El gran momento de los grandes datos
Anterior

Todos hemos escuchado promesas sobre los grandes datos (que revolucionarán tanto a las organizaciones como a las industrias al ofrecerles conocimientos en tiempo real a partir de cantidades enormes de datos) y no sólo desde los recursos tradicionales, sino que también desde prácticamente cualquier lugar, incluso las redes sociales.

Pero, ¿qué son exactamente los grandes datos? Y, más importante aún, ¿qué pueden hacer por las compañías medianas como la suya?

De qué se trata

Los grandes datos son una amalgama de soluciones de software y hardware que permiten el análisis de datos con mayor volumen, variedad y velocidad que los métodos tradicionales. No reemplazan a los servicios de datos tradicionales (al menos por ahora), como el paquete de planeamiento de los recursos empresariales (ERP), sino que los combina con otras fuentes de datos para proporcionar conocimientos más profundos y matizados.

"El nombre grandes datos quizás no es el más adecuado", comenta Joe Caserta, presidente de Caserta Concepts, una firma consultora y de tecnologías innovadoras radicada en New York. "Los datos no necesariamente deben ser grandes, aunque normalmente lo son. También puede pensarse como datos de bajo costo". Eso se debe a que mientras los datos tradicionales requieren grandes inversiones en software patentado y hardware de informática, los denominados grandes datos funcionan a un bajo precio, con herramientas de fuente abierta que pueden ejecutarse en el hardware básico o desde la nube.

Cómo funciona

Debido a que los grandes datos tratan de igual manera a todos los datos, ya sean estructurados (bases de datos tradicionales), semiestructurados (como los archivos de correo electrónico) o sin estructura (esencialmente todo lo demás), una vez que se instala el sistema es relativamente fácil dirigirlo hacia las diferentes soluciones. "Una de las cosas apasionantes sobre los grandes datos es que son mucho más ágiles que los ambientes grandes y estructurados", explica Caserta. "No es inusual que un departamento de informática desarrolle una solución de base de dato tradicional únicamente para que el negocio apenas cambie o para decidir capturar los datos de una forma un poco diferente. De pronto, eso se puede convertir en un proyecto de seis meses. El negocio simplemente no puede tolerar eso. Pero los grandes datos le permiten cambiar las cosas en él mientras tanto, casi de inmediato". Además, la extracción de los grandes datos es rápida, tan rápida como para permitir el análisis en tiempo real a un nivel altamente detallado.

Para qué sirve

El uso más conocido de los grandes datos es en el mercadeo, algo que ciertas compañías web como Amazon, Google y Facebook han estado haciendo durante hace años. En este caso, el comportamiento del cliente se rastrea no sólo en el sitio web de comercio electrónico únicamente, sino también en toda la web, lo que permite a las compañías crear perfiles de clientes sumamente detallados que ayudan a predecir el comportamiento y dirigir el mercadeo. Las técnicas más recientes permiten a los minoristas que operan desde Internet y en tiendas físicas correlacionar la actividad en línea con los clientes fuera de la web. De esa forma, crean prácticamente una visión de 360 grados del comportamiento desde y fuera de Internet por parte del cohorte del cliente. Pero el mercadeo no es la única aplicación de los grandes datos, así como tampoco se limita a los minoristas. "Cualquiera puede encontrarle un uso", sostiene Caserta. Tal es así, que la técnica ha sido aplicada al desarrollo de nuevos productos, la planificación estratégica de negocios, la administración predictiva de la cadena de suministros así como también la detección y prevención del fraude.

Dónde empezar

Caserta sugiere comenzar con una pregunta cuya respuesta querrá conocer, una que no podrá abordar con los sistemas que dispone. "Trabajamos con nuestros clientes para intentar identificar los casos de uso más importantes de los negocios y luego determinamos cuál retornará el mayor valor a la inversión", expresa. "Deben ser administrados por los negocios". La implementación de una solución inicial de grandes datos puede llevar hasta tres meses, comenta Caserta, pero una vez que está funcionando puede ser dirigida hacia múltiples consultas.

Los grandes datos obviamente no son una panacea y, al igual que cualquier proceso analítico, sólo son tan buenos como la información en la que se basan. De hecho, debido a su naturaleza de abarcar todo, los grandes datos pueden ser especialmente susceptibles al error cuando se ingresan datos erróneos o irrelevantes. Pero ya está abriendo nuevos caminos para la extracción de las cantidades masivas de datos que están siendo producidos, dentro y fuera de su compañía, todos los días.

Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

Esta información es general y no pretende ofrecer asesoramiento legal, impositivo ni financiero. Aunque Regions considera que esta información es precisa, no puede garantizar que esté actualizada en todo momento. Las declaraciones u opiniones de personas a las que se hace referencia aquí pertenecen a dichas personas, no a Regions. Consulte con el profesional correspondiente respecto a su situación específica y visite irs.gov para conocer las normas tributarias actuales. Regions, el logotipo de Regions y la bicicleta de LifeGreen son marcas registradas de Regions Bank. El color de LifeGreen es una marca registrada de Regions Bank.