4 errores financieros comunes de las mujeres y cómo evitarlos
Anterior

Es fácil cometer errores cuando se administra dinero, ya sea un hombre o una mujer. En primer lugar, la mayoría de las personas se encuentra tan ocupada en su vida diaria que simplemente no tiene tiempo para administrar cuidadosamente su dinero y sus gastos.

Sin embargo, para las mujeres en especial, las consecuencias a largo plazo de los errores de administración del dinero pueden ser nefastas. A menudo las mujeres tienen menos recursos que los hombres. Una investigación del gobierno muestra que las mujeres ganan 22 por ciento menos que los hombres y ahorran menos de lo que ganan. Encima de esto, en la actualidad las mujeres con frecuencia viven unos cuantos años más que los hombres, según los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades. Todos estos factores combinados significan que los riesgos financieros son mayores para las mujeres.

¿Cómo pueden las mujeres mejorar sus probabilidades de éxito financiero? Aquí presentamos cuatro errores comunes que cometen las mujeres, y qué hacer para resolverlos.

  1. Ahorrar demasiado poco y demasiado tarde para la jubilación. Muchas mujeres no ahorran lo suficiente para la jubilación. Una encuesta realizada en 2014 por Transamerica Center for Retirement Studies descubrió que las mujeres contribuyen un promedio del 10.8 por ciento de sus ingresos a su cuenta jubilatoria, mientras que los hombres contribuyen un 11.4 por ciento. Esa diferencia puede ser insignificante a primera vista. Después de 30 años, sin embargo, esa tasa de contribución más baja puede significar $50,000 menos en ahorros jubilatorios para una mujer que gana $75,000 al año, según el Calculador 401(k) de Regions.com. Qué hacer: las mujeres pueden mejorar sus ahorros al aumentar su contribución jubilatoria cada año, por ejemplo, un por ciento más de su ingreso cada año.
  2. Demasiadas deudas en tarjetas de crédito/débito. En general, los hombres tienen más deudas que las mujeres, pero es más probable que las mujeres mantengan saldos renovables en las tarjetas de crédito, lo que aumenta los cargos, según un informe del 2012 realizado por la FINRA Investor Education Foundation. Por ejemplo, las mujeres tenían una probabilidad de cinco puntos más de porcentaje que los hombres en relación con prolongar un saldo, y seis puntos más de porcentaje en relación con abonar un cargo por pago demorado. Qué hacer: el informe sugiere que las mujeres se enfocan en cargar a su tarjeta de crédito solo lo que pueden pagar mes a mes, evitando así los cargos de interés, y buscan tarjetas de crédito con las tasas de interés más bajas.
  3. No ahorrar suficiente los servicios de cuidado de salud o los cuidados a largo plazo. Numerosos estudios han mostrado que las mujeres pagan más que los hombres para el cuidado de la salud. Los Centros para Servicios de Medicare y Medicaid, por ejemplo, notan que las mujeres gastan en promedio 25 por ciento más en atención médica que los hombres. Además, es más probable que las mujeres necesiten cuidados a largo plazo debido a su mayor longevidad. A pesar de los costos más altos que enfrentan las mujeres, tenían en promedio 35 por ciento menos ahorrado en cuentas de ahorros de salud (HSA) que los hombres en 2013, según el Employee Benefit Research Institute. Qué hacer: las mujeres deberían considerar establecer ahorros independientes para costos futuros relacionados con la salud y los cuidados a largo plazo, si aún no lo hicieron. Una HSA permite a los inversores reservar dólares sin impuestos para los gastos de la salud, pero esta cuenta se debe combinar con un plan de seguro de salud con un alto deducible. El seguro de salud a largo plazo también puede ayudar a las mujeres a protegerse ante riesgos financieros que requieran cuidados más extensos en el futuro.
  4. Invertir de manera demasiado conservadora. Un estudio del 2010 realizado por Boston Consulting Group descubrió que más del 70 de las mujeres encuestadas están a favor de un enfoque inversionista "equilibrado o conservador". Otras encuestas han descubierto que las mujeres tienen un mejor desempeño en la inversión a largo plazo en comparación con los hombres, ya que no actúan tan precipitadamente. Sin embargo, invertir de manera demasiado conservadora, como mantener una gran parte de los ahorros en efectivo o bonos, puede perjudicar su desempeño a largo plazo. Qué hacer: la firma de investigación sobre inversiones Morningstar Inc. recomienda que los inversores mantengan una parte de sus activos en acciones u otras inversiones con mayor potencial de crecimiento, al menos antes de la edad jubilatoria.

Un asesor de patrimonio de Regions puede ayudarla a rectificar cualquiera de estos errores de administración financiera y trabajar con usted para mejorar su situación financiera. Él o ella puede dirigir un proceso Regions Wealth Assessment®, que proporciona un enfoque integral de sus activos y pasivos, y lo ayuda a crear un plan patrimonial a largo plazo diseñado según sus necesidades y objetivos.

Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

Esta información es general en naturaleza y se brinda solo para fines informativos. Regions no hace declaración alguna en cuanto a la exactitud, integridad, puntualidad, idoneidad o validez de ninguna información presentada. No se debería confiar en o interpretar la información provista y los estados de cuenta realizados por los empleados de Regions como asesoramiento contable, de inversiones, legal o de impuestos, o planeamiento financiero. Regions le recomienda consultar con un profesional para recibir asesoramiento aplicable a su situación específica.

*Inversiones, anualidades y productos de seguros

  • No están asegurados por FDIC
  • No están garantizados por un banco
  • Pueden perder valor
  • No son depósitos
  • No están asegurados por ninguna agencia del gobierno federal
  • No están condicionados por actividades bancarias