Arquitectura de las clases de acciones de fondo mutuo y la elegancia de la transparencia

Arquitectura de las clases de acciones de fondo mutuo y la elegancia de la transparencia
Anterior

James B. Taylor, J.D., gerente asesor de ERISA y vicepresidente de Regions Bank

Un reciente proyecto de construcción al lado de nuestras oficinas me recordó la importancia de la arquitectura y el diseño cuando buscamos utilidad y estilo.

Pasé un largo rato pensando en las cuestiones fiduciarias y la forma en afectan a nuestros clientes y a Regions. Por eso, fue natural que trazara una analogía con la arquitectura de las clases de acciones de fondo mutuo, la cual define los tipos y características de las clases de activos de fondo mutuo.

De la misma forma que la arquitectura de una construcción funciona como su cimiento, la arquitectura de las clases de acciones de fondo mutuo brinda una plataforma en la que los planes jubilatorios pueden realizar inversiones y los participantes pueden ahorrar para cuando se jubilen. Existen muchas formas en las que un patrocinador de planes, lo que normalmente se conoce como fiduciario de planes, pueden diseñar la combinación de inversiones del plan. Crear una cuenta administrada por separado es una buena idea si el tamaño de los activos del plan lo permite. Sin embargo, la mayoría de los planes no pueden acceder a esa solución y optan por una cartera de inversiones constituida por fondos mutuos. Las decisiones iniciales relacionadas con la arquitectura de los fondos pueden afectar los planes jubilatorios dirigidos por los participantes, en los que el participante selecciona la asignación de los activos desde un menú de fondos provistos por el plan, así como de los planes que son administrados para los participantes.

Trabajar para lograr la eficiencia y la elegancia en un plan jubilatorio, teniendo en mente los mejores intereses para los participantes y beneficiarios del plan, requiere de una diligencia constante y de la acción prudente en varios frentes, no sólo en relación a las inversiones. En el contexto de la arquitectura de fondos, la simplicidad es casi siempre es la mejor forma de actuar y la transparencia es fundamental. Para tomar una decisión razonable con respecto al diseño de un plan, a la selección de fondos y al modo en que los cargos de los fondos mutuos afectan al plan jubilatorio, el fiduciario del plan debe comprender antes la arquitectura de las clases de acciones. Desde allí, debemos verificar que comprendemos el índice de gastos del fondo, el rendimiento de las inversiones y otros cargos para garantizar la diligencia debida y la toma de decisiones al momento de diseñar la estructura de gastos e inversiones del plan, o al seleccionar o controlar a los proveedores de servicios contratados para asesorar o administrar las inversiones del plan.

El fiduciario del plan tiene una variedad de clases de acciones de fondo mutuo para evaluar. Esta decisión afectará el rendimiento de las inversiones de los participantes, los costos del plan y la forma en que el plan jubilatorio y sus participantes pagan los cargos. Las opciones en torno a la selección de clases de activos de fondo mutuo son decisiones fiduciarias y preceden a las decisiones vinculadas a los objetivos de inversiones y toma de riesgo para el plan y los participantes.

La clase de fondos mutuos minoristas es muy amplia y normalmente incluye acciones de clase A, B y C, con algunas variaciones dependiendo de la compañía que ofrece los fondos. Las acciones minoristas distribuyen los gastos y cargos de diversas formas, pero normalmente están diseñadas por el inversor particular que acude a un agente de bolsa para realizar operaciones comerciales. Las acciones minoristas y de otro tipo conllevan gastos y generan compensación indirecta en la forma de 12b-1, agente de subtransferencias, servicios a los accionistas y otros cargos que se usan para pagar la administración, las transacciones y otras actividades de los fondos mutuos, como la investigación y el mercadeo. Esta ganancia se ve reflejada en índice de gastos de un fondo determinado.

En el caso de algunas acciones minoristas, también se puede cobrar una comisión anticipada de salida. Esto es frecuente en las acciones de tipo A, que obtienen un porcentaje directamente del depósito inicial como cargo directo por la venta del fondo. Este cargo anticipado de salida se usa para compensar al agente de bolsa por la transacción que realizó. Si bien este cargo directo es un tanto elevado, el índice de gastos total (los gastos actuales del fondo), que no incluyen el porcentaje de comisión anticipada de salida, normalmente es bastante bajo en las acciones clase A. Esta clase es más apropiada para los inversionistas particulares a largo plazo, ya que estos compensarán a su agente de bolsa de esa manera y los gastos son inferiores comparados con otras opciones de fondo mutuo disponibles para los inversores minoristas.

