nueva idea genera muchos tipos de oportunidades para la innovación a medida que transita el camino hacia el éxito comercial y que el primer eslabón de esa cadena puede que sea el menos beneficiado al final. Las compañías que no "inventan" algo pueden innovar de forma inteligente de muchísimas maneras.

A continuación resumimos la historia del código de barras y resaltamos seis lecciones comerciales que podemos aprender de ella.

1948
El ejecutivo de un supermercado de Philadelphia le pide al decano del Drexel Institute of Technology que busque una forma de capturar información de los productos al momento del pago. Un estudiante de posgrado llamado Bernard Silver escucha la conversación y propone a un colega, N. Joseph Woodland, para resolver el problema. Woodland deja Drexel para concentrarse en este trabajo.

1949
Un día, mientras vivía en Miami con su abuelo, Woodland tiene una revelación en la playa. "Metí mis dedos en la arena y por alguna razón moví mi mano hacía mí y dibujé cuatro líneas. Y dije: '¡Eso es! Ahora tengo cuatro líneas y podrían ser líneas anchas y delgadas en vez de puntos y rayas'". El código Morse expresado visualmente.

1952
El 7 de octubre, Woodland y Silver reciben la patente estadounidense 2,612,994. El diagrama es una diana con un diseño de bandas anchas y delgadas. Posteriormente ese mismo año, Woodland y Silver venden su patente a Philco por $15,000.


LECCIÓN 1: TOME EL DINERO
$15,000 pueden parecer como una gota en el mar si consideramos el alcance final del invento. Pero "el primer escáner que pudo leer códigos de barras, y que por ende permitió aplicar el invento a nivel comercial, no se fabricó hasta 1974, mucho tiempo después de que la patente caducó", subraya Edward Tenner, autor de Why Things Bite Back y Our Own Devices, en Bloomberg.com. Por lo tanto, tomar los $15,000 fue una decisión prudente.

1960
El 23 de agosto, el científico de IBM Hans Peter Luhn recibe la patente estadounidense 2,950,048 por el algoritmo de Luhn, un código de software que captura errores comunes al escanear secuencias numéricas utilizadas en tarjetas de crédito e identificaciones emitidas por el gobierno.

1969
El matemático holandés Jacobus Verhoeff desarrolla el algoritmo de Verhoeff, otro código (más sofisticado) esencial para la detección de errores. En noviembre, John F. Keidel, en nombre de General Atronics, recibe la patente estadounidense 3,479,519 por un escáner capaz de leer el código de barras.

LECCIÓN 2: INVIERTA EN ALGORITMOS
Si la próxima innovación de su organización implica la captura o el uso de información en tiempo real, debería comenzar a desarrollar un algoritmo para optimizarla, o asegurarse de que ya exista uno. De lo contrario, sería como producir una película en un mundo sin proyectores. "Los héroes olvidados del código de barra son las personas que desarrollaron los algoritmos informáticos que reducen drásticamente la cantidad de errores de los dígitos transpuestos", dijo Tenner a Build.


1970
Logicon escribe el Universal Grocery Products Identification Code (UGPIC, Código universal de identificación de productos comestibles). Monarch Marking es la primera compañía estadounidense en producir equipos con códigos de barras UGPIC para ser utilizados en minoristas. La compañía británica Plessey Telecommunications es la primera en producir equipos con UGPIC para uso industrial.

LECCIÓN 3: INNOVE DENTRO DE UN ECOSISTEMA EXISTENTE
Existen numerosos ejemplos de innovaciones que se desarrollaron antes de tener un ecosistema donde pudieran proliferar: Philips Electronics creó el HDTV a mediados de la década de los 80, pero las cámaras de alta definición no habían sido inventadas todavía. Sony desarrolló el primer dispositivo para lectura de libros electrónicos en 1990, pero todavía no se habían digitalizado los libros. Cuando Woodland y Silver recibieron su patente, los escáneres digitales no existían; los minoristas no estaban preparados para ser clientes.


1972
Alan Haberman, CEO de la cadena de supermercados First National Stores de New England, preside el comité de la industria que elige el código de barras UPC por encima de otros rivales ("círculos, dianas y aglomeraciones de puntos aparentemente al azar", informa el New York Times). Se parece al rectángulo blanco y negro que todos conocemos en la actualidad. El diseño fue desarrollado por el ingeniero de IBM George J. Laurer. El proyecto recibió el aporte de nada más y nada menos que el inventor original: el mismo Woodland, que tenía un empleo en IBM en 1951. Estuvo allí hasta su jubilación en 1987.

