El secreto para mejorar la responsabilidad
Anterior

La gente intenta cumplir con las tareas, pero a menudo los problemas ocurren. A continuación le explicamos cómo hacer para que usted y los demás sean más responsables.

Nada es más frustrante en un ambiente de trabajo que cuando todo pasa desapercibido.

La mayoría de las veces no es intencional. Con el ritmo en que los negocios evolucionan actualmente, los empleados están sobrecargados con responsabilidades que superan sus capacidades. Cuando las cosas van mal, comienzan las quejas y las culpas. "¿Por qué estas personas no pueden hacer lo que dicen? ¿Por qué no pueden asumir sus responsabilidades?" A veces, las personas deben hacerse las mismas preguntas sobre los compromisos personales que asumen y luego abandonan.

En realidad, la respuesta es bastante simple.

Es un problema de prioridades. Cuando las personas están sobrecargadas, ellos dan prioridad a sus acciones para administrar la carga de trabajo, a veces en forma inconsciente. A continuación incluimos los tres criterios que no deben faltar para que la tarea llegue al tope de la lista de prioridades. Aquella tarea que no cumpla con alguno de ellos será considerada de baja prioridad, a menos que siga las sugerencias para rectificarlo a continuación.

  1. Motivación
    Las personas habitualmente hacen lo que ellas quieren. Si la motivación no es clara o no existe, entonces las personas encontrarán la forma de posponer una tarea al máximo, particularmente cuando haya alguna otra que puedan justificar como más importante. Las personas son buenas en buscar justificaciones de por qué algo puede esperar si odian hacer esa tarea o saben que hay una pequeña razón para obviarla. A nivel personal, usted puede experimentar esta situación con compromisos, tales como bajar de peso o dejar de fumar. Decir que uno quiere algo es distinto de realmente quererlo, en especial cuando el desasosiego es inminente.

    Resolución: Ya sea que la tarea sea suya o de alguna otra persona, establezca una razón clara y convincente por la cual la tarea deba ser llevada a cabo. Identifique como se beneficiarán con la realización de la misma. Si usted trata con un colega o empleado desmotivado, hable e identifique el problema. Tal vez, el apoyo sea suficiente para solucionar el problema. O brinde su ayuda para generar la motivación necesaria para llevar la tarea a la máxima prioridad.

  2. Consecuencia
    El mundo funciona sobre la base de la causa y el efecto. Las acciones crean ciertos resultados, ya sean positivos o negativos. Muchas personas no creen que la falta de acción provoca lo mismo. Cuando las personas no ven un resultado claro para realizar la tarea, las personas disminuyen la prioridad y se enfocan en las tareas que ellos saben producirán los resultados deseados. Sin consecuencias, es posible que las personas se dediquen a realizar tareas que generen un resultado, como contestar su Smartphone o una publicación en Facebook.

    Resolución: Asegúrese de que cada tarea asignada tenga un resultado claro y determinado, tanto por haberla completado como por dejarla pendiente. Los grandes líderes establecerán el beneficio de realizar la tarea y la desventaja de no hacerlo para que quienes son los responsables comprendan con claridad la importancia y el efecto de haberlo hecho.

  3. Estructura
    Una de las razones más importantes por las cuales las cosas no se hacen es que los responsables no saben realmente cómo hacerlo. Él o ella pueden no tener el conocimiento o los recursos y a ninguno le agrada aparecer como una persona estúpida o inepta. Sin un plan paso a paso sobre cómo proceder, la tarea quedará en la parte baja de la pila, abriendo paso a las tareas que resultan más familiares.

    Resolución: Desarrolle un plan sencillo de una página para llevar a cabo la tarea. Deje espacio en la página para agregar una línea del tiempo, la motivación y las consecuencias. Asegúrese de que los pasos a tomar sean claros y deje espacio para los recursos necesarios y las preguntas a ser respondidas. No deje nada librado al azar y elimine las excusas.
    Si no se resuelve alguno de estos tres factores, la tarea se convertirá en una de baja prioridad cuando se la compare con todo el otro trabajo que le corresponde a una persona. Algo de planificación y comunicación permitirá a las personas ser más productivas, al satisfacer las expectativas de todos los involucrados, incluso las propias.

Artículo proporcionado por Inc.   © Inc

Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

La información, la visión, las opiniones y las posiciones expresadas por el autor/autores y/o incorporadas en el artículo corresponden al autor o al individuo que hizo el comentario y no reflejan necesariamente las políticas, las visiones, las opiniones y la posición de Regions. Regions no garantiza la precisión, integridad, oportunidad, adecuación o validez de la información vertida.

La naturaleza de esta información es general y se brinda solo con fines educativos. La información provista y las declaraciones hechas por los empleados de Regions no deben ser consideradas o interpretadas como consejos contables, financieros, de inversiones, legales o impositivos. Regios recomienda que consulte a un profesional para obtener asesoramiento con respecto a su situación en particular.