Las acciones clase B normalmente requieren una comisión diferida de salida o un cargo contingente por ventas diferidas, lo que significa que si no paga las comisiones anticipadas de salida al momento de comprar un fondo, posiblemente deba pagar un cargo cuando lo vende. La mayoría de las comisiones diferidas se reducen con el tiempo y pueden no aplicarse en absoluto después de un período estipulado de posesión. Las acciones clase B generalmente poseen un índice de gastos generales más alto, que no incluye el cargo contingente por ventas diferidas, comparadas con las acciones clase A. Las acciones clase B suelen requerir mucho menos tiempo para reducir o eliminar el cargo contingente por ventas diferidas.

Las acciones clase C pueden ser similares a las acciones clase B en algunos aspectos, ya que normalmente no tienen comisiones anticipadas de salida. Sin embargo, este tipo de acciones generalmente tienen un cargo por pago prorrateado, en donde se aplica un porcentaje de la comisión al monto total invertido en el fondo. Este porcentaje de pago prorrateado está generalmente incluido en el índice de gastos generales de una acción clase C.

Además de estas acciones minoristas comunes, existen otras clases de fondos que pueden ofrecer una opción de pago prorrateado o un piso y un techo con respecto a las comisiones anticipadas y diferidas o a alguna combinación. También existen clases de fondos sin cargos, que no requieren comisiones anticipadas o diferidas de salida, pero pueden tener un índice de gastos generales más elevado. Estas clases de acciones se conocen como acciones clase D o incluso Z y, en algunos casos, los fondos sin comisiones pueden no tener un indicador de clase.

Por supuesto, la trampa está en los detalles. Para eliminar el costo de una acción clase A, una acción clase B o cualquier fondo mutuo, el fiduciario del plan debe conocer el porcentaje de la comisión anticipada de salida, si la hay, el porcentaje de la comisión diferida de salida o el cargo contingente por ventas diferidas, si los hay, y el índice de gastos generales de un fondo, y usar esa información para calcular cuánto cuesta una inversión específica. Si bien hay muchos tipos de fondos mutuos, el análisis del costo de un fondo es similar y puede volverse complejo en el caso de ciertas clases de fondos.

Son muchos los motivos por los que un plan jubilatorio puede invertir en fondos mutuos minoristas. Sin embargo, esa es una excepción a la regla general de que los planes jubilatorios deben usar acciones institucionales o clase I, que generalmente tienen el costo más bajo y el menor índice de gastos generales comparados con otras clases de fondo mutuo. Las acciones clase I suelen requerir un nivel mínimo de activos para la inversión, lo que puede excluir a algunos planes a la hora de invertir en esta clase de acciones. En tales casos, el uso de acciones minoristas o de otras clases puede estructurarse de forma tal que reduzca los gastos generales del plan, usando las ganancias generadas por los fondos, equilibrando el uso de acciones minoristas con otras consideraciones del plan, como por ejemplo las ganancias generadas por las inversiones, la mantención de un registro y los costos administrativos.

Además de las acciones clase I, puede haber disponible una acción clase R u otra clase de acción jubilatoria. Si bien muchas de estas acciones jubilatorias pueden ser una opción de bajo costo, el análisis debe ser el mismo que el que se realiza para calcular el costo general de los fondos mutuos minoristas. Los gastos y otros factores pueden variar notablemente. Por eso, comprender estos matices en la arquitectura de los fondos mutuos es fundamental para que el fiduciario del plan tome una decisión sólida.

Existen muchos recursos disponibles en Internet, desde Morningstar hasta los sitios web de SEC y FINRA, que ofrecen calculadoras de gastos de los fondos mutuos y son excelentes puntos de partida para realizar un análisis de gastos de este tipo de fondos. Como alternativa, el fiduciario del plan puede optar por contratar a un asesor o administrador de inversiones para que lo asesore o para que seleccione las inversiones del plan.

El uso de acciones clase I u otras clases de acciones de bajo costo puede permitirnos tener una idea más clara sobre los cargos y gastos del plan, así como sobre el costo real de las inversiones del plan. Al no tener que realizar complejos cálculos de comisiones anticipadas o diferidas porque las acciones clase I generalmente generan pequeños montos de ganancia por fondo mutuo, el análisis se torna más simple. Al garantizarse esta transparencia, el fiduciario del plan debe comprender mejor el costo de los servicios brindados al plan y, de esa forma, tomar mejores decisiones al momento de seleccionar los servicios de inversiones y proveedores de servicios para el plan.

