¿A quién recurre la generación del milenio en busca de asesoramiento financiero?

¿A quién recurre la generación del milenio en busca de asesoramiento financiero?
Anterior

Resulta que mamá y papá son recursos valiosos cuando se trata de educar a los hijos adultos acerca del dinero.

Cuando están creciendo, los hijos suelen recurrir a sus padres cuando necesitan consejos: ¿cómo debo lidiar con un bravucón? ¿cómo se cura un corazón roto?

Pero cuando los adolescentes se vuelven adultos, ¿a quién recurren en busca de asesoramiento financiero? Adriana Martinez, vicepresidenta y gerenta de área de Administración de Patrimonio Privado de Regions en Miami, dice que la generación del milenio sigue recurriendo a sus padres. "Enfrentan más retos para alcanzar su independencia financiera que otras generaciones. Según Pew Research, tienen más deudas por préstamos estudiantiles y tarjetas de crédito, ganan menos dinero y les resulta más difícil encontrar trabajo", dice. "Desde que son jóvenes observan a sus padres trabajar, compensar sus chequeras y administrar sus hogares, y les es tranquilizador recurrir a ellos en busca de consejo".

Con esto en mente, los padres deben estar preparados para hablar de la forma en que administran sus finanzas y ofrecerles consejos. Para ponerlo en perspectiva para sus adultos jóvenes, los padres pueden hablar de los retos que enfrentaron a esa edad.

"Que recurran a usted en busca de asesoramiento financiero no solo es una oportunidad para fortalecer su vínculo, sino que además le permite encaminarlos hacia su independencia financiera", dice Martínez.

Particularmente las mujeres de la generación del milenio buscan orientación financiera de sus padres. Según la encuesta sobre Mujeres y Patrimonio de Regions, el 48 por ciento de las mujeres jóvenes respondió que lo hace. Y posiblemente necesiten y valoren sus consejos más que nunca, dice Martínez. "Vemos cada vez más mujeres que se convierten en contribuyentes claves o únicas proveedoras de sus familias, así que es importante que preparemos a nuestras hijas -e hijos- desde pequeños para que sean responsables con sus finanzas y aprendan a ser independientes", dice.

Además de darles consejos financieros, los padres deben alentar a sus hijos adultos a reunirse con un asesor financiero profesional.

"Es importante alentar a los adultos jóvenes a sentarse con sus padres y un asesor para hablar de sus metas financieras de corto y largo plazo", dice Martínez. "Un enfoque de trabajo en equipo puede ser una forma de guiarlos hacia su independencia financiera".

Un asesor financiero puede ayudar a impulsar la conversación acerca del valor del dinero, la importancia de ahorrar e invertir y de establecer un plan de acción que ayude a alcanzar las metas financieras. "Con todo este saber, su hijo podrá descubrir sus propias formas de tomar decisiones financieras según su estilo de vida y metas", dice Martínez. "Como padres, nuestro rol es seguir con el diálogo, apoyarlos y hacer comentarios positivos cuando corresponda".

Conozca más sobre el mentalidad de la generación del milenio.

Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

Esta información es general en naturaleza y se brinda solo para fines informativos. Regions no hace declaración alguna en cuanto a la exactitud, integridad, puntualidad, idoneidad o validez de ninguna información presentada. No se debería confiar en o interpretar la información provista y los estados de cuenta realizados por los empleados de Regions como asesoramiento contable, de inversiones, legal o de impuestos, o planeamiento financiero. Regions le recomienda consultar con un profesional para recibir asesoramiento aplicable a su situación específica.

*Inversiones, anualidades y productos de seguros

  • No están asegurados por FDIC
  • No están garantizados por un banco
  • Pueden perder valor
  • No son depósitos
  • No están asegurados por ninguna agencia del gobierno federal
  • No están condicionados por actividades bancarias