Arrendamiento de la nube
Anterior

La industria de arrendamiento de tecnología está sufriendo cambios rápidos que afectarán el modo en que los clientes de banca corporativa abordan sus objetivos de TI para toda la empresa en 2018 y más adelante.

Hay una nueva perspectiva con respecto al antiguo dilema acerca de "arrendar o comprar" hardware informático. Se trata del modelo "dispositivo como servicio", en el que las compañías pagan una tarifa mensual a los proveedores de tecnología que no solo proporcionan dispositivos a sus clientes, sino que también reemplazan esas tabletas, computadoras y otros aparatos cuando se lanzan nuevas versiones.

El concepto comenzó a ganar adeptos en 2016 cuando los fabricantes Microsoft y HP introdujeron las opcines de DaaS; Dell y Lenovo hicieron lo mismo en 2017.

El modelo DaaS se inspiró en la creciente popularidad del software de suscripción basado en la nube. Más del 90 por ciento de los directores de informática (CIO) planean hacer inversiones moderadas o significativas en ofertas de software como servicio en los próximos tres años, según la encuesta de Harvey Nash/KPMG realizada a directores de informática en 2017.

Eso significa que el modelo de pago por uso está de moda, y también que las organizaciones se están inscribiendo para recibir actualizaciones de software frecuentes, una opción que a menudo necesita las correspondientes actualizaciones de hardware.

"Las cosas están cambiando rápidamente en nuestra industria", dice Jim Blalock, vicepresidente sénior, Corporación de Financiamiento de Equipos de Regions, quien se encarga de los acuerdos de arrendamiento de tecnología. "Todo el mundo está intentando descubrir el modo de incluir en un mismo paquete el hardware y los servicios en algún tipo de juego de servicios gestionados".

Sin embargo, DaaS no es adecuado para todas las empresas, ni para cada tecnología que utiliza una empresa. Así como no hay una respuesta única ante la disyuntiva de "alquilar o comprar", la elección depende de las circunstancias únicas de cada compañía. La compra de su equipo generalmente resulta en el costo de propiedad más bajo, pero las desventajas son el desembolso inicial de costos, así como el efecto de limitarse a equipos que pronto pueden quedar obsoletos. El alquiler elimina los costos iniciales de una compra directa y generalmente es menos costoso que DaaS, pero no incluye actualizaciones de dispositivos.

Por ejemplo, uno de los clientes de Blalock, un productor de alimentos, recientemente optó por un contrato de alquiler en lugar de DaaS después de determinar que el acceso a la tecnología de próxima generación no justificaba la prima de costos asociada a DaaS.

"En situaciones en las que determina que no necesita tener lo último y lo mejor, y puede prolongar la vida útil de su equipo, alquilar ese equipo puede ser una excelente opción", dice Blalock.

 

¿Y qué sucede con la sala de servidores?

En la sala de servidores, el debate es un tanto diferente, porque las mejores opciones para la contratación externa se basan en la nube. Más del 80 por ciento de los CIO están planificando inversiones de infraestructura como servicio moderadas o significativas, según la encuesta de Harvey Nash/KPMG realizada entre directores de informática en 2017.

Sin embargo, aquí tampoco hay una respuesta fácil. Las preocupaciones sobre la seguridad cibernética, por ejemplo, han llevado a algunos de los clientes de Blalock a mantener sus equipos en el sitio. Y en el caso de las organizaciones con equipos informáticos grandes y altamente capacitados, especialmente aquellos que han desarrollado soluciones especializadas, puede tener sentido mantener mayor cantidad de equipos técnicos en el sitio.

"Las compañías con soluciones patentadas todavía dicen: 'Nunca iremos a la nube con eso'", dice Blalock.

Los servicios basados ​​en la nube, por el contrario, son perfectos para las compañías más pequeñas que necesitan acceso a los servicios asequibles sin tener un gran equipo informático o presupuesto, así como para las empresas que necesitan estar a la vanguardia de la capacidad tecnológica.

"Si está atrapado en ese ciclo de actualizaciones constantes, puede ser agradable decir: 'Eh, no podemos seguirle el ritmo, pero podemos tercerizarlo y convertirlo en un problema ajeno'", dice Blalock.

Los acuerdos de servicios gestionados están cambiando el aspecto del viejo dilema "arrendamiento o compra", gracias en gran parte a los avances de la informática en la nube. Pero incluso con esa nueva apariencia, el debate promete seguir profundizándose.

Siga leyendo para conocer más sobre el creciente impacto de la tecnología en la banca corporativa.

Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

Esta información es general y no pretende ofrecer asesoramiento legal, impositivo ni financiero. Aunque Regions considera que esta información es precisa, no puede garantizar que esté actualizada en todo momento. Las declaraciones u opiniones de personas a las que se hace referencia aquí pertenecen a dichas personas, no a Regions. Consulte con el profesional correspondiente respecto a su situación específica y visite irs.gov para conocer las normas tributarias actuales. Regions, el logotipo de Regions y la bicicleta de LifeGreen son marcas registradas de Regions Bank. El color de LifeGreen es una marca registrada de Regions Bank.

*Inversiones, anualidades y productos de seguros

  • No están asegurados por FDIC
  • No están garantizados por un banco
  • Pueden perder valor
  • No son depósitos
  • No están asegurados por ninguna agencia del gobierno federal
  • No están condicionados por actividades bancarias