Otro beneficio adicional para una lograr una arquitectura y una perspectiva de fondos más transparente es la facilidad con la que puede divulgarse la información a los participantes del plan. Las reglas de divulgación a participantes de 404(a)(5) requieren que ciertos plantes jubilatorios dirigidos por los participantes divulguen una amplia variedad de información a los participantes del plan, información que puede ser técnica y algo confusa. Cuando los cargos quedan claros, los montos o porcentajes y las ganancias de los fondos mutuos tienen poco impacto sobre la estructura de cargos, la divulgación al participante generalmente es mucho más simple y se comprende mucho mejor, por lo que los participantes del plan entonces pueden tomar decisiones mucho mejor fundamentadas.

Aumentar la transparencia (y, de esa forma, la eficacia y efectividad con que opera un plan jubilatorio) es la mejor práctica. Existen diversas formas para lograr ese objetivo, pero una de las formas más sencillas es comenzar a usar inversiones institucionales o de bajo costo, o bien clases de acciones de fondo mutuo, al momento de diseñar el progreso de las inversiones de fondo mutuo de un plan. El beneficio a largo plazo de los costos reducidos, así como de las decisiones mejor fundamentadas, para el fiduciario y los participantes del plan permite dar un gran paso en la dirección correcta al momento de ahorrar para la jubilación y trabajar para que se cumplan las responsabilidades fiduciarias relacionadas con las inversiones y los cargos del plan.

© 2016 Regions Bank. Todos los derechos reservados. El contenido y cualquier fragmento de este boletín informativo son sólo para uso personal y no pueden reimprimirse, venderse ni distribuirse sin el consentimiento por escrito de Regions Bank. Regions, el logotipo de Regions y otras marcas de Regions son marcas registradas de Regions Bank. Los nombres y marcas de otras compañías o de sus servicios son marcas registradas de sus propietarios y se usan únicamente con el fin de identificar a dichas compañías, o a sus servicios y productos, y no como indicio de aval o patrocinio por parte de Regions o de sus servicios y productos. La información y el material aquí incluidos en el presente se divulgan únicamente con fines de información general. Regions no declara ni garantiza la exactitud, integridad o actualidad de la información incluida en el boletín y no será responsable de los daños de ningún tipo que pueda genera esa información, así como tampoco de las implicancias financieras e impositivas de los asuntos aquí mencionados. Este material no se considera asesoramiento de inversiones, ni la información tiene la intención de ser una oferta o solicitud de compra o venta de ningún tipo de valor o instrumento financiero. Todas las opiniones aquí expresadas son de buena fe, están sujetas a cambio sin previo aviso y sólo son actuales a partir de la fecha declarada en su publicación. Regions Wealth Management es un grupo comercial dentro de Regions Bank que brinda servicios de inversiones, administrativos y fiduciarios a los clientes de Regions Bank.

Ni Regions Bank ni Regions Institutional Services (colectivamente, “Regions”) son asesores municipales registrados y no proporcionan asesoramiento a entidades municipales o personas obligadas en relación con productos financieros municipales ni la emisión de valores municipales (lo que incluye estructuras, tiempo, términos o asuntos similares en relación con productos financieros municipales o emisiones de valores municipales) ni se involucran en la solicitud de entidades municipales o personas obligadas para tales servicios. Con respecto a esta presentación y toda otra información, material o comunicación provista por Regions (a) Regions no recomienda una medida a cualquier persona obligada por una entidad municipal, (b) Regions no actúa como asesor de ninguna entidad municipal o persona obligada y no debe cargos fiduciarios según la Sección 15B de la Ley de Intercambio de Valores de 1934 a ninguna entidad municipal o persona obligada con respecto a tal presentación, información, material o comunicación, (c) Regions actúa por su propio interés, y (d) debe discutir esta presentación y cualquier otra información, material o comunicación con todo asesor y experto interno o externo que considere apropiado antes de actuar sobre esta presentación o cualquier otra información.

Las opiniones aquí mencionadas pertenecen al autor y no necesariamente reflejan las opiniones de Regions Bank o cualquiera de sus afiliadas. Esta información tiene únicamente fines educativos y no debe considerarse como asesoramiento financiero, ni como una oferta, solicitud o recomendación hacia ningún tipo de valor. No tiene la intención de proporcionar asesoramiento legal o impositivo. Solicite asesoramiento de este tipo a su abogado o a su asesor impositivo. Regions y sus afiliadas no garantizan que la información provista sea completa o actualizada, y las opiniones pueden cambiar.

Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

*Inversiones, anualidades y productos de seguros

  • No están asegurados por FDIC
  • No están garantizados por un banco
  • Pueden perder valor
  • No son depósitos
  • No están asegurados por ninguna agencia del gobierno federal
  • No están condicionados por actividades bancarias