De qué forma la administración de riesgos puede impulsar la innovación estratégica

De qué forma la administración de riesgos puede impulsar la innovación estratégica
Anterior

A primera vista, la innovación y la administración de riesgos parecen aliados extraños. Después de todo, la innovación siempre es riesgosa en algún punto. Pero esta actitud se basa en una comprensión errónea acerca de cuál es la función de la administración de riesgos. Cuando se la evalúa apropiadamente, la administración de riesgos puede ayudar a impulsar la agenda de innovaciones de la compañías al revelar los puntos ciegos y las áreas de subinversión que ponen en jaque el crecimiento futuro de la compañía. Aquí le mostramos cuáles son los riesgos estratégicos y de qué forma pueden impulsar la compañía.


¿Qué es un riesgo estratégico?

"Es lo verdaderamente importante", explica James Lam, consultor de la administración de riesgos radicado en Boston y autor de Enterprise Risk Management: From Incentives to Controls. "Lo estratégico abarca todos los riesgos inherentes a la estrategia comercial de una compañía, los objetivos estratégicos y la ejecución de dicha estrategia. Eso puede incluir la demanda de consumidores, los cambios legales y regulatorios, la presión competitiva, la integración de fusiones y el reemplazo de gerentes sénior, así como también los riesgos inherentes a las iniciativas, como la expansión de mercado o los lanzamientos de nuevos productos.

¿De qué forma puede medirse el riesgo estratégico?

El riesgo en sí mismo no es un número único sino un rango de posibles valores que se presentan en una curva en forma de campana, explica Lam. El desempeño esperado llegará al pico de la curva (la probabilidad más alta), mientras que los mejores y peores rendimientos abarcan los puntos más a la izquierda y a la derecha posibles, respectivamente. Si bien existen medidas estadísticas sofisticadas para definir esta curva, la medida más básica para hacer un seguimiento es el capital económico, o el monto de capitalización requerido para cubrir las pérdidas inesperadas. En el caso de los riesgos estratégicos, el capital económico representa la "amortización" necesaria para respaldar el lanzamiento del nuevo productos o las potenciales adquisiciones, o para tolerar la presión competitiva, por ejemplo. Una vez que el riesgo sea medible, se puede definir una declaración sobre la capacidad de riesgos, la cual indica qué nivel de riesgo está dispuesto a asumir para ir en búsqueda de los objetivos de la compañía.

Incorporar la administración de riesgos a la planificación estratégica

Piense en las decisiones estratégicas como apuestas en las que se invierten los recursos de la compañía en nuevas iniciativas. Si acierta, la apuesta ganará el "pozo" en la forma de un mayor valor de accionistas, mientras que las apuestas erróneas o desacertadas reducirán el valor de acuerdo al nivel invertido. Pero administrar los riesgos puede impulsar la curva de campana para que los escenarios positivos sean más y los negativos menos probables. "Tomado de esta forma, el perfil de administración de riesgos óptimo se parece a una opción de compra: exposición limitada a las pérdidas con un potencial de ganancias ilimitado", explica Lam. "Cuanto antes la compañía reconozca que una iniciativa está en problemas, más rápido podrá tomar medidas correctivas, ya sea para volver a encaminar la iniciativa, desplegar las estrategias de atenuación de riesgos o darla de baja".

Medir el éxito

La pieza final del rompecabezas es proporcionar un informe continuo de las medidas de éxito para tener un seguimiento del rendimiento y proporcionar advertencias sobre los posibles problemas con anticipación. En el caso de la innovación, esto implica controlar el desarrollo incremental y medir los ingresos y las salidas en base a su capacidad de riesgo. Al adoptar un enfoque iterativo con rápida experimentación y desarrollo ágil, las compañías pueden incrementar sus oportunidades de crear nuevos productos y extensiones con éxito, además de limitar las pérdidas al volver a examinar las iniciativas que no cumplieron con las expectativas.

Mientras muchas compañías consideran a la "administración de riesgos" meramente como algo para cumplir con las regulaciones gubernamentales y las normas industriales, aquellas más exitosas la ven como una parte esencial del éxito estratégico. Las compañías que administran el riesgo estratégico inclinan la probabilidad de un resultado positivo a su favor al anticiparse a las iniciativas que superan las expectativas y al detectar los posibles fracasos a tiempo para tomar medidas correctivas.

Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

La naturaleza de esta información es general y la misma se brinda únicamente para fines informativos. Regions no hace declaración alguna respecto de la exactitud, integridad, puntualidad, idoneidad o validez de ninguna información presentada. La información proporcionada no debería ser interpretada ni se debería confiar en ella como asesoramiento contable, de inversiones, legal o de impuestos, o planeamiento financiero. Regions lo alienta a consultar a un profesional para recibir el asesoramiento adecuado para su situación específica. Regions no respalda ni garantiza ninguno de los sitios web o compañías a los que se hace referencia en este artículo que no sean propiedad de Regions.