1974
El 26 de junio, en un Marsh Supermarket de Ohio, Clyde Dawson compra un paquete de 10 cajas de goma de mascar Wrigley's Juicy Fruit (50 unidades en total) por 67 centavos. La cajera, Sharon Buchanan, realiza el primer escaneo de un código UPC. Actualmente, ese paquete se conserva en exhibición en el museo Smithsonian.


LECCIÓN 4: SEA EL ESTANDARIZADOR
A veces las innovaciones necesitan "lo que podría llamarse un emprendedor estandarizador", escribe Tenner. "Si la gran mayoría de los minoristas y fabricantes no hubiera aceptado un formato estándar, la existencia de códigos múltiples para distintos vendedores habría sido una pesadilla a la hora de hacer los envoltorios ". Este fue el rol de Haberman. Woodland y Silver escribieron el evangelio del código de barras pero fue Haberman quien lo difundió, más de 20 años después.


1994
La subsidiaria de Toyota, Denso, inventa el código de respuesta rápida (QR) para permitir el escaneo rápido de los componentes en el proceso de fabricación. Actualmente, los códigos QR pueden escanearse con smartphones. El navegador del teléfono visita una página web incrustada en el diseño del código bidimensional.

1995
El 16 de julio se lanza Amazon.com. En octubre registra el primer día de ventas de más de 100 libros. El fundador, Jeff Bezos, elige los libros como la categoría principal de productos debido al código de barras. "Gracias al International Standard Book Number (ISBN, Número Internacional Normalizado de Libros), creado a partir del código de barras, los libros eran la categoría con la mayor cantidad de productos codificados del mundo", escribe Tenner.


LECCIÓN 5: NO PERMITA QUE LA FALTA DE EXPERIENCIA LO LIMITE.
Bezos tenía experiencia en computación y fondos de cobertura, no en libros. "Los libros fueron simplemente una elección racional", escriben Larry Downes y Paul F. Nunes en Harvard Business Review. "El comercio electrónico era la solución natural para un mercado fragmentado con una enorme cantidad de números de referencia, un producto pequeño y fácil de transportar y una cadena de suministro estable a cargo de unos pocos intermediarios preponderantes".


1995-2000
Los escáneres de códigos de barras comienzan a ser artículos asequibles para tiendas familiares y bibliotecas públicas. Según Tenner, esto contribuyó para que las bibliotecas adoptaran el inventario electrónico y los sistemas de circulación utilizando sus propios códigos de barras, en vez de utilizar los ISBN de las editoriales. Todo esto ayudó a incorporar los códigos de barras en nuestra cultura aun más.

2001-2010
El crecimiento de los dispositivos para lectura de libros electrónicos y de Amazon lleva a un boom de autopublicación. La cantidad de códigos ISBN emitidos anualmente comienza a disminuir de manera drástica a partir del 2007.


LECCIÓN 6: NO PIERDA DE VISTA ESA INNOVACIÓN QUE PARECE ESTANCADA.
Incluso si el ecosistema no es el adecuado para su invención, "manténgala viva en la memoria institucional y revise [periódicamente] si existe algún otro uso inesperado donde podría aplicarla,", dice Tenner. El dispositivo Kindle de Amazon fue lanzado en 2007, unos 15 años después de que el primer dispositivo para lectura de libros electrónicos de Sony viera la luz. El ecosistema (la conectividad a alta velocidad, los dispositivos móviles, el contenido para descargar y los editores amigables) ya era el adecuado.


2011
El 12 de junio fallece Haberman a los 81 años. En 1999 dijo a Associated Press que "la prueba de que [el código UPC] es exitoso es que todos lo dan por sentado".

2012
El 9 de diciembre muere Joseph Woodland, inventor del código de barras, a los 91 años.

 

Artículo proporcionado por thebuildnetwork.com   © 2013 Mansueto Ventures LLC

Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

La información, la visión, las opiniones y las posiciones expresadas por el autor/autores y/o incorporadas en el artículo corresponden al autor o al individuo que hizo el comentario y no reflejan necesariamente las políticas, las visiones, las opiniones y la posición de Regions. Regions no garantiza la precisión, integridad, oportunidad, adecuación o validez de la información vertida.

La naturaleza de esta información es general y se brinda solo con fines educativos. La información provista y las declaraciones hechas por los empleados de Regions no deben ser consideradas o interpretadas como consejos contables, financieros, de inversiones, legales o impositivos. Regios recomienda que consulte a un profesional para obtener asesoramiento con respecto a su situación en